19 años despues


    Encuentros al viento

    Comparte
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Mar Jul 28, 2009 9:53 pm

    Habían pasado ni dos semanas desde el regreso a Hogwarts después de las vacaciones de verano, y mientras la mayor parte de los alumnos del colegio se dedicaban a sentarse junto al Lago Negro para refrescarse los pies, jugaban a cualquier cosa o se contaban los chismorreos del tiempo en que habían estado separados, una solitaria figura estaba pegada a la pared del castillo con un grueso tomo en las manos. Tenía las cubiertas de cuero marrón algo gastadas, sobre todo por el lomo y las esquinas, y las páginas estaban bastante desvencijadas y sueltas, teñidas de un color amarillento cuando antaño debían de haber sido blancas. De vez en cuando dejaba su lectura para hacer alguna que otra anotación en un trozo de pergamino que dejaba a su lado, con una letra pequeña y pulcra.

    -Ah...- suspiró, separando durante un segundo los ojos de las palabras escritas y alzando la mirada hacia el cielo azul, contemplándolo con los párpados entrecerrados- Espero terminar pronto esto para ponerme con Encantamientos...

    Catrina Lowe nunca había sido una chica muy sociable en lo general. Por supuesto hablaba con todo el mundo y siempre tenía una sonrisa y una palabra amable para quien lo fuese con ella, pero tenía más conocidos que amigos, porque desde pequeña había sido bastante introvertida. A su juicio, tampoco es que los necesitase. Tenía a su padre, Red, a su gato Louie y a un par de amigos que conservaba de su difusa infancia. Si bien conocía a todo el mundo prácticamente en el castillo, no podía considerar "amigos" propiamente dichos a casi ninguno de ellos.

    Volvió a suspirar y se centró de nuevo en su lectura y en sus anotaciones. Al menos hasta que sintió que el fragmento en el que estaba trabajando salía volando desafortunadamente en una corriente de viento demasiado baja. Se quejó sonoramente y se golpeó la cabeza contra el libro. Ahora tendría que levantarse e ir corriendo detrás para poder alcanzarlo. ¿Había algo que pudiese resultar más molesto? Entre bufidos y lamentaciones se puso de pie y se sacudió la ropa, cerrando el libro e introduciéndolo todo en su pequeño bolso gris que usaba para transportar los libros, y sin muchos ánimos comenzó a perseguir el trozo de pergamino, que bailoteaba burlón en el aire, como riéndose de ella y de sus pocos ánimos para correr.

    Lo estuvo siguiendo durante un ratito, haciendo caso omiso de los ojos curiosos que la observaban, y el mundo pareció sonreírle durante un instante cuando se percató de que el viento dejaba de soplar y que el pergamino comenzaba a descender lentamente hacia el suelo. Con los ojos completamente fijos en él, no se dio cuenta de que acababa de caer justo frente a alguien, y se tiró prácticamente al suelo a cogerlo, acabando llena de hierba por las rodillas y las manos, que también se le mancharon de tierra oscura. Fue en ese momento cuando se percató de la otra presencia y alzó sus grandes ojos, parpadeando curiosa ante la figura que acababa de aparecer.

    -Hola- dijo sin más- Bonita tarde, ¿verdad?
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Mar Jul 28, 2009 11:11 pm

    Damon Agger se encontraba en la entrada del castillo discutiendo con unos compañeros de su curso sobre un pequeño incidente que había pasado en la clase de pociones. Los chicos que en apariencia eran más grandes y fuertes intentaban intimidarlo para que se disculpara por lo que había pasado, pero él se negaba a ello porque no había sido el causante de que la poción de esos dos explotara, si eran unos incompetentes no era problema suyo. Además de que no tenia porque ayudarlos si algo no les salía, estaban cursando sexto curso lo que significaba que las asignaturas que estabas cursando tenían las mejores notas de los TIMOS, o al menos en pociones era así solo los que obtenían Extraordinario en sus TIMOS podía cursar la asignatura.

    -Iros a quejar al profesor por vuestro pequeño problema, pero a mi dejarme tranquilo-respondió mirando mal a los dos chicos que tenía enfrente y lo estaban amenazando con las varitas-Si sois unos ineptos para hacer una simple poción de un curso anterior no es mi problema. Ahora si me disculpáis-aparto a ambos chicos con el brazo pasando entre ellos y siguió su camino por los jardines del colegio.

    Paseaba por los jardines mientras observaba como el resto de los alumnos del colegio se divertían comentando lo que habían estado haciendo en las vacaciones o en el Lago Negro intentando que apareciera el calamar gigante que decían que vivía. Suspiro viendo el ambiente, era algo que no le llegaba a gustar aparte de que le hacía sentir incomodo por varias razones. Seguía sin comprender como algunos de su clase no tenían distinción de tipos de sangre, por suerte su pequeño grupo de compañeros pensaban como él; aunque había otra persona con la que estaba más unido que si que le había explicado el asunto, pero él seguía sin querer entrar a razones. Se paró un momento al pensar en esa persona y se pregunto por donde estaría, pero enseguida siguió caminando tendrían tiempo para verse, después de todo el curso acababa de comenzar. Cuando se dispuso a girar para caminando se tuvo que parar en seco porque en ese preciso momento se topo con una chica de cabello anaranjado que se encontraba tirada en el suelo y que lo miraba con sus ojos de color miel.

    -Hola- le dijo la chica sin más-Bonita tarde, ¿verdad?

    Me la quede mirando alzando una ceja, la chica tenía una apariencia un poco estrambótica.

    -No se qué es lo que tiene de bonito-respondió sin ganas-Aunque puede que para alguien que disfruta estar a cuatro patas en el suelo y ensuciarse de tierra y hierba si lo sea-se cruzo de brazos mientras seguía mirando a la de cabello anaranjado.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Miér Jul 29, 2009 12:09 am

    En ningún momento se había hecho un patrón de respuesta por parte del muchacho, ya que había aprendido, a base de golpes, que la gente nunca respondía como ella podía pensar en un principio que iban a hacerlo, de modo que se había acostumbrado a dejar la mente en blanco y a no sorprenderse por nada. Sin embargo algo saltó dentro de ella al escucharlo.

    -No se qué es lo que tiene de bonito. Aunque puede que para alguien que disfruta estar a cuatro patas en el suelo y ensuciarse de tierra y hierba si lo sea.

    Catrina parpadeó un par de veces más y se quedó sentada sobre sus rodillas, con el trozo de pergamino en las manos y los ojos fijos en los de él, como si intentase ver algo más a través de sus irises azules. Era consciente de que su insistencia podía ponerlo nervioso o molestarle, como solía sucederle, pero aun así no dejó de mirarlo ni un instante, ni siquiera cuando se aventuró a hablar.

    -Eres Damon Agger, ¿verdad? Slytherin. Sexto curso- inclinó la cabeza, sin dejar de mirarle directamente a los ojos- Y con respecto a tu comentario... A nadie con esa cara podría parecerle que el día es bonito.

    Agachó la cabeza y se levantó, sacudiéndose la ropa y las manos, guardando el pergamino en el bolso y echándose el pelo hacia atrás, sin preocuparse porque quedasen restos de tierra en las manos. Luego respiró profundamente y se elevó la cabeza. El muchacho era algo más alto que ella, pero era de suponer, por eso de que era un chico y encima de un curso mayor. Siempre le había parecido demasiado serio, y con esa estresante forma de pensar que tenían casi todos los Slytherin sobre la sangre y todo eso.

    -Soy Catrina Lowe- le tendió la mano, sin importarle si le interesaba saberlo o no- Y no es que disfrute especialmente estando a cuatro a patas, pero es un deporte curiosamente estimulante que deberías probar. A fin de cuentas no viene mal recordarnos que alguna vez fuimos animales. Añadámosle, de hecho, que llevaba un rato persiguiendo el papel que ha caído a tus pies y que para evitar males mayores, como que saliese volando de nuevo, decidí tirarme a recogerlo. Pero dudo que un señorito como tú sepa lo que es tirarse por tierra para coger algo que se le ha caído- dijo sin ningún tipo de maldad, inconscientemente, por una vez.

    Si bien era cierto que su lengua podía ser realmente afilada cuando quería, había ocasiones en las que Catrina decía cosas sin pensar en si podía ofender o no. Y aquella había sido una de esas ocasiones.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Miér Jul 29, 2009 10:21 pm

    La chica se me quedo mirando fijamente a los ojos, realmente no sabía muy bien que pretendía esta mirándolo tan fijamente, pero si lo que pretendía era ponerlo nervioso no lo iba a conseguir, porque solo había unos ojos que lo conseguía y no porque a él quisiera, sino porque las consecuencias del pasado así lo habían querido. Entonces vio que la chica abría la boca y de esta salió.

    -Eres Damon Agger, ¿verdad? Slytherin. Sexto curso. Y con respecto a tu comentario... A nadie con esa cara podría parecerle que el día es bonito.

    Al oír mi nombre me sorprendió y no pude evitar poner cara de sorpresa, después de todo esa chica no era de mi curso con lo que era un poco difícil que supiera mi nombre y más cuando éramos de casas diferentes.

    -¿Cómo sabes mi nombre?-le pregunte inmediatamente-Pues para la próxima vez antes de hacer ese tipo de comentarios fíjate antes en la expresión de tu interlocutor-la mire con el ceño levemente fruncido, su comentario me había puesto un poco de mal humor.

    Inmediatamente la chica se levanto y observe como se sacudía la ropa y manos y guardaba algo en su bolso. Cuando quedo totalmente en pie me seguía mirando con lo que seguí manteniendo la mirada en ella, por su estatura supuse que tenía que ser de un curso inferior a menos que fuera más alta que el resto de los de su curso. Entonces me fije en el escudo que llevaba en su uniforme y vi que era de Hufflepuff, una de las que más hijos de muggles tenía, no puede evitar poner cara de asco al verlo. Mientras seguía observándola vi que alzaba la mano y se me presentaba.

    -Soy Catrina Lowe. Y no es que disfrute especialmente estando a cuatro a patas, pero es un deporte curiosamente estimulante que deberías probar. A fin de cuentas no viene mal recordarnos que alguna vez fuimos animales. Añadámosle, de hecho, que llevaba un rato persiguiendo el papel que ha caído a tus pies y que para evitar males mayores, como que saliese volando de nuevo, decidí tirarme a recogerlo. Pero dudo que un señorito como tú sepa lo que es tirarse por tierra para coger algo que se le ha caído.

    -Deporte estimulante-solté mirándola con una ceja levantada, realmente esta chica no estaba bien de la cabeza-No le veo nada de estimulante a estar de cuatro patas en el suelo y ensuciándome la ropa-mire el uniforme de Catrina mientras ponía cara de horrible-Creo que pueden haber mejores formas de atrapar un papel que sale volando, como por ejemplo evitando que suceda. O es que no te han enseñado que las cosas importantes hay que tenerlas bien resguardadas-realmente esta chica era todo un caso-Y para tu información no soy ningún señorito y si sé que es tirarse al suelo, o al menos estar sentado y jugando en él-me lleve las manos al bolsillo y la mire con el ceño fruncido, parecía como si se estuviera proponiendo sacarme de mis casillas-Pero no soy un crío de cinco años como para estar haciéndolo-añadí.

    Me quede en pie mirándola, la verdad es que no sabía si continuar caminado y dejarla ahí o esperar a ver que contestaba, así que tras pensarlo detenidamente un rato decidí quedarme a ver con que me salía esta vez. Lowe parecía todo un caso extraño, pero a la vez era un tanto interesante y poca gente en la escuela lo era. Además se suponía que había prometido que me relacionaría con más personas y no podía romper esa promesa y menos cuando se la había hecho a esa persona. Suspire y me quede esperando, mientras cruzaba los brazos.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Miér Jul 29, 2009 11:30 pm

    Las primeras frases y la expresión de Agger al contemplar el escudo de su casa, cosido hábilmente en la túnica, le hicieron confirmar su teoría sobre los prejuicidos contra las otras casas, más bien contra los estudiantes que tenían algún parentesco sanguíneo con muggles, de modo que supuso que acabaría derivando en una conversación medianamente hostil, porque no sabía si el chico estaría predispuesto a mantener conversación con alguien como ella. Fue una nueva sorpresa para ella el comprobar que le respondía de forma normal, sin alterarse ni sin meterse con ella, y no pudo evitar esbozar una pequeña sonrisa complacida. Quizás la conversación no iba a ser tan mala después de todo.

    -Deporte estimulante- la cara que puso se le hizo de lo más graciosa- No le veo nada de estimulante a estar de cuatro patas en el suelo y ensuciándome la ropa. Creo que puede haber mejores formas de atrapar un papel que sale volando, como por ejemplo evitando que suceda. O es que no te han enseñado que las cosas importantes hay que tenerlas bien resguardadas. Y para tu información no soy ningún señorito y si sé que es tirarse al suelo, o al menos estar sentado y jugando en él. Pero no soy un crío de cinco años como para estar haciéndolo.

    Ladeó de nuevo la cabeza mientras se llevaba un dedo a los labios, parpadeando, con la mirada fija, como siempre. Suspiró sonoramente y se cruzó de brazos, observándolo durante unos segundos de silencio entre ambos. Él parecía estar esperando su respuesta, lo que se le antojó también bastante positivo. Nunca habría imaginado que tendría una conversación con un chico Slytherin mayor que él sin que de por medio hubiese insultos o vejaciones, que era más o menos a lo que estaba acostumbrada. Bueno, quitando que la acababa de llamar cría por estar revolviéndose por el suelo y algo así como irresponsable porque no había guardado el trozo de pergamino a tiempo; pero aquellos eran detalles menores a los que no les daba la menor importancia.

    Al final terminó por dar un par de pasos y cogerle de la mano, arrastrándolo hasta un árbol, donde se sentó plácidamente, apoyando su espalda contra el tronco del mismo y obligándolo a colocarse frente a ella. Suspiró profundamente y cerró los ojos, disfrutando del ambiente calmado y reposado de esos instantes. Cuando hubo dejado unos segundos más de tranquilidad, se cruzó de piernas y se inclinó hacia delante, abriendo los ojos y mirándolo con expresión relajada.

    -En fin. Empecemos por el principio. Uno- levantó un dedo- sé tu nombre como sé el nombre de lás de las tres cuartas partes de alumnos que están en este sitio. Dos- levantó un segundo dedo- Acababa de aterrizar en el suelo, ¿de verdad te crees que pensé en la cara de mi interlocutor? Tres- alzó uno más- no hay nada malo en ensuciarse la ropa. Del tres pasamos al seis, asociando el uno con el otro, porque me cuesta creer que una persona que sabe lo que es jugar en la hierba vea tan... cómo decirlo... ¿malo? que me tire al suelo a recoger algo que se me ha caído. Esto nos lleva al punto número cuatro, en el que te informo que se perfectamente que podría haberlo evitado de haberlo tenido guardado, pero dio la casualidad de que estaba escribiendo en él, y aún no he aprendido ningún hechizo que permita escribir dentro de una bolsa. Y añadir como quinta cosa que mi padre me ha enseñado muy bien y me ha educado perfectamente, la cuestión es que luego yo hago lo que me da la real gana.

    Sonrió, satisfecha y se quedó meciéndose hacia delante y hacia atrás, contenta consigo misma por su explicación. Se sabía extraña y excéntrica para todo, pero no le preocupaba en absoluto. Era su forma de ser, y a quien no le gustase siempre podía coger puerta e irse a otra parte donde no la viese. Siempre había sido su filosfía y no iba a cambiarla ahora, ni por él ni por nadie.

    -Yo estaba estudiando transformaciones cuando me salió volando el trozo de pergamino. ¿Tú que hacías, Damon?
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Jue Jul 30, 2009 11:46 am

    Mientras esperaba una respuesta por parte de Lowe, esta primeramente se llevo un dedo a los labios y poco después suspiro cruzándose de brazos, seguía mirándome fijamente y estuvo en silencio durante unos segundos, esto parecía como si fuera un juego de a ver quien aguantaba más sin responder. Cuando me quise dar cuenta esta se me había acercado, cogió mi mano y me dirigió hacia a un árbol, fue tan repentino todo que no pude reaccionar simplemente alce una ceja mientras me cuestionaba que es lo que pretendía esta extraña chica.

    En cuanto estuvimos en el árbol ella se sentó y apoyo en él, no me quedo más remedio que sentarme también porque Lowe me obligo a ello, esto se estaba volviendo un tanto patético por momentos como era posible que me dejara hacer eso por una chica y encima de una casa llena de hijos de muggles. Al pensar en eso puse una cara de asco, aunque por suerte o quizás no, la chica en ese momento tenía los ojos cerrados parecía como si estuviera haciendo algún tipo de relajación, realmente en esta escuela habían alumnos muy raros. A los pocos segundos volvió abrir los ojos y se cruzo de piernas mientras se inclinaba hacia mí, bueno parecía que por fin iba a hablar, así que me cruce de brazos y espere su respuesta que no tardo mucho en llegar.

    -En fin. Empecemos por el principio. Uno sé tu nombre como sé el nombre de los de las tres cuartas partes de alumnos que están en este sitio.-alce una ceja al oír ese comentario realmente esta chica era rarísima, quien desearía saberse el nombre de la gran parte del colegio-Dos acababa de aterrizar en el suelo, ¿de verdad te crees que pensé en la cara de mi interlocutor? Tres no hay nada malo en ensuciarse la ropa. Del tres pasamos al seis, asociando el uno con el otro, porque me cuesta creer que una persona que sabe lo que es jugar en la hierba vea tan... cómo decirlo... ¿malo? que me tire al suelo a recoger algo que se me ha caído.-no pude evitar fruncir el ceño, pero que se creía esta chica-Esto nos lleva al punto número cuatro, en el que te informo que se perfectamente que podría haberlo evitado de haberlo tenido guardado, pero dio la casualidad de que estaba escribiendo en él, y aún no he aprendido ningún hechizo que permita escribir dentro de una bolsa. Y añadir como quinta cosa que mi padre me ha enseñado muy bien y me ha educado perfectamente, la cuestión es que luego yo hago lo que me da la real gana.

    Cuando termino su dichoso discursito del que me confirmaba aun más que esa chica no estaba bien de la cabeza, porque nadie en su sano juicio haría lo que le diera la real gana o si, no pude evitar cuestionarme si realmente estaba juzgando un poco injustamente a esa chica por ese último comentario, después de todo no era alguien para cuestionar lo que hacían los hijos respecto a lo que sus padres les decían, mi expresión se volvió seria al pensar en ello. Al fijarme en Lowe vi que se mecía hacia delante y atrás con una expresión de satisfacción por su gran discursito, entonces mientras hacía eso me soltó.

    -Yo estaba estudiando transformaciones cuando me salió volando el trozo de pergamino. ¿Tú que hacías, Damon?

    Alce una ceja y me la quede mirando, un Hufflepuff estudiando, me sorprendió ese comentario ligeramente. No es que los de esa casa no pudieran ser estudioso, es solo que los que eran conocidos por ello eran los alumnos de la casa de Ravenclaw, aunque siempre habían excepciones y Lowe parecía serlo.

    -Sinceramente eres una chica muy extraña-le comente sin apartar la mirada de sus ojos-Porque sinceramente hay que serlo para querer saberse los nombres de la gran parte de los alumnos de este colegio-bufe antes de seguir con lo que venía-Veo malo tirarse al suelo para recoger una cosa, porque hay otras maneras de hacerlo. Además de que haciendo eso puedes hacer daño a alguien si al tirarte te chocas en esa persona-comenté con un ligero tono de enfado-No se en que curso estarás, pero en los primeros cursos suelen enseñar un hechizo muy útil para cuando quieres escribir en el exterior y hace mucho aire, el cual consiste en aumentarle el peso del pergamino para que no se marche volando-alce la cabeza, mirando a Lowe con suficiencia-Y me sorprende más que no lo sepas, cuando parece que eres una chica bastante lista o al menos estudiosa-volví a bufar-Simplemente me apetecía salir a pasear un poco-respondí a su pregunta secamente.

    La verdad era que no había salido solo para pasear, sino también para ver si podía librarme de aquellos dos pesados y encontrarme con ella, no pude evitar sonreír al recordarla. Entonces apoye ambas manos en el suelo, alce la mirada para mirar las nubes de ese claro día y suspire, no podía evitar preguntarme donde debía de estar.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Jue Jul 30, 2009 2:27 pm

    El muchacho volvió a alzar una ceja, y Catrina se preguntó qué podía haber de extraño en esa frase para que hiciese aquello. Que ella supiese había sido una pregunta muy normal, que buscaba una respuesta normal. Tampoco había sido nada del otro mundo.

    "Aunque bueno..." pensó "Quizás ha sido porque le he llamado por su nombre de pila..."

    Catrina tenía la mala costumbre de llamar por su nombre a todo el que conocía si no se le indicaba lo contrario, a sabiendas de que debía de hacer justo lo contrario, pero le parecía muy tonto llamar a alguien por el apellido cuando se tenía un bonito nombre al que acudir. Bien era cierto que no siempre era precisamente bonito, pero en el caso del chaval su nombre no le desagradaba y le gustaba más que su apellido, que le sonaba como una especie de rugido gutural, y se conocía lo suficiente como para saber que si empezaba a llamarlo Agger acabaría metiéndose con él, y por el momento no había ningun motivo para hacerlo.

    -Sinceramente eres una chica muy extraña.

    ¡Nueva sorpresa! Generalmente la gente se callaba ese comentario y lo cuchicheaba a sus espaldas. Damon era la primera persona en aquel colegio que le decía abiertamente lo que pensaba de ella, y eso la hizo sentirse un poco feliz. Incluso sonrió abiertamente. Era agradable averiguar que aún quedaba gente sincera, aunque no le hiciesen gracia los muggles.

    -Porque sinceramente hay que serlo para querer saberse los nombres de la gran parte de los alumnos de este colegio- no era el primero que le decía que no le veía utilidad- Veo malo tirarse al suelo para recoger una cosa, porque hay otras maneras de hacerlo. Además de que haciendo eso puedes hacer daño a alguien si al tirarte te chocas en esa persona- qué gracioso, parecía molestarle el que pudiese herir a alguien- No se en que curso estarás, pero en los primeros cursos suelen enseñar un hechizo muy útil para cuando quieres escribir en el exterior y hace mucho aire, el cual consiste en aumentarle el peso del pergamino para que no se marche volando. Y me sorprende más que no lo sepas, cuando parece que eres una chica bastante lista o al menos estudiosa.

    Al final iba a resultar que la imagen preconcebida que se había hecho de Damon Agger distaba un poco de la realidad. Aunque prejuicioso por la sangre y bastante orgulloso, no era tan desagradable ni tan antipático como podía haber imaginado. Además, era un chico sincero. Decía lo que pensaba y eso era algo muy importante y que valoraba mucho en las personas, y que había encontrado en muy poca gente, a parte de su propio padre. Siguió escuchando con atención y con una sonrisa.

    -Simplemente me apetecía salir a pasear un poco.

    Tampoco era precisamente la alegría de la huerta, pero ella no es que destacase por su jovialidad y alegría, así que no podía pedirle mucho más. Una nueva sorpresa se le vino encima al verlo curvar los labios en una sonrisa que se le antojó algo tierna. Mientras apoyaba las manos en la hierba e inclinaba el rostro hacia atrás para mirar el cielo, Catrina no pudo evitar soltar un suspiro y hablar de nuevo.

    -Qué sorpresa. Si sabes sonreír y todo. Ya pensaba que no te habían enseñado cuando eras pequeño...- soltó una risilla divertida- Qué mono...- se abrazó a sus propias piernas y lo miró- ¿Tienes novia o algo así? Es que has puesto una carita tan tierna cuando has sonreído, Damon.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Jue Jul 30, 2009 3:42 pm

    Seguía mirando el cielo y el pasar de la nubes, no me fije en si Lowe cambiaba su expresión de la cara o hacia algún gesto o movimiento. Prefería seguir mirando el cielo me ayudaba a tranquilizarme y no me hacía pensar en algunas cosas detestables. Mientras seguía absorto en mirar el cielo oí como la chica se reía.

    -Qué sorpresa. Si sabes sonreír y todo. Ya pensaba que no te habían enseñado cuando eras pequeño...-mi sonrisa desapareció en ese preciso momento- Qué mono...-baje la mirada del cielo y me la quede mirando.

    Nunca nadie me había llamado de esa forma, ni incluso mi familia. Era cierto que muy pocas veces sonreía lo detestaba o mejor dicho el ambiente en el que vivía me obligaba constantemente a estar con el ceño fruncido.

    -Pues sí que me lo enseñaron y demasiadas veces para mi gusto-le respondí con tono de enfado.

    Tras llamarme mono vi que se abrazaba sus piernas y me miraba fijamente, no me gusto nada eso. Algo me decía que se avecinaba algo que posiblemente no me gustaría.

    -¿Tienes novia o algo así? Es que has puesto una carita tan tierna cuando has sonreído, Damon.

    Esa pregunta no me la esperaba para nada y mi cara supongo que lo dejo totalmente claro, porque fue algo que me sorprendió muchísimo.

    ”Novia” pensé, una de las cosas que nunca me había planteado en toda mi vida y que seguía sin plantearme. Tenía mejores cosas en las que pensar que en tener novia.

    -No tengo novia, ni nada parecido a ello-le conteste secamente-Pues puedes sentirte orgullosa por haber visto esa cara, pocas personas la han visto-el tono de mi voz se había endurecido más de lo que debería, pero esa pregunta me había importunado-Pero te diré una cosa, Lowe-me calle por unos segundos-Esa persona es muy importante para mí-no sé porque le había dicho esto último, pero en parte me cabreaba el hecho de haberle contestado segundos antes de mala manera, ella no tenía la culpa de haberme preguntado eso. Suspiré.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Jue Jul 30, 2009 4:21 pm

    Tuvo que controlar las ganas de reír que le nacieron al ver la cara de perplejidad del muchacho por su pregunta. Estaba claro que ya no necesitaba una respuesta verbal. Damon acababa de aclararle el interrogante sólo con la expresión que había adoptado. Estaba resultando ser un muchacho de lo más divertido. Mucho más de lo que podía haber imaginado en un principio.

    "Si ya me lo dice Red siempre. No hay que juzgar nunca un libro por su portada."

    -No tengo novia, ni nada parecido a ello. Pues puedes sentirte orgullosa por haber visto esa cara, pocas personas la han visto. Pero te diré una cosa, Lowe- dejó de hablar durante unos segundos- Esa persona es muy importante para mí.

    Al final iba a resultar que no eran tan diferentes, después de todo. Ella tampoco tenía pareja ni intenciones por el momento. Nunca se había enamorado ni se había sentido atraída por nadie en especial, demasiado imbuída siempre en su propio mundo, ajena completamente a los sentimientos de las personas que no consideraba parte de su familia. Sonrió un poco y gateó hacia él, sentándose sobre sus piernas y mirándolo fijamente durante unos segundos. Alzó las manos y le cogió de los cachetes, estirándoselos un poco.

    -Eres bastante más majo de lo que podía haber esperado, Damon, me caes bien. Si eres capaz de poner esa expresión pensando en alguien es que en el fondo debes de ser un buen chico, no el idiota prejuicioso que había supuesto. Aunque bueno, está claro que tienes prejuicios, pero nadie es perfecto- suspiró- Por cierto, no me llames Lowe. Me gusta mi nombre. Puedes decirme Catrina o Cat o Catty, como quieras.

    Le soltó los cachetes y le dio un par de palmaditas, dejándole las mejillas algo enrojecidas.

    -Ale, con algo de color en la cara que sino pareces un muerto- se sentó más cerca de él, cruzándose de nuevo de piernas- ¿Entonces quién es?

    No es que fuese cotilla, realmente poco le importaba, pero tenía la mala costumbre de preguntar antes de pensar, y el chico estaba resultando ser un entretenimiento de lo más divertido.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Jue Jul 30, 2009 11:18 pm

    Me la quede observando fijamente, cada gesto que hacía Lowe podía ser algo inesperado. La vi sonreír e inmediatamente se me acerco gateando hasta quedarse a escasos centímetros de donde estaba, se sentó sobre sus piernas y me miro durante unos segundos en silencio, ahí venía otras de las suyas. No me equivoque mucho rápidamente alzo sus manos y me cogió de los cachetes, mientras me los estiraba un poco, a ese gesto que me hizo fruncí el ceño, detestaba que me estiraran de los cachetes pero aún así no le dije nada.

    -Eres bastante más majo de lo que podía haber esperado, Damon, me caes bien. Si eres capaz de poner esa expresión pensando en alguien es que en el fondo debes de ser un buen chico, no el idiota prejuicioso que había supuesto. Aunque bueno, está claro que tienes prejuicios, pero nadie es perfecto

    Me decía que tenía prejuicios, normal que los tenía por eso estaba en la casa que estaba. Además detestaba a los muggles, por culpa de uno de ellos mi vida había sido casi un infierno, aunque mi abuela insistía que eso había sido porque lo había querido de esa forma. Suspire, realmente esta extraña chica y sus comentarios me tenían que hacer recordar lo que más detestaba, pero aun así su franqueza me gustaba pocas personas habían como ella, sonreí.

    -Si no tuviera prejuicios creo que no estaría en Slytherin-le respondí mirándole a los ojos-Y la perfección no existe, porque si existiera esto aún seria más aburrido de lo que es.

    Lowe suspiro mientras aún me tenía cogidos los cachetes y vi que volvía abrir la boca para seguir hablando.

    - Por cierto, no me llames Lowe. Me gusta mi nombre. Puedes decirme Catrina o Cat o Catty, como quieras.

    Me la quede mirando un poco con sorpresa, había oído bien uno de los diminutivos que usaba para su nombre. Reí irónicamente, sinceramente este día se estaba volviendo muy extraño y solo había comenzado.

    -¿Has dicho Cat? ¿Con C o con K?-le pregunte sabia que el nombre de Catrina se escribía con C, pero quizás ella prefería escribir ese diminutivo con K-Coges confianza demasiado deprisa, ¿no crees?-le cuestione alzando una ceja-No nos conocemos tanto como para tratarnos tan informalmente, aunque parece que tu disfrutas llamando a la gente por su nombre.

    Tras eso me soltó de los cachetes dándole un par de palmaditas.

    -Ale, con algo de color en la cara que sino pareces un muerto.

    Ese comentario me hizo sonreír, era una chica graciosa a su manera y también simpática. Entonces se sentó aun más cerca de mí, mientras se cruzaba de piernas nuevamente y a continuación volvió a hablar.

    - ¿Entonces quién es?

    Esa pregunta me la esperaba tarde o temprano y tenía muy claro lo que iba hacer, pero al fijarme bien en la expresión de Lowe me di cuenta que no me lo preguntaba por ser cotilla, su expresión más bien era desinteresada. Así que cogí un poco de aire, bufe y me dispuse a contestarle, después de todo era un tema que no había tratado con nadie.

    -Mi hermana pequeña.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Vie Jul 31, 2009 12:17 am

    Sacó de nuevo el libro en el que había estado trabajando y cogió otro trozo bastante grande de pergamino, y se dedicó a rebuscar hasta que dió con un bolígrafo negro que tenía perdido por el fondo. Comenzó a dibujar indiscriminadamente cualquier cosa que se le pasaba por la cabeza: ojos, caras, muñecos diminutos, animales... mientras escuchaba la voz de Damon contarle cosas. Sonreía a cada palabra, demostrándole de esa forma que lo estaba escuchando y preparando cada respuesta que darle. Se detuvo y alzó la mirada, curiosa, cuando mencionó la palabra "hermana", sintiendo que la atenazaba aquel sentimiento nostálgico que siempre la inundaba cuando algo tenía que ver con hermanos, a pesar de que no recordaba haber tenido ninguno. Dejó el libro y el pergamino sobre su regazo y se balanceó hacia delante y hacia atrás, replanteándose de nuevo todo lo que había pensado responderle.

    -Uhm... bueno, yo no creo que el ser prejuicioso sea propio de Slytherin y sólo de Slytherin- se lamió los labios- a los de tu casa siempre los he considerado más bien ambiciosos, con ansias de poder y de superación. El prejuicio es algo que va dentro de todos los seres humanos, y que emerge antes o después. Dentro de mi propia casa hay gente prejuiciosa contra los que son como tú, por ejemplo.

    Volvió a garabatear un poco, dibujando al propio Damon en pequeñito sin darse cuenta hasta que lo hubo terminado, momento en el que soltó una risilla y se lo mostró.

    -Yo no creo que el mundo sea aburrido, simplemente hay que saber encontrar cada cosa en su momento, es tan tonto y como eso. Y es Cat con C. Y sí, me gusta llamar a la gente por su nombre más que por su apellido. Es una manía que he pillado de mi padre... él siempre llama a la gente así, incluso yo misma lo llamo Red. Pero si no quieres llamarme por mi nombre no pasa nada- alzó los hombros- Es que me gusta más tu nombre que tu apellido, si te soy sincera.

    Cogió de nuevo el pergamino y dibujó de nuevo a Damon, en esta ocasión sonriendo, como acababa de verlo hacía unos segundos. Le gustaba la sonrisa de Damon, era fresca, orgullosa y pícara. Intentó imaginar a su posible hermana, pero no era capaz de darle un rostro concreto, ni una personalidad. Sobre todo sabiendo que los hermanos podían llegar a ser muy diferentes entre ellos.

    -¡Así que tienes una hermana!- comentó al fin, como si hubiese acabado de decíselo ahora mismo- Qué bonito...- sonrió con algo de tristeza- ¿Cómo se llama? ¿Cómo es?- le mostró de nuevo el pergamino y le sacó la lengua- Es que me gustaría dibujarla contigo- volvió a colocarlo sobre su libro y esperó pacientemente su respuesta.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Vie Jul 31, 2009 1:45 pm

    Cuando termine de hablar me fije en que Lowe había sacado un libro y un trozo de pergamino en el que estaba garabateando. En el momento que había mencionado mi hermana vi que había alzado la mirada y mirado con curiosidad, pero a la vez note algo extraño en su mirada como si el haber mencionado a mi hermana le hubiese afectado. Poco después vi que dejaba el libro y el pergamino sobre su regazo y se comenzó a balancear, se la veía pensativa a lo que supuse que debía estar pensando en su contestación.

    -Uhm... bueno, yo no creo que el ser prejuicioso sea propio de Slytherin y sólo de Slytherin a los de tu casa siempre los he considerado más bien ambiciosos, con ansias de poder y de superación. El prejuicio es algo que va dentro de todos los seres humanos, y que emerge antes o después. Dentro de mi propia casa hay gente prejuiciosa contra los que son como tú, por ejemplo.

    No me sorprendió mucho ese comentario, porque de todos modos veía a los Slytherin tal y como los definían, sobre el tema de ser prejuicioso también se podía decir que tenía razón en parte.

    -Sabes muy bien cuáles son las cualidades que mejor definen a los Slytherin-le comente mirándole a los ojos- la mayoría son tal como los has definido, pero no todos son ambiciosos y tienen ansias de poder y superación-me detuve unos segundos-Por ejemplo en mi caso ni la ambición ni el poder son algo que realmente necesite, pero no negare que ser el primero o de los primeros de la clase me hace sentir muy bien-dije con orgullo-Aunque más bien estoy en esta casa por otro motivo-no continúe, no había razón de decirle que detestaba a los muggles-No solo en tu casa hay gente que esté en contra de los que son como yo, o mejor dicho que son Slytherin-mire hacia el cielo-, el resto de las casas del colegio detestan a los Slytherin igual que nosotros detestamos al resto de las casas.

    Lawe volvió a ponerse a garabatear, cuando se detuvo y se quedo observando lo que había dibujado soltó una risilla lo que me hizo preguntarme que le hacía gracia, aunque no tarde mucho en saberlo porque me mostró lo que acababa de dibujar que era una caricatura mía en pequeño. Al ver el dibujo no pude evitar sonreír levemente era la primera vez que alguien hacia un dibujo de mi y mas siendo un dibujo un tanto gracioso. Cuando termino de mostrármelo continuó con sus palabras.

    -Yo no creo que el mundo sea aburrido, simplemente hay que saber encontrar cada cosa en su momento, es tan tonto y como eso.

    No era tan sencillo encontrar el momento para ver que el mundo no era aburrido, menos cuando vivías en una situación o habías vivido una situación que no te gustaba, porque entonces todo te parecía detestable y aburrido. La mire con cara de cómo tu digas mientras bufaba, no quería discutir sobre ese tema.

    -Y es Cat con C.-al oír que era con C suspire de alivio- Y sí, me gusta llamar a la gente por su nombre más que por su apellido. Es una manía que he pillado de mi padre... él siempre llama a la gente así, incluso yo misma lo llamo Red. Pero si no quieres llamarme por mi nombre no pasa nada- alzó los hombros-Es que me gusta más tu nombre que tu apellido, si te soy sincera.

    Al mencionarme que era un hábito que había cogido de su padre me hizo gracia y me reí, más bien solté una pequeña carcajada, las manías siempre son un mal habito y los hijos suelen pillarlas de sus padres, al menos a la mayoría les sucede eso.

    -No es que no quiera llamarte por tu nombre-la mire-Catrina-me cruce de brazos-Es solo que me enseñaron que no está bien tratar con confianza a la gente sin conocerla-cerré los ojos-Gracias-le sonreí-, es lo único que conservo de mi madre.

    La chica volvió a centrarse en su pergamino para volver a dibujar, parecía que disfrutaba mucho dibujando, pero al rato vi que se detenía y se quedaba pensativa parecía que algo no iba bien del todo o que algo le faltaba.

    -¡Así que tienes una hermana! Qué bonito...- sonrió con algo de tristeza, estaba claro que el tema familiar o mejor dicho el de hermanos le afectaba bastante- ¿Cómo se llama? ¿Cómo es?

    Mientras me preguntaba eso ultimo me mostro el dibujo que acababa de hacer donde salía sonriendo, al mostrarme el dibujo me saco la lengua. Sonreí ante ese gesto, pero sin hacerme mucha gracia el que me sacara la lengua.

    - Es que me gustaría dibujarla contigo

    Así que quería saber de mi hermana no por curiosidad, sino porque también la quería dibujar. Vi que dejaba el pergamino otra vez sobre el libro y que se quedo esperando mi contestación.

    -Se llama Katherin y es un año menor-empecé a responderle mirando a los alrededores-Se encuentra también en Hogwarts estudiando, aunque ella pertenece a Ravenclaw-me detuve unos segundos-Somos bastante diferentes, ella se preocupa por todo, no le gusta que hayan malos entendidos y tampoco hace ningún tipo de diferencias con la gente-sonreí con ternura-Físicamente se podría decir que tiene más o menos tu estatura, es rubia y los ojos verdes-fruncí ligeramente el entrecejo y me quede callado, volvía a recordar cosas que detestaba.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Vie Jul 31, 2009 3:07 pm

    Apoyó los codos sobre las rodillas y la cabeza entre las manos, escuchándole. Así que no era como el resto de Slytherin, no tenía ambición ni tampoco ansiaba un gran poder. No supo decirse en ese momento si aquello era bueno o malo, ¿tendría alguna meta ese chico? ¿O simplemente estaba estudiando allí porque era lo que todos hacían, lo correcto? No tenía la menor duda de que Damon iba a ser siempre una cajita llena de pequeños misterios, y eso lo hacía un poco más interesante que el resto. Sin embargo seguía teniendo ese pequeño defecto... si no estaba en esa casa por H lo estaba por B, y creía saber cual era ese motivo. Suspiró y se rascó la nuca. Nada podía hacer por un caso perdido como él en ese momento... aunque quién sabía. Quizás con el paso del tiempo eso se fuese borrando poco a poco.

    En su rostro se dibujó un nuevo gesto de sorpresa al escucharlo reír. Vaya, no sólo sabía sonreír, sino que también conocía lo que era la risa. Eso sí que le resultó divertido. Al final realmente no iba a ser el chico soso que había pensado siempre por su apariencia seria y su habitual mal humor.

    -No es que no quiera llamarte por tu nombre, Catrina. Es solo que me enseñaron que no está bien tratar con confianza a la gente sin conocerla- cerró los ojos- Gracias, es lo único que conservo de mi madre.

    Dejó de dibujar y sonrió suavemente, jugueteando con el boli entre sus dedos. Así que era algo de su madre, ese nombre. Giró un segundo la cabeza en otra dirección. No quería que viese la expresión dolida de sus ojos. Los cerró con fuerza y contó hasta diez, susurrando.

    "5"

    Ella no era así.

    "6"

    No era débil.

    "7"

    No era llorona.

    "8"

    No echaba de menos.

    "9"

    No suspiraba por un pasado que no podía recordar.

    "10"

    Suspiró lentamente y separó los párpados, enfocándolo de nuevo con su sonrisa templada de siempre, escuchando con atención la descripción de la chica. Katherin. Aquello sí que había sido curioso. De modo que había sido por eso por lo que le había preguntado si Cat era con C o con K. Bueno, como parecía dispuesto a llamarla Catrina no creía tener ese tipo de problemas de ese momento en adelante. Se la imaginó como una princesita de cuentos: dulce, entrañable, cariñosa, con cierto aire de bondad y timidez rodeándola; con unos enormes ojos verdes y una melena rubia y sedosa. Sus dedos se movieron solos y comenzó a dibujar la imagen que tenía en mente, sin otro patrón que la descripción de Damon.

    -Debe de ser una buena chica- comentó, mientras dibujaba- Seguro que es la única que puede sacar tu lado entrañable. Yo no tengo hermanos, ¿sabes? El tenerme a mí ya fue una locura para mi padre y no creo que intente conseguir más niños. Así que me he criado siempre con él y con nuestra gata, Louie. También viene a vernos de vez en cuando una amiga de mi padre, Rosemarie. Y por supuesto también están Steven y Mónica- siguió hablando sin saber muy bien por qué le estaba contando aquello que sabía que no le interesaba- Son mis amigos- aclaró- muggles. Ambos. Les hizo mucha ilusión que entrase en Hogwarts, al igual que a mi padre. Rosemarie resultó ser una bruja y todo, ¿sabes? Es la que le explica a Red cómo va todo el rollo de las lechuzas porque él sólo no se aclara- rió.

    Cuando terminó le tendió el pergamino de nuevo a Damon para que lo comprobase y le diese el visto bueno, y de pronto se dio cuenta de que se sentía bastante cómoda estando con él, a pesar de que seguramente él ni pensaba lo mismo ni tenía intención de hacerlo. Seguramente todo lo que le había contado ella le daba igual y sólo estaba ahí porque no tenía nada mejor que hacer, pero para Catrina era casi como estar con uno de sus amigos. Y eso se le hacía raro, porque no solía sentirse así cerca de nadie.

    -¿Qué tal? ¿Por algún casual tiene algún parecido con tu hermana de verdad?
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Vie Jul 31, 2009 4:46 pm

    Mientras le estuve hablando Catrina se había acomodado y escuchaba atentamente mis palabras, la verdad es que me sorprendió mucho esa actitud en ella. Era la primera vez o de las primeras que alguien que no era Slytherin dedicaba tanto su atención a uno y más sin molestarse mucho por cómo somos con respecto al resto de las casas, pero es que esta chica era diferente y probablemente o preferí pensar eso era debido a sus rarezas. Cuando en la conversación mencione a mi madre me fije que giraba la cabeza, quizás debería haberme callado ese comentario o al menos haberme dado cuenta que solo había mencionado a su padre y eso era razón suficiente para dar a entender que no tenía madre o no vivía con ella.

    -Lo siento-me disculpe en cuanto vi su reacción.

    Poco a poco vi que se relajo y me sonrió, mientras escuchaba como le iba describiendo a mi hermana. Me sentía muy a gusto hablando con ella, era algo extraño ni con mis supuestas amistades de Slytherin me había pasado, aparte de que tampoco había llegado a coger confianza con nadie como para hablarle sobre mi hermana. Las pocas veces que Katherin y yo nos habíamos visto habían sido encuentros rápidos y donde poca gente circulaba, no me importaba que me vieran hablando con alumnos de otras casas pero detestaba que pudieran sacar conclusiones erróneas y más si esas conclusiones podían afectarle a mi hermana. Durante el rato que le hable de ella, Catrina se había vuelto a poner a dibujar e iba haciendo comentarios sobre Katherin.

    -Tienes bastante razón, es de las pocas personas que consigue sacar mi lado más tierno por decirlo de alguna manera-sonreí con desgana por haber tenido que decir la palabra tierno.

    Inmediatamente se me puso hablar de su familia, la verdad es que eso me sorprendió aunque no lo demostré con ninguna expresión, le deje que me explicara todo no era algo que le había pedido pero tampoco le iba a decir que no me lo contara. Me hablo de su padre, de su gata, una amiga de su padre y de dos amigos suyos que eran muggles, bufe al oír esa palabra.

    -A los muggles el poder venir a un colegio de magia siempre les hace mucha ilusión, siempre y cuando les guste la magia-comente con desagrado-Pero no se paran a pensar detenidamente lo que realmente significa todo esto y hacen que seamos nosotros los sangres limpias los que nos tengamos que amoldar a su sistema de vida-bufe con exasperación.

    En cuanto termino con el dibujo que estaba haciendo me lo paso.

    -¿Qué tal? ¿Por algún casual tiene algún parecido con tu hermana de verdad?

    Me quede mirando fijamente el dibujo y sonreí al verlo, porque la verdad es que el dibujo se daba un aire a Katherin por no decir que se parecían bastante. Entonces levante la mirada del dibujo y mire a Catrina.

    -Sinceramente se parece bastante a mi hermana, ¿seguro que no la conoces?-le pregunte, porque sinceramente es que me sorprendía mucho que el dibujo sé pareciera tanto a ella-Como te he mencionado antes se llama Katherin, Katherin Agger, está en quinto curso y pertenece a Ravenclaw-le especifique.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Vie Jul 31, 2009 10:50 pm

    Sonrió satisfecha al ver que Damon le daba el aprobado a su dibujo y dejó las cosas en la hierba, alzando las piernas cruzadas y abrazándose a ellas. Estaba bastante nerviosa e inquieta y eso no era precisamente lo habitual, ¿acaso era porque estaba haciendo buenas migas con el muchacho? ¿Por qué sentía que podían a llegar a hacerse amigos? Seguía sin cuadrarle, a fin de cuentas, nunca se había considerado nadie necesitada de amigos, ya que era muy feliz con lo que tenía en su casa.

    “Pero el tiempo que estoy aquí… la verdad es que lo paso sola… tener amigos en Hogwarts después de cinco años no estaría tan mal…”

    Enterró la cara tras las rodillas, dejando únicamente visibles de ojos para arriba, contemplando al chico.

    -Sinceramente se parece bastante a mi hermana, ¿seguro que no la conoces? Como te he mencionado antes se llama Katherin, Katherin Agger, está en quinto curso y pertenece a Ravenclaw.

    -Katherin Agger. Quince años. Ravenclaw…

    Irguió la cabeza y cogió el trozo de pergamino, bajando las piernas y centrando su mirada en el dibujo, frunciendo el ceño en una graciosa mueca y concentrando todas sus energías en intentar plasmar el dibujo en realidad, en un rostro dulce, un cabello rubio, unos ojos verdes…

    -¡Oh! ¡Sí! ¡Sé quién es tu hermana! Bueno, la he visto varias veces paseando por aquí y por allá, pero pertenecía a ese pequeño porcentaje de alumnos cuyo nombre no conocía- rió. Cortó el trozo en el que salían ambos y lo firmó, tendiéndoselo de nuevo- Puedes quedártelo si quieres, Damon. Te lo regalo. Aunque bueno, quizás lo prefieras en mejores condiciones. Puedo hacer otro, si quieres.

    Lo dejó sobre el césped para que fuese elección del muchacho y colocó de nuevo su material de dibujo sobre las rodillas, haciéndose con un nuevo trozo de pergamino y con el bolígrafo, que comenzó a hacer girar entre sus dedos, pensando en qué podía dedicarse ahora. De pronto, recordó sus palabras, su disculpa y su comentario sobre los muggles, y creyó oportuno hacer hincapié en ambos puntos. Primero se puso de rodillas y se inclinó hacia delante, sujetando las cosas con la mano izquierda, alzando la derecha para darle un par de palmaditas en la cabeza y revolverle el pelo en una caricia muy suave.

    -No tienes por qué pedir perdón por nada, Damon. Además, ni siquiera sé muy bien a qué vino- se rió, volviendo a tomar asiento- Y con respecto a lo que dijiste sobre los muggles… bueno, la verdad es que yo no lo veo así. Los muggles son gente de otro mundo diferente, y los que vienen a estudiar aquí tienen que adaptarse a un lugar con costumbres y formas de ver las cosas completamente nuevas, y les cuesta, no siempre pueden. A vosotros os parecen molestos porque lleváis toda la vida viviendo así y haciendo las cosas de determinada manera, pero si os dejasen sueltos en el mundo muggle sin ayuda, seguramente estaríais tan perdidos como ellos aquí. Además, yo pienso que sin muggles, los “sangre limpia”, como os llamáis vosotros, llegaría a un punto en que no podrían reproducirse, porque tanto roce entre familias crean hijos con enfermedades y deformaciones, y eso no es bueno. Siempre me ha parecido que vivimos una especie de simbiosis, y si uno de los dos desaparece… ¡Pof! Deja de ser lo mismo e incluso es peligroso. Los muggles también dependen de nosotros aunque no lo parezca. No sabría decirte cómo, pero sé que es así- se detuvo unos segundos- No sé si piensas así o no, o siquiera si me vas a hacer caso. Sólo te pido que cuando estés en mi presencia tengas un poco más de respeto por ellos porque mi padre y mis mejores amigos lo son, y creo que al menos debes de ser más cuidadoso simplemente por lo que significan para mí. Métete conmigo si quieres por no tener un origen claro, pero no los insultes gratuitamente simplemente porque son diferentes a ti.

    Después de eso, sonrió como siempre y volvió a centrarse en su lienzo improvisado, comenzando a hacer trazos y más trazos, intentando darle forma a lo que en un principio no parecía ser nada, como si lo que acababa de decir no hubiese tenido lugar.

    -¿Ya tienes pensado qué quieres ser cuando acabes en Hogwarts, Damon? Yo no, la verdad. Pero estoy en quinto, me queda tiempo. Ni siquiera he hecho los TIMOS aún. Pero a ti te quedan sólo dos años, ¿ya sabes qué vas a hacer con tu vida?- preguntó, sin siquiera apartar la vista del papel.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Sáb Ago 01, 2009 12:04 am

    Al terminar de preguntarle si conocía a mi hermana, Catrina que se encontraba abrazando sus piernas y con la cara apoyada en sus rodillas se quedo pensativa y murmuro el nombre de Katherin mientras miraba el dibujo que había hecho. Durante ese proceso vi cómo cambiaba de postura y cogía el pergamino para fijarse mejor en él. Poco después exclamo que si la conocía, al menos de vista, la verdad es que me lo esperaba Katherin no era una chica que destacara mucho, sonreí por saber que al menos mi hermana no era del todo el punto de mira de todo ser viviente en la escuela. Mientras pensaba en ella oí el ruido de pergamino siendo rasgado entonces me fije que era Catrina que estaba rasgando el pergamino donde había dibujado.

    -Puedes quedártelo si quieres, Damon. Te lo regalo. Aunque bueno, quizás lo prefieras en mejores condiciones. Puedo hacer otro, si quieres.

    Tras decir eso dejo el dibujo en el suelo, me lo quede mirando no sabía si cogerlo o no, entonces pensé que no estaría mal cogerlo total siempre se lo podía dar a Katherin aunque fuera un regalo que me habían hecho. Suspire y me incline para cogerlo. En cuanto lo tuve en mis manos lo doble con cuidado y me lo guarde en uno de los bolsillos, otra cosa más para comentarle a mi hermana, sonreí. En el transcurso en el que dude entre coger o no el dibujo Catrina se había puesto de nuevo con su material de dibujo, pero enseguida se puso de rodillas inclinándose un poco hacia adelante y me dio unas palmaditas en la cabeza con su mano derecha que a continuación lo cambio por revolverme el pelo, me comentó que no tenía que disculparme con ella mientras rió y se volvió a sentar, para soltarme un discursito en defensa de los muggles.

    - Y con respecto a lo que dijiste sobre los muggles… bueno, la verdad es que yo no lo veo así. Los muggles son gente de otro mundo diferente, y los que vienen a estudiar aquí tienen que adaptarse a un lugar con costumbres y formas de ver las cosas completamente nuevas, y les cuesta, no siempre pueden. A vosotros os parecen molestos porque lleváis toda la vida viviendo así y haciendo las cosas de determinada manera, pero si os dejasen sueltos en el mundo muggle sin ayuda, seguramente estaríais tan perdidos como ellos aquí. Además, yo pienso que sin muggles, los “sangre limpia”, como os llamáis vosotros, llegaría a un punto en que no podrían reproducirse, porque tanto roce entre familias crean hijos con enfermedades y deformaciones, y eso no es bueno. Siempre me ha parecido que vivimos una especie de simbiosis, y si uno de los dos desaparece… ¡Pof! Deja de ser lo mismo e incluso es peligroso. Los muggles también dependen de nosotros aunque no lo parezca. No sabría decirte cómo, pero sé que es así

    Cuando termino con su discurso me puse en pie muy enfadado, apretando los puños y mirándola con el ceño bien fruncido, no me importaba que los defendiera total me daba igual, pero jamás los iba a admitir y menos que me dijeran que ellos eran los que lo pasaban mal para adaptarse a nosotros. Luego estaba el tema de la sangre, era cierto que cada vez habían menos sangres limpia y que se tenía que recurrir a eso, lo podía aceptar pero no del todo.

    -Siento decepcionarte, pero no pienso como tú-le dije fríamente y mirándola con enfado-Esos malditos muggles no se merecen me respeto ni aprobación, jamás los voy a ver con buenos ojos y puedes decir lo que te parezca que no va a cambiar mi forma de pensar-me detuve unos segundos-Se perfectamente que los necesitamos para que la sangre de magos perdure, pero no tienen ningún derecho a imponerse como algo importante-fruncí aun más el ceño-Uno de ellos ha destrozado mi infancia así que no pretendas que les vaya a tener simpatía. Si esa maldita mujer muggle no hubiera aparecido en la vida de mi padre, ahora quizás estaría viviendo con mi padre, mi madre y mi hermana, pero no ha sido así ahora vivo con mis abuelos porque no puedo ver a esa mujer ni en pintura y odio a mi padre por haberse vuelto un estúpido mago que ha dejado la magia de lado para dedicarse a hacer todo a la manera muggle cuando está viviendo en un pueblo exclusivo de magos-me detuve para coger aire-Cuando vives este tipo de situaciones no es nada fácil ver con buenos ojos a los muggles y menos cuando te van diciendo que no son malos, no hacen nada en contra de los magos y que son ellos los que lo tienen difícil para adaptarse a nosotros. Esa mujer en vez de decirle a mi padre que siguiera con su vida de mago, le ha ido animando en que fuera aprendiendo mas y mas cosas sobre como lo hacen los muggles, al principio pensé que no estaba del todo mal aprender esas cosas, pero al ver que mi padre se desentendía de la magia comprendí que lo que esa mujer estaba haciendo no era alguno bueno-bufe-Así que no me digas que les tenga respeto, si se diera el caso de que conociera a algún conocido tuyo muggle no le despreciaría no soy tan mala persona, pero no te prometo que me fuera a agradar

    Me quede callado durante un buen rato aun con el enfado encima, entonces Catrina me preguntó si tenía pensado que iba hacer cuando terminara Hogwarts y con mi vida.

    -No he pensado aun muy bien que voy hacer con mi vida cuando termine aquí, pero supongo que será algo relacionado con las pociones-respondí con frialdad, el enfado que tenía no se me iba a pasar con facilidad.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Sáb Ago 01, 2009 12:37 am

    El discurso de Damon le hizo apartar los ojos de sus dibujos y centrarlos en él, que se había puesto de pie y la observaba, iracundo. Sus argumentos no le gustaron para nada, mucho menos le parecieron buenos. No era justo que por que se hubiese topado con una manzana podrida pusiese a todas las demás en la basura. Con todo y con eso, no dijo nada hasta que se hubo asegurado que el muchacho había dicho todo lo que tenía que decir. Incluso cuando hubo respondido a su última pregunta. Después de eso alzó los hombros y siguió con sus garabatos durante un par de minutos, frunciendo el ceño ella también, pensando en cómo responderle sin destrozar el buen camino que acababan de labrarse juntos. Podía decirle muchas cosas y ser realmente desagradable con él, porque sabía serlo. Era una de las cosas que había aprendido de Red, si portentosa lengua viperina a la hora de hacer daño a los demás; pero no quería hacer eso ni mucho menos. No quería herir a Damon, después de todo, porque no era algo con lo que disfrutase a no ser que lo creyese merecido, y en el caso del muchacho no era así, a pesar de que no le parecía justo su pensamiento.

    -Pues la verdad es que sí que es un poco decepcionante- dijo, alzando la mirada, en ese momento nada despistada ni distraída sino muy seria y firme, como su voz - Nunca he pensado que los muggles intenten imponerse. Nunca. Y ya es de por sí lo suficientemente difícil la convivencia como para ralentizarla más con esa forma de pensar. Y tampoco me parece justo que por que una persona, que haya dado la casualidad que es muggle, haya destrozado tu vida tengas que odiar a los demás muggles. ¿Si hubiese sido una bruja también habrías odiado a todas las brujas? ¿Y no crees que tu padre también tiene parte de culpa por dejarse engatusar por ella para desviarse del camino en el que estaba? Es muy fácil culpar a otros, Damon. Muy, muy fácil. Y mucho más fácil es meter a todos en un mismo saco, sólo porque tienen en común que no son magos. Además, déjame decirte que no hace falta que te agraden mis conocidos, sólo quiero que los respetes, porque antes que muggles, magos o brujas, son personas. Y todas las personas merecen respeto simplemente por serlo.

    Devolvió la vista a sus trazos pero sin hacer ninguno. Sólo jugueteaba con el boli entre los dedos. Nunca se había preocupado en defender de aquella manera a los muggles, porque generalmente pasaba de los comentarios puristas, porque la parecían tontos, absurdos y sin sentido. Pero realmente le había molestado que Damon no fuese capaz de respetarlos. Le daba igual que no le gustasen. A ella tampoco le gustaban muchas cosas con las que se había topado pero no había tenido más remedio que agachar la cabeza y asumirlas. ¿Acaso su orgullo era lo que le hacía mantener esa posición tan férrea en contra de la gente no mágica?

    -Pero tú harás lo que te de la gana, obviamente. No he conocido todavía a un solo Slytherin que de el brazo a torcer con respecto a estas cosas- suspiró sonoramente y se tumbó sobre la hierba, con el libro encima y todo- Mira, da igual, Damon. Déjalo. Me estabas cayendo bastante bien y no quiero estropearlo por una estúpida discusión sobre algo que no vas a cambiar de opinión. Deberías tener más tratos con muggles o hijos de muggles para ver que te equivocas, y si bien es cierto que hay manzanas podridas entre nosotros... no todos somos tan terribles... Para una persona interesante que conozco no quiero perderla ahora por esta chorrada- murmuró.

    Se irguió, con los ojos entreabiertos y comenzó a desenredarse el pelo con los dedos, quitándose los trozos de hierba que encontraba entre onda y onda. Lo miró y le dedicó una sonrisilla.

    -¿Vas a volver a sentarte o sigues demasiado enfadado conmigo como para hacerlo? No me gusta hablar con la gente estando yo sentada y ellos de pie.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Sáb Ago 01, 2009 1:40 am

    Catrina no me contestó hasta que habían pasado unos minutos desde que había dejado de hablarle, seguía alterado por el tema de conversación detestaba hablar sobre él más que cualquier otra cosa, no lo hablaba ni con el resto de miembros de mi casa y eso que ellos también detestaban a los muggles. Cuando hablo me soltó un buen discurso en el que seguía defendiendo a los muggles, no era extraño después de todo ella había convivido con ellos y conocía a más.

    - ¿Si hubiese sido una bruja también habrías odiado a todas las brujas? ¿Y no crees que tu padre también tiene parte de culpa por dejarse engatusar por ella para desviarse del camino en el que estaba?

    Esas preguntas me hicieron volver a enfadar desmesurada mente, si hubiera sido una bruja y encima lo de mi padre.

    -Si fuera una bruja supongo que también me lo habría tomado igual. Y claro que sé que mi padre tiene gran parte de la culpa por dejarse engatusarse por esa mujer-alce la voz sin darme cuenta-Él es la razón que hace que no pueda mirar a Katherin a los ojos, porque cuando se los veo me lo recuerda-cerré los ojos por la rabia que sentía.

    Las palabras que fueron tras esas preguntas las escuche, pero mi mente estaba tan nublada por la rabia que sentía que no las escuche perfectamente. Muchas veces me había enfadado con mi padre y también con mi abuela por el tema, pero nunca había llegado a este extremo, no sé porque me molestaba tanto que Catrina me dijera esas cosas. Bufe intentando calmarme y dirigí la mirada hacia ella. Había vuelto a ponerse a dibujar o eso es lo que parecía, porque más bien estaba jugueteando con su bolígrafo, poco después se estiro en el césped no sin antes decirme que hiciera lo que me diera la gana mientras suspiraba sonoramente. Claro que iba hacer lo que me diera la gana, pero aun así no sé porque me sentía tan mal al respeto.

    -Respecto a lo de que me relacione con muggles no eres la primera persona que me lo dice, mi abuela me insiste mucho con el tema e incluso Kat me ha comentado que no me iría mal conocer alguno-le respondí mientras me acordaba de cómo me había insistido Katherin en que tenía que suavizarme respecto al tema porque me quería presentar a su amiga Alice.

    Poco después se volvió a sentar y se dedico a quitarse las hojas que tenía en el cabello, cuando más o menos término me miro y me sonrió.

    -¿Vas a volver a sentarte o sigues demasiado enfadado conmigo como para hacerlo? No me gusta hablar con la gente estando yo sentada y ellos de pie.

    Al oír esas palabras simplemente pude suspirar y a continuación me volví a sentar, aunque no sabía bien porque, supuse que porque era mas cómodo estar sentado que de pie o quizás se debía a otra cosa.

    -¿Mejor así?-le pregunte en cuanto estuve sentado-Y respecto a lo de caer bien-me quede callado un momento-[color=cyan}, creo que tu también me estas empezando a caer bien[/color]-intente sonreí, aunque tuve la impresión de que me salió un gesto extraño.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Sáb Ago 01, 2009 11:34 pm

    Tuvo que reconocer que fue un poco chocante el escuchar de los labios del propio Damon que no podía mirar a los ojos a su hermana sin acordarse de su padre, y que eso le impulsaba a no tener contacto visual con ella. Incluso la entristeció ese pequeño dato. Tener a alguien tan querido y cercano como un hermano o una hermana y no ser capaz de mirarle directamente a la cara...

    Lo observó todo el tiempo, tan molesto, tan enfadado por todas y cada una de las palabras que le había dedicado en defensa de los muggles. Le dio rabia. Muchísima, por primera vez en mucho tiempo, quizás no por el hecho de que estuviese despreciando a los muggles, sino porque Red iba incluído en ese grupo, y no había persona en el mundo que le importase más que él. Sin embargo se había dicho no continuar con aquella conversación, porque era lo mejor, ya que sentía que podía pasarse la vida discutiéndole aquel tema sin darle en ningún momento la razón, hasta que el tuviese que reconocer la verdad.

    ¿Desde cuando era tan competitiva?

    Le complació ver que le hacía caso y tomaba asiento junto a ella. Al menos en algo sí que podía convencerlo con palabras. Soltó un suspiro algo cansado y lo miró al escuchar que hablaba de nuevo.

    -¿Mejor así? -preguntó. Catrina asintió con la cabeza sin dejar de sonreír- Y respecto a lo de caer bien... creo que tu también me estas empezando a caer bien.

    Aquellas palabras volvieron, una vez más, a sorprenderla. Sin duda Damon era toda una caja de sorpresas. Más todavía lo fue su intento de sonrisa, que quedó en una mueca muy rara que se le hizo tremendamente graciosa. Y lo intentó. Intentó contenerse la risa y ahogarla lo máximo posible, pero no pudo. Damon tenía una cara tan graciosa en ese momento... Comenzó a reírse a carcajada limpia, a sabiendas de que podía sentarle mal, pero no podía evitarlo.

    -¡L-lo siento, Damon! ¡Es que... es que... has... has puesto una cara tan graciosa que... que...!

    No pudo seguir hablando sin que sus frases quedasen entrecortadas por la risa. Al final consiguió calmarse un poco y se quitó los restos de lagrimillas de las comisuras de los ojos, mirándole.

    -Vaya... muchas gracias, Damon. Hacía muchísimo que no me reía de esta manera- soltó una risilla- al igual que yo he sido afortunada al verte sonreír de forma tan tierna, tú también lo has sido al escucharme reír así. No lo hago delante de todo el mundo, ¿sabes? Ains... ha sido genial... Has puesto una cara tan graciosísima. Tendrías que haberte visto...

    Consiguió calmarse de verdad, pero sin poder borrar la sonrisa de su cara.

    -Por cierto, muchas gracias... por... eso de que te estoy cayendo bien, a pesar de lo rara que soy. Nunca había pensado que haría amigos en Hogwarts... también porque nunca pensé que encontraría a alguien lo suficientemente interesante como para ello, pero... es... extrañamente agradable. Me gusta esta sensación. ¡Gracias!- repitió.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Dom Ago 02, 2009 12:30 am

    En cuanto hice el intento de sonrisa Catrina comenzó a reírse a carcajada limpia, me la quede mirando un poco asqueado y con una ceja levantada, encima de que me sentaba para intentar seguir hablando con ella para arreglar el pequeño incidente encima se reía de mí. Bufe y me arrepentí en parte de haberme quedado, no me hacía ninguna gracia que se estuvieran cachondeando de mí, por mucho que la causa de esa risa fuera una de mis expresiones. Por una parte me estaba empezando a mosquear, pero por otra verla reír de esa manera era tan extraño, sonreí aunque muy levemente para que no se notara que había sonreído. Tras un buen rato, que me pareció eterno, dejo de reí.

    -¿Has terminado?-le pregunte un poco asqueado levantando una ceja-Sinceramente no sé si decirte de nada o decirte que no ha sido nada gracioso-me cruce de brazos-¿No sueles hacerlo delante de todo el mundo lo de reírte así?-me sorprendió esa confidencia, porque más bien me hubiera esperado lo contrario.

    Cuando termino de calmarse del todo continuo hablando, entre lo que me dijo una de las cosas me hizo gracia y sonreí, así que ella misma se consideraba rara, pocas personas solían admitir lo que eran por eso que ella lo admitiera me gusto, admiraba a las personas sinceras.

    - Nunca había pensado que haría amigos en Hogwarts... también porque nunca pensé que encontraría a alguien lo suficientemente interesante como para ello, pero... es... extrañamente agradable. Me gusta esta sensación. ¡Gracias!

    No tenía amigos en Hogwarts, esto sí que me sorprendió y mucho, como era posible que alguien como ella no tenia amistades en el colegio. Era simpática y agradable, no te podías aburrir a su lado.

    -¿No tienes amigos? Me sorprende-le solté con sorpresa-Eres una persona bastante agradable y sinceramente opino que es difícil no estar a gusto a tu lado y pasarlo bien. Y no tienes porque darme las gracias-desvié la cabeza hacia un lado, no solía decir esas cosas con lo que era un poco vergonzoso-Así que soy una persona interesante, ¿no? O al menos eso parece ser lo que me das a entender-comenté para dejar lo que había dicho unos segundos antes en segundo plano.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Dom Ago 02, 2009 1:09 am

    Evidentemente Damon se había sentido molesto por aquellas carcajadas que realmente no habían venido a cuento. Encima que se había tomado la molestia de quedarse junto a ella e intentar sonreírle. Pero aquella expresión había sido demasiado para ella, y hacía tanto tiempo que no se reía tan a gusto... Suspiró y negó con la cabeza ante la primera pregunta del muchacho, que parecía sorprendido por su revelación.

    -La verdad es que no. La risa la considero una cualidad muy importante, valiosa y personal como para gastarla con cualquiera. Cualquier día puedes olvidarte de cómo reír, así que no quiero arrepentirme por haberla malgastado con personas que no merecen la pena.

    También se sorprendió por la declaración de aquel pequeño e insignificante detalle para ella como era el tener amigos o no en aquel colegio. Nunca había sido tan extraño para ella, a fin de cuentas, tampoco nadie había intentado acercarse a su persona para establecer una relación, por lo que había supuesto que no debía de ser muy interesante ni muy normal, porque todos la tildaban de rara a sus espaldas. Pero tampoco era que le preocupase. Si la gente no quería saber nada de ella, tampoco ella iba a interesarse por nadie ajeno.

    Sus palabras amables la hicieron parpadear más de lo normal, y se puso algo más nerviosa, sonriendo. ¿La consideraba agradable y, en cierto modo, divertida? Pensaba que sólo la pareja de locos de sus amigos podía verla de esa manera. No se había imaginado que alguien más... Se rascó la nuca, encogiendo las piernas contra su pecho y sacando la lengua.

    -Gracias- susurró- No pensaba que pudiese resultarte agradable... siendo como soy...- se rió, decidiendo seguirle el juego en intentar dejar de lado aquel halago- Y sí, eres interesante. Eres... gruñón y muy poco tolerante, además de cabeza dura y algo desagradable cuando te enfadas por algo; pero eres muy sincero y buena persona, a pesar de tus prejuicios. Es entretenido hablar contigo, y te pones bastante gracioso cuando te pones mosca. Eres majo. Me gustas- declaró finalmente- Y bueno, con respecto al tema de las amistades... es cierto que no soy precisamente una persona que se va acercando a los demás para intentar socializarme, pero como tampoco me vienen a buscar, presupongo que no les soy de interés y pierdo el que podía tener por ellos. Es una forma extraña de pensar, pero creo que es la que más me pega, a fin de cuentas- bromeó- No sé, además nunca me he visto en la necesidad real de hacer nuevos amigos. Es algo que me cuesta un poco por naturaleza, ya que la gente no soporta que sea tan sincera- comentó, algo más nerviosa- y con Steven, Mónica y Louie siempre he tenido más que suficiente. ¿Tú tienes muchos amigos?
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Dom Ago 02, 2009 2:29 pm

    Malgastar la risa con personas que no se lo merecen” pensé. La verdad es que lo que decía tenía su parte de explicación, además de que era razonable. Porque uno tenía que mostrar sus cualidades a todo el mundo, lo mejor era mostrárselo solo a los que realmente valían la pena. Después de todo no me parecía mal que no riera con todo el mundo, en mi caso era parecido aunque quizás un poco más exagerado porque ni sonreía, pero lo prefería así me evitaba que se me acercaran personas indeseables, entre ellas esas niñas que se pasaban el día chillando siempre detrás de algún chico guapo, bufe al recordar cierta ocasión relacionada con eso.

    -Está bien que no la quieras malgastar, pero no crees que quizás podrías olvidarte de cómo reír sino lo usas un poco más seguido-le sonreí con ternura, estar así con ella me recordaba los momentos que pasaba con Katherin y eso me hacía sentir bien.

    Observe que volvía a encogerse de piernas e inmediatamente me sacaba la lengua tras el comentario que le había dicho sobre que la consideraba agradable, esa reacción no me la esperaba pero me hizo mucha gracia ver su comportamiento a lo que solté una carcajada.

    Así que no se esperaba que me pudiera resultar agradable, bueno la verdad es que si hace unas horas me lo hubieran preguntado seguramente hubiera dicho que todo lo contrario por lo rara que era, pero al conocerla o mejor dicho ir tratando con ella te dabas cuenta que esas rarezas la hacían como era y eso la hacía una persona muy agradable con la que pasar el rato. Las razones que me dio de porque era interesante deberían haberme molestado, o al menos a cualquiera les habría molestado, pero no fue así sino todo lo contrario me pareció algo gracioso por el simple hecho de que esos defectos que tenía pudieran llegar a resultarles interesantes a alguien. Lo más lógico hubiera sido que me detestara por ello, aparte de que me había comportado muy groseramente hacía unos minutos.

    -Sigo diciendo que eres rara-comenté mientras la miraba con la ceja alzada-Nadie pensaría que con esa descripción que has dado de mí, puedo ser una persona maja y menos que te guste-fruncí un poco el entrecejo detestaba esa palabra, sobre todo porque no me gustaba usarla para según qué cosas.

    Con que no tenía amigos porque no se le acercaban por solamente parecer rarita, realmente la gente era lo peor. Sí, somos lo peor. Me incluía en ese saco de personas, si alguien a simple vista no me gustaba no me iba a acercar para ser su amigo, aunque tampoco es que lo hiciera seguido. Prefería estar solo, porque era más cómodo y daba menos problemas; además de que las pocas personas que se me habían acercado era por interés, siempre era por lo mismo si no era para ayudarles con alguna tarea, era para que el abusón de turno no se metiera con ellos, suspire. Sobre lo de ser sincero tenía mucha razón, las personas preferían que les mintieran a que les dijeran lo que uno en verdad pensaba, pero bueno eso para mí nunca fue un problema sino un alivió me servía para ahuyentar a los indeseados, sonreí.

    -Amigos, lo que se dice no tengo-respondí con franqueza-, pero algún compañero con el que le confié alguna pequeña confidencia tengo uno o dos, aun así tampoco es que me relacione mucho con ellos-me detuve unos segundos-Mas bien soy como un salvador para ellos-suspire-Tampoco es algo que haya necesitado en todo este tiempo, aparte de que los que se me acercan lo hacen más por interés que por amistad. Así que para que hacerse amigo de unos interesados-solté mientras la miraba con seriedad.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Dom Ago 02, 2009 3:30 pm

    -No sé en qué momento podría volver a olvidar cómo reír- comentó con una sonrisilla suave y triste- así que tampoco es algo que me preocupe demasiado.

    No creía que pudiese comprenderla en absoluto, y tampoco era un tema que le gustase tratar demasiado por todo lo que ello implicaba, así que no volvió a decir nada más hasta que el chico terminó de hablar. Su sonrisa se amplió cuando le dijo que seguía pensando que era rara, y que no le parecía normal que le gustase por cómo le había descrito. Pero, tal y cómo había indicado, era rara, y sabía ver las cosas buenas que había detrás de lo que parecía ser malo a simple vista. Red siempre le había dicho que era una habilidad que muy poca gente tenía, y que debía de sentirse orgullosa por ello.

    Su sonrisa se borró durante unos segundos. Realmente ella y Damon no eran tan diferentes. Ninguno de los dos tenía amigos porque ninguno de los dos lo consideraba lo mejor, cada uno por sus propios motivos. Pero lo del chico le pareció peor, porque a él se le acercaban, haciéndole creer que iban a ser sus amigos, sólo por interés. A ella por lo menos tenían la vergüenza de reconocer que necesitaban ayuda y por eso acudían a ella en muchas ocasiones, si bien luego nunca le negaban una sonrisa y se paraban a preguntar por los pasillos cómo estaba. ¿Sería ella misma la que se estaba alejando del resto de personas? Negó con la cabeza para apartar esos pensamientos, puesto que no era el momento ni el lugar para tratar con ellos. Prefirió centrarse en la seriedad del muchacho, que hasta entonces había estado sonriendo más o menos asiduamente y prefería verlo así.

    Gateó de nuevo hacia él y se quedó a cuatro patas frente a él, mirándolo fijamente durante unos segundos, hasta que volvió a sonreír y se sentó sobre sus piernas a escasos milímetros, alzando uno de los brazos para posarlo sobre su pelo y acariciárselo de nuevo, esta vez con cariño. Era lo que le había hecho siempre Red cuando se había sentido sola o había intentado hacer algo bien. Era la forma que tenía de demostrar que no era culpa suya lo que estaba sucediendo. Era una forma de que entendiese que, en cierto modo, estaba con él.

    -Eres un buen chico, Damon. Un buen chico- dejó de tocarle el pelo y se llevó ambas manos al regazo- Lo que dije antes sólo eran tus defectos. Pero defectos tenemos todos. Además, Red siempre dice que a las personas las apreciamos por sus virtudes, pero las queremos por sus defectos. Realmente nunca he comprendido la lógica de esa frase, pero yo sé que no importa que tengas cosas malas, porque si existen, es que existen cosas buenas. Y si esas personas no son capaces de ver tus cosas buenas cuando hablan contigo, tienes razón, no merece la pena hacerse amigo de alguien así. Y a riesgo de caer en tópicos, si te abrieses un poco a más gente, verías que no todos somos unos interesados, si bien yo sí busco gente interesante- bromeó- Pero bueno, supongo que conmigo es diferente- se rió- las personas raras tendemos a hacer y buscar cosas raras, tener una forma de pensar diferente y bla, bla, bla. A mi padre le encanta que sea así; está orgulloso de que su niña haya salido con... ¿cómo dice siempre...? ¿personalidad propia? Algo así.- alzó los hombros- el caso es que le gusto tal como soy, igual que a mis amigos y a mi gata. Y estoy más que segura que encontrarás a más gente que le gustes tal como eres a parte de mí- le sonrió con cariño y se echó hacia atrás, apoyándose en las manos para mirar el cielo, tal y cómo había hecho él un rato antes. Cerró los ojos y respiró lentamente. El olor a hierba, a agua y a bosque formaban una combinación que siempre la había relajado mucho.
    avatar
    Damon
    Slytherin
    Slytherin

    Cantidad de envíos : 44
    Fecha de inscripción : 10/07/2009
    Localización : En las mazmorras

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Damon el Dom Ago 02, 2009 4:45 pm

    Cuando me respondió sobre mi comentario de que podría olvidarse de reír si no lo hacía seguido note que respondía con un poco de tristeza, pero preferí quedarme callado y no preguntarle. No era quien para preguntárselo, nos acabábamos de conocer y ese tipo de cosas sólo se cuentan cuando uno quiere, no cuando alguien te pregunta. Y aunque hubiera más confianza entre ambos tampoco le habría preguntado, no era asunto mío sus problemas y nunca me metería en problemas ajenos a menos que fuera necesario.

    Mientras me escuchaba sobre el tema de que no tenía amigo me fije en un momento que había negado con la cabeza, era por algo que no le había gustado de lo que había dicho o era por otra cosa. Preferí no preguntárselo, pero me la quede mirando con una ceja alzada. Entonces volvió a acercarse a mí gateando, me miro fijamente y finalmente se sentó muy cerca de mí, eso no me gusto y lo que hizo después menos, se puso a acariciarme el pelo otra vez pero esta vez era más tierna y cariñosa.

    -No necesito tu consuelo-le solté y aparte con cuidado su brazo con el que me estaba acariciando el pelo, no quería ser muy rudo-El que no tenga amigos es algo que he decidido por mi propia cuenta, así que no me tengas lastima por ello-bufe esperando que no se lo hubiera tomado mal.

    Al volver a mirarla vi que tenía las manos en su regazo y que continuaba hablando, cuando menciono una frase que le decía su padre inmediatamente sonreí.

    -Tu padre creo que a lo que se refiere es a que si no puedes aceptar lo malo de una persona, es que realmente no la quieres o aceptas como deberías hacerlo-mencioné mirándola a los ojos-La verdad es que para ser un muggle, sabe decir cosas con mucha lógica.

    Que si esas personas no saben ver mis cosas buenas.” No es que no supieran verlas es que directamente no les dejaba verlas, siempre he ocultado mi forma de ser o mejor dicho desde siempre he preferido ser rudo. Pensaba que si era de esa forma quizás hubiera conseguido que la parte de familia que me faltaba pudiera regresar, pero me equivoqué esa mujer, cerré mis manos como puños y los apreté, si mi padre no se hubiera enamorado locamente de ella, suspire.

    Realmente cuando me menciono lo de que me abriera más a la gente me volvió a recordar a Katherin. Mi hermana también me lo había comentado que necesitaba ser más sociable con el resto, pero es que no me interesaba conocer más gente y menos de otras casas. Más de uno de mi propia casa me detestaba por cómo era, para que encima se expandiera aún más. Sabía perfectamente que no todo el mundo era interesado, pero si no era por interés también podía ser por temor y tanto una cosa como otra me ponían de muy mal humor.

    -No veo raro que te guste buscar a personas interesantes-comenté mientras me llevaba las manos a los bolsillos-Y tener tu propia personalidad es algo positivo, siempre he pensado que las personas que tienen su propia personalidad son las más interesantes-sonreí-Si todos tuviéramos la misma personalidad creo que nos aburriríamos enseguida de las personas que nos rodean.

    A lo último que me dijo negué con la cabeza, no es que no llevara razón es más bien que no me gustaba buscar gente a quien le pudiera gustar. Supongo que eso se debía a que quería recuperar el tiempo perdido con mi hermana y por eso prefería más estrechar los lazos con ella que en buscar amigos de verdad. Me quede un buen rato en silencio mientras la observaba, Catrina se había puesto a mirar hacia el cielo. Sin cambiar de postura también alce la mirada hacia arriba y me quede pensando durante unos segundos.

    -¿Cómo es la vida en un pueblo muggle?-le pregunté, era una de las cosas de las que siempre había tenido curiosidad, sabía como hacían las cosas sin necesidad de la magia había crecido con uno de ellos al lado; pero lo que no sabía era como era la vida en general.


    _________________

    -----------------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 30%
    Habilidad Duelos: 20%
    Inteligencia: 30%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Catrina el Dom Ago 02, 2009 5:28 pm

    -Oh. Pero no es lástima. Bueno, realmente no sé lo que es. Red lo hacía cuando era más pequeña siempre que intentaba hacer algo y me salía mal. No sé que significado tiene, pero siempre me ha hecho sentir bien.- sonrió, orgullosa, al escuchar lo que había dicho sobre su padre- Bueno, supongo que viniendo de ti hacia un muggle es lo máximo a lo que puedo aspirar. Red es muy listo y muy buena persona, y muy sensato, aunque Rosemarie dice siempre lo contrario porque es un poco viva-la-vida... aún recuerdo cómo se cabreó por lo de los tatuajes- negó con la cabeza- Lo estará tildando de irresponsable hasta que se muera...

    Sonrió ante sus últimas palabras, las dedicadas a la visión que tenía para con la búsqueda de gente con personalidad. Le sorprendía que tuviesen en común tantos puntos. Nunca le había pasado con nadie- aunque tampoco es que hubiese tratado con tanta gente tan profundamente el primer día en que se había parado a hablar-. Realmente se estaba alegrando de que ese trozo de pergamino se le hubiese escapado de entre los dedos y hubiese acabado a los pies de Damon, porque lo que había empezado como una tediosa tarde habitual, se estaba convirtiendo en una bastante entretenida.

    El chico estuvo unos minutos en silencio, dejándola pensar en sus cosas, que realmente no eran tantas. Intentaba recordar lo que había estado escribiendo junto al muro del castillo, y más o menos iba recordando casi todo, hasta que una nueva pregunta la descolocó completamente.

    -¿Cómo es la vida en un pueblo muggle?

    Podría haber parecido exagerado, pero aquello hizo que las manos le resbalasen por el césped ante el impulso de erguirse completamente y cayó de cabeza contra el suelo. Estuvo unos segundos sobándose la nuca y retorciéndose un poco hasta que consiguió sentarse de nuevo, dolorida.

    -Auch... eso ha dolido bastante...- lo miró con los ojos entrecerrados, sin comprender nada.

    Supuestamente no aguantaba a los muggles... y de pronto le preguntaba por una vida rodeada de ellos. ¿Qué clase de pensamiento ilógico era aquel? A no ser... Abrió los ojos lentamente mientras se seguía frotando con una mano, mirándolo de aquella forma inquietante a la que acostumbraba, como analizándolo, y finalmente pareció caer en la cuenta de algo.

    -¡Claro! Ahora entiendo por qué nos caemos bien, Damon. Es que tú también eres raro- sonrió, satisfecha, como si hubiese dado con la clave de un antiguo misterio- Claro, eso es- se rió un poco- La vida en un pueblo muggle...- se llevó dos dedos a los labios y tamborileó sobre ellos, pensativa- Bueno, realmente no creo que sea muy diferente a la vida en cualquier otro pueblo- alzó los hombros- Simplemente no hay magia por ningún sitio. Todo está lleno de aparatos eléctricos y electrónicos, lo cual es una delicia. En serio, nunca alabaré más a los muggles que por haber creado maravillas como las videoconsolas, las televisiones, los cines y los ordenadores... e Internet. Grandes inventos, sí señor. Ehm... no sé, es que no es tan raro como te pueda parecer. Si quieres te cuento algo sobre mi vida en mi casa... Red y yo vivimos en Londres, en un piso en el centro. Es bastante cómodo y espacioso para los dos y para Louie. Nuestros vecinos son algo cotillas pero buenas personas, aunque los hombres no suelen acercarse a mi padre- se rió- Desconfían mucho de él, pobrecito. Siempre se lamenta por eso. El colegio al que iba estaba cerca de casa y era también grande. Tardé un tiempo en ir, así que la gente me miraba raro al principio, por eso de ser nueva, y fue donde conocí a mis amigos. Los niños muggles pueden ser tan crueles como los que piensan como tú. Cualquier cosa que sea rara o diferente ya es mala y objeto de broma para ellos. No fue mi época preferida, y si no hubiese sido por Steven y Mónica la verdad es que lo habría pasado mucho peor. Qué más... Hay supermercados cerca de casa, por suerte, y en verano consigo arrastrarlo todos los fines de semana para reponer la comida. A mí me gusta la comida precocinada, pero Red se empeña en que tenemos que comer comida fresca de vez en cuando, por eso casi siempre compra en el mercado a pesar de que huele peor y siempre tiene más gente. La policía suele patruyar las calles a veces, para evitar que ladrones o delincuentes hagan de las suyas, sobretodo por estas zonas donde hay grandes conglomeraciones... Londres es un poco más gris de lo que me gustaría en todos los sentidos, no sólo por el clima. La verdad es que no me gustan demasiado las ciudades... En Escocia recuerdo el tiempo también bochornoso, pero el orfanato estaba en un pueblecito bastante bonito, cerca de un bosque bastante bonito, frondoso y de hojas oscuras.

    Tomó algo de aire y suspiró, dándose cuenta de que se había extendido demasiado.

    -Lo siento, he hablado mucho- se rascó la nuca- Auch... menudo chichón que me va a salir... ¿Quieres saber algo más concreto sobre la vida muggle?

    Contenido patrocinado

    Re: Encuentros al viento

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 6:27 pm