19 años despues


    Trabajando al aire libre

    Comparte
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Jue Jul 30, 2009 1:48 pm

    Me encontraba caminando junto con mi gato dentro de una pequeña bolsa que llevaba entre las manos. Calcetines permanecía tranquilo, era un pequeño gato siamés con los ojos más claros que hubiese visto en mi vida, aunque no debía ser siamés entero, por que las patas las tenia grises, como si llevase puestos unos calcetines, por eso le había puesto el nombre cuando se lo regalaron el pasado verano. Encogí un poco la nariz y estornudé haciendo que mi gato se sobresaltase un poco y sacase la cabeza por la bolsa mirando de un lado para otro.

    - Tranquilo... – dije con voz calmada – no nos acercaremos al agua – el gato pereció mirarme como sino entendiera lo que había dicho y parpadeó antes de volver a meterse en la bolsa.

    Lancé un pequeño suspiro y me senté a la vera de un pequeño árbol cerca del lago, la verdad es que no me hacía mucha gracia ese lugar, las criaturas mágicas no eran santo de mi devoción aunque tuviera que cursar con Hagrid esa asignatura por que era obligatoria... Hice una mueca mirando al agua, parecía tan tranquila... y pensar que un calamar gigante vivía allí junto a otras extrañas criaturas mágicas que ojalá no conociese nunca. Calcetines salió de la bolsa y se desperezó un poco y empezó a subir por mi brazo hasta colocarse en mi cabeza como si esta fuera la cama más cómoda del mundo.

    - Oye... no soy tu cama – le cogí y lo volví a poner en la bolsa, pero como si mis palabras fueran más que sonidos inconclusos el gato saltó a mi hombro y se encaramó al lado de mi oreja pasando su rabo hasta la otra oreja y sonreí al sentir cosquillas – No hagas eso... – le advertí pero este solo maulló feliz se encaramó aún más.

    Bufé y cogí la bolsa sacando dos libros, un pergamino, una pequeña pluma y un bote de tinta. Abrí el libro que ponía transfiguraciones avanzadas de cuarto curso y me coloqué en una posición en la que pudiese leer bien lo que ponía el libro, escribir cómodamente y sin que Calcetines se cayese de mi hombro cuando al parecer no tenía intención de hacerlo ya que tenía las uñas fuertemente afianzadas a mi uniforme.

    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Jue Jul 30, 2009 2:45 pm

    En cuanto salí fuera del edificio del colegio y observe el buen tiempo que hacía no me arrepentí en absoluto de haber decidido salir para sentarme bajo la sombra de un árbol para estudiar lo que habíamos dado en la última clase de Historia de la Magia, mis amigas no podían comprender como podía gustarme esa asignatura decían que era la más aburrida de todas y que no tenía ninguna utilidad. Es cierto que no era de las asignaturas más útiles, pero a mí siempre me había gustado la historia y el poder saber sobre lo que habían pasado los antiguos magos era algo que siempre me había parecido muy interesante, pero el haber crecido en una sociedad muggle me lo había impedido un poco.

    Mientras me decidía hacia dónde dirigirme un grupito de chicas de un par de cursos inferiores que pertenecían a mi misma casa, pasaron corriendo y metiendo grititos, vi que se dirigían hacia el campo de Quidditch, bufé al imaginarme porque iban allí mis propias amigas iban a lo mismo que el chico más guapo de tu casa sea uno de los miembros del equipo atraía a muchas fans. Volví a suspirar y decidí que no me dirigiría hacia los alrededores del campo de Quidditch. Así que decidí que una buena opción sería ir por los alrededores del lago Negro, con el buen tiempo que hacía era un buen lugar para ponerse a estudiar, así que me puse en marcha hacía el lugar.

    Estaba bastante cerca del lago cuando vi no muy lejos sentado en el árbol a un chico, en un principio pensé en buscar otro sitio a donde sentarme. No es que no me gustara hacer amistades era solo que me costaba relacionarme con otras personas y más con los chicos, cuando estaba a punto de cambiar de dirección me fije que algo subía a su cabeza y al observarlo bien vi que se trataba de un gatito, eso me hizo cambiar de opinión y me acerque a donde se encontraba el chico.

    Al llegar donde estaba sentado el chico me quede mirando fijamente al gatito que se agarraba con todas sus fuerzas al uniforme del chico y no pude evitar reírme, hecho que hizo que el chico alzara la vista del libro que estaba leyendo y me mirara.

    -Hola-le salude un poco nerviosa-Soy Katherin Agger de Ravenclaw quinto curso-me presente hablando muy deprisa-Tienes un gatito muy bonito, ¿cómo se llama?-le pregunte mirando el gatito e intentando calmarme un poco.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Jue Jul 30, 2009 3:08 pm

    Abrí el tintero y metí la pluma empezando a escribir en el pergamino intentando que el pulso no me temblase demasiado, la verdad es que no me importaba mucho escribir el pergamino apoyado en mis piernas, con un libro debajo por supuesto para que no se rompiese, pero que tuviera a Calcetines en mi hombro afianzándose como si fuera un trozo de madera en medio del mar y sino me agarrase se fuera a ahogar la verdad es que me tenía una pelín nervioso.

    Meneé la pluma en el aire meditando o que tenía que poner en el pergamino después de la introducción sobre transformaciones complejas animales, bajé la mano y comencé a pasar distraído unas cuantas páginas del libro bastante centrado en mi trabajo. Entonces vi aparecer una sombra más oscura de la que daba el árbol y me encontré cara a cara con una chica, era muy rubia y miraba con curiosidad mi hombro.

    - Hola – saludó – Soy Katherin Agger de Ravenclaw, quinto curso – miré su uniforme y el inconfundible color blanco y azul de las águilas – tienes un gato muy bonito, ¿cómo se llama? – parpadeé y miré a Calcetines que seguía agarrado en su lugar.

    - Se llama Calcetines – respondí y volví a mirar el libro intentando encontrar la página en la que tenía que venir aquello -. Yo soy Ryan Regan, de Hufflepuff, cuarto curso – dije con la cabeza agachada mientras pasaba las hojas semi distraído.

    No es que no me gustase hacer vida social con otras personas de las casas del colegio, ni que no tuviera amigos de mi misma casa, era sólo que haber sido descubierto en medio de los terrenos paseando por así decirlo a mi gato cuando supuestamente no podían estar fuera de la sala común me hacía sentir un tanto incómodo.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Jue Jul 30, 2009 4:04 pm

    - Se llama Calcetines [/color ]-me respondió y vi como volvía a agachar la cabeza para concentrarse en lo que estaba haciendo-[color=yellow] Yo soy Ryan Regan, de Hufflepuff, cuarto curso-dijo aún con la cabeza agachada y pasando las hojas del libro.

    Regan me pareció un poco antisociable por no decir mucho, no era la persona que conocía que fuera de esa forma, pero aun así que actuara de esa manera hizo que me doliera. Seguí mirándolo o mejor dicho a Calcetines, el gatito era precioso y me hacía muchísima gracia como se agarraba a su amo. Me agache para poder estar más a la altura del chico sentado y del gatito.

    -Hola Calcetines-salude al gatito mientras alargaba la mano para intentar acariciarlo, lo hice lentamente porque no quería molestarlo y menos que me arañará-Sabes eres muy bonito-le sonreí-Sí a tu amo le parece bien quizás uno de estos días te podría presentar a Lito-el gatito se me quedo mirando, mientras ronroneaba-El es mi gatito, aunque ahora se encuentra en la sala común porque el pobrecillo está un poco malito, pero cuando esté bien te lo presentaré-me gire para mirar al chico-Bueno eso siempre y cuando a ti te parezca bien Regan

    En cuanto termine de decir eso me volví a incorporar esperando a que el chico me dijera algo, bueno eso era lo que esperaba pero las posibilidades las veía un poco nulas. Era demasiado frío.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Jue Jul 30, 2009 4:54 pm

    Moví la pluma garabateando algunas palabras sueltas en el pergamino. Ciertamente era un poco incómodo, no quería que Filch encontrase a mi gato, expresamente lo había sacado en la bolsa para que nadie se diera cuenta de la presencia del minino, y a la sombra de un árbol donde no llamaría la atención soltarlo para que estirase las patas y arañase todo lo que tuviese que arañar sin tener que estar reparando cada dos por tres los cojines de la sala común que realmente ya me habían llamado la atención una o dos veces por eso.

    - Hola Calcetines – saludó a mi gato y lo empezó a acariciando haciendo que ronronease tan imperceptiblemente que sólo yo que lo tenía en la oreja podía escucharlo claramente – Sabes eres muy bonito – cerré los ojos.

    - “No creo que un gato se de cuenta de que es bonito aunque se lo digan – seguí escribiendo – no es tan listo como para entendernos”[/color]

    - Si a tu amo le parece bien quizás uno de estos tías te podría presentar a Lito. El es mi gatito, aunque ahora se encuentra en la sala común porque el pobrecillo está un poco malito, pero cuando esté bien te lo presentaré – la miré con algo de curiosidad al decir esas palabras, ¿por qué actuaba con esa familiaridad con su gato? Si hacía dos minutos que lo había visto – Bueno, eso siempre y cuando a ti te parezca bien, Regan.

    Me quedé mirándola y vi como se volvió a poner erguida, parpadeé un par de veces e hice una pequeña mueca parecida a una sonrisa para luego volver a meter la pluma en el tintero y continuar escribiendo en el pergamino.

    - No tengo ningún problema en prestarte a Calcetines para que juegue con tu gato – dije en apenas un murmullo -. Pero deberías dejarlo en tu sala común entonces, a Filch no le gusta ver a los alumnos sacando a las mascotas por ahí... – señalé a la bolsa con mi mano libre – Traía ahí metido a mi gato, estoy harto de utilizar Reparo, cada dos por tres por que ha arañado algún mueble de la Sala Común... aquí puede arañar lo que quiera, nadie se percataría de ello... – terminé en un susurro y volvía a mojar la pluma en el tintero.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Jue Jul 30, 2009 9:48 pm

    En cuanto estuve erguida totalmente me fije que Regan me estaba mirando, incluso creo que me miro con curiosidad, pero también me fije que había hecho una extraña mueca como si estuviera sonriendo antes de volver a continuar con lo que estaba haciendo, así que volví a inclinarme y me lo quede mirando fijamente.

    -¿No sabes sonreír?-le pregunté, mientras observaba como escribía-¿O es que te cuesta? Porque si es así no es tan difícil-le sonreí-Ves.

    Estuve sonriendo todo el rato, puede que pareciera una tonta, pero ese chico era demasiado serio y me preocupaba mucho que fuera de esa forma. Al ver que seguía absorto en su trabajo decidí sentarme en el suelo solo para estar más cómoda. Entonces me volvió hablar, pero en murmullos, hablaba tan bajo que si quería saber bien lo que decía tenía que prestarle mucho atención.

    -No tengo ningún problema en prestarte a Calcetines para que juegue con tu gato. Pero deberías dejarlo en tu sala común entonces, a Filch no le gusta ver a los alumnos sacando a las mascotas por ahí...-me señalo una bolsa que tenía a uno de sus lados-Traía ahí metido a mi gato, estoy harto de utilizar Reparo, cada dos por tres por que ha arañado algún mueble de la Sala Común... aquí puede arañar lo que quiera, nadie se percataría de ello...

    Así que era un gato bastante travieso y movido, me fije en el gatito se notaba que era bastante jovencito incluso más que Lito; pero aun así me sorprendía mucho que fuera tan nervioso cuando a simple vista parecía un gatito muy tranquilito.

    -Esto… Ryan-le llame por su nombre, para ver si así al menos volvía a alzar la vista-¿En tu casa Calcetines también lo araña todo?-le pregunte aún sabiendo que podría ser perfectamente afirmativa esa respuesta, los gatos disfrutan arañando, pero cuando uno lo hacía tan seguido normalmente era porque estaba nervioso o algo de su alrededor no le gustaba.

    Tras hacerle esa pregunta me quede en silencio sin apartar la mirada de Regan, pues esperaba que me respondiera. Tenía también un gato y quizás podría ayudarle con ese problema que tenía con Calcetines, mientras esperaba su respuesta mire hacia el cielo y sonreí por el buen día que estaba haciendo.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Jue Jul 30, 2009 10:14 pm

    Intentaba memorizar el párrafo que acababa de leer para escribirlo correctamente en el pergamino, estaba bastante concentrado en lo que escribía y aunque había hablado anteriormente sobre mi gato... Hablar y escribir no eran algo que soliera hacer muy a menudo, entonces como si tuviera el sombrero seleccionador puesto en mi cabeza oí recitar unas palabras.

    ‘Oh, vaya, cuantas ganas de esforzarse y de aprender... uhm... si, si, te gusta trabajar duro para conseguir lo que te propones ¿cierto? Y tienes las ideas muy claras... sí tus ideales fijos... eres inteligente, sí, pero... no te gusta demasiado usar ese ingenio.... a ver creo que ya he decidido cual será tu casa... Sin duda eres....’

    Y tras ese recital acabé siendo un Hufflepuff. Más adelante me daría cuenta de que Hufflepuff no era una casa en la que hubiera grandes diferencias, normalmente nos llevábamos bien con todas las casas aunque había un poco de enemistad con Slytherin por influencia de los Gryffindor... En verdad que estuviese en la casa de la persona que aceptaba a todos aquellos que los demás no querían hacía que me sintiese un tanto masoquista.

    - Esto... Ryan... – parpadeé un tanto sorprendido por escuchar mi nombre, normalmente pocas personas me llamaban así, sólo la gente de mi curso, y claro por costumbre, no vas a llamar por el apellido a alguien con quien has dormido cuatro años y te ha visto en paños menores más de una vez - ¿En tu casa Calcetines también lo araña todo? – lancé un pequeño suspiro y asentí quedamente con la cabeza.

    - Sí, bueno... mi padre de muggle, así que le compró un rascador para que se afilara las uñas... pero no me lo he traído... – moví sinuosamente la pluma haciendo una especie de círculos en el aire – Le mandé una lechuza a mi hermana para que me lo enviase, pero debe haberse perdido por el camino o algo así... – entrecerré los ojos y continué escribiendo.

    Miré de nuevo el libro, odiaba que pusieran una marca de cuarenta centímetros para las redacciones, y más cuando uno no tenía una regla para ir midiendo más o menos en donde tenía que parar de escribir... Debía llevar más o menos la mitad, cuando Calcetines pareció aburrirse de mi hombro y bajó de este de un pequeño salto meneando la cola elegantemente para ponerse rápidamente a rascar sus uñas en la madera del árbol haciendo que sonriese un poco.

    - ¿Ves? – pronuncié en voz baja – Seguro que a nadie le molesta un poco de corteza arañada... – mojé la pluma y volví a escribir.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Jue Jul 30, 2009 11:51 pm

    Regan a mi pregunta suspiro y me respondió afirmativamente con la cabeza, así que su gato también se comportaba de esa forma en casa. Nunca pensé que hubieran gatos tan rebeldes o es que quizás Lito era demasiado manso.

    - Sí, bueno... mi padre de muggle, así que le compró un rascador para que se afilara las uñas... pero no me lo he traído... Le mandé una lechuza a mi hermana para que me lo enviase, pero debe haberse perdido por el camino o algo así... –entrecerró los ojos y continuo escribiendo.

    Me lo quede mirando y pensativa, así que el problema que tenía era que necesitaba un rascado para su gato, me lleve un mano hacia la cara y estuve meditando sobre las cosas que había traído que eran de Lito. Entonces recordé que mi madre había puesto un rascador en el baúl diciéndome que era por si a Lito le daba por arañarlo todo, pero sabía que eso no pasaría y si llegaba a pasar lo único que tenía que hacer era pedirle a quien me lo había regalado que se lo quedara una temporada hasta que se calmara.

    -Es muy probable que si que se haya perdido por el camino la lechuza, últimamente el tiempo ha estado bastante revuelto-comente mientras me quitaba la mano de la cara y le miraba-Pero si necesitas un rascador urgentemente te puedo dejar el de Lito, es un gatito muy manso pocas veces me ha dado problemas-le comenté con una sonrisa.

    Me fije que el chico volvía a estar con su tarea, era demasiado trabajado y seguro que por ello no debía de tener mucha vida social. Pero preferí no decirle nada porque no quería causar ningún conflicto. Cuando Regan llevaba bastante escrito Calcetines salto de su hombro y se dirigió hacía el árbol, el cual comenzó a arañarlo, el chico sonrío al ver a su gato haciendo eso.

    - ¿Ves? que a nadie le molesta un poco de corteza arañada...-pronunció en voz baja antes de volver a mojar la pluma y ponerse a escribir.

    Me quede observando a Calcetines durante un buen rato, la verdad es que se notaba que estaba disfrutando con lo que hacía, pero esto también era a su vez un tanto peligroso.

    -Puede que no moleste a nadie, pero no crees que puede estar dañando a los arboles-le comenté con preocupación-Además de que también está el sauce boxeador y si Calcetines fuera a él y lo arañara, podría terminar herido-me quede un momento en silencio-Puede que Filch no pase por aquí y tenga controlados los arboles, pero algunos son especies un tanto extrañas y quizás al profesor Hagrid no le haga ninguna gracia encontrarse con alguno de los arboles dañado por los arañazos de Calcetines-le argumenté al sopesar las posible consecuencias de lo que podía causar lo que estaba haciendo Calcetines.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Vie Jul 31, 2009 5:45 pm

    ¿Qué que me parecía la idea de que me dejase un rascador para mi gato? Bueno tenía un par de objeciones... pero ahora mismo no se las diría, antes terminaría lo que tenía que hacer. Rodé los ojos, la verdad es que no me gustaba demasiado transformaciones, ¿qué que era lo que me gustaba? Pociones y encantamientos, sí vale, que no era el mejor en pociones ni Slughorn me tenía en un maldito pedestal, pero me gustaban... ¿y las más odiadas? Criaturas Mágicas y Runas... No, no había cogido adivinación para un segundo año por que aunque era divertido ver como uno de tus compañeros se ponía histérico creyendo que moriría antes de tiempo era una asignatura... aburrida.

    - Puede que no le molesta a nadie, pero ¿no crees que puede estar dañando a los árboles? – me comentó la chica y alcé una ceja bastante escéptico – Además de que también está el sauce boxeador y si Calcetines fuera a él y lo arañara, podría terminar herido – miré a mi gato bastante entretenido ahora con una rama que tenía un par de hojas en la punta -. Puede que Filch no pase por aquí y tenga controlados los árboles, pero algunos son especies un tanto extrañas y quizás el profesor Hagrid no le haga ninguna gracia encontrarse con alguno de los árboles dañados por los arañazos de Calcetines – me volví a fijar en ella con una mueca y me llevé la mano a la frente dejando por primera vez la pluma encima del pergamino.

    - No creo que Calcetines tenga instintos suicidas como para acercarse al Sauce Boxeador o adentrarse en el bosque – hablé con calma – no creo ser tan mal dueño como para dejar que mi mascota se me pierda y vaya poniéndose en peligro así como así – hice un gesto con la mano hacia el gato que pareció interpretarlo como una señal de acercamiento y olisqueó mi mano con curiosidad -. No creo que ni Ficlh ni el profesor Hagrid estén pendientes de un árbol que debe llevar plantado aquí décadas... Filch está más interesado en castigar a alumnos por saltarse las normas y el profesor está entretenido con sus bichos como para pensar en los árboles – negué con la cabeza y metí una mano en la bolsa abriendo un pequeño tarro que contenía unas pequeñas galletitas con un fuerte olor a pescado seco -. Si se enfadase alguien sería en profesor Longbottom, y no creo que se escandalice por las marcas de un pequeño gato que apenas daña la superficie....

    Aparté mi mano izquierda de tocar a mi gato y coloqué en ella la galletita con forma de pescado para dársela de comer. Aunque la comida para gatos podía ser traída por lechuza, la comida muggle normal para mascotas, a mi esas galletas me habían encantado desde la primera vez que las había visto en Hogsmeade. Ya se las había enseñado más de una vez a Calcetines, por lo que cautelosamente se acercó como si se tratase de un pájaro que podía capturar y alzó la pata dándole un golpe al pequeño pescado que empezó a flotar en el aire a unos pocos centímetros del suelo como si nadase huyendo de mi gato. Solté una pequeña risa queda al ver como el minino intentaba darle caza al pescado.

    - Sobre el rascador... – negué con la cabeza – creo que no podrá ser, Agger – recordando cual era su apellido -. Los gatos son animales... celosos, así que no creo que a Calcetines le haga mucha gracia usar una cosa que es de... otro gato – volví a coger la pluma cerrando la tapa de los peces.

    Mojé la pluma en el tintero y podía escuchar los maullidos de Calcetines que saltaba delante mía intentando atrapar al pececito que daba vueltas en círculos a nuestro alrededor.


    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Vie Jul 31, 2009 8:12 pm

    - No creo que Calcetines tenga instintos suicidas como para acercarse al Sauce Boxeador o adentrarse en el bosque no creo ser tan mal dueño como para dejar que mi mascota se me pierda y vaya poniéndose en peligro así como así –mientras decía esas cosas me sentí un tanto dolida, mi intención era darle un consejo pero parecía como si se lo hubiese tomado mal –. No creo que ni Ficlh ni el profesor Hagrid estén pendientes de un árbol que debe llevar plantado aquí décadas... Filch está más interesado en castigar a alumnos por saltarse las normas y el profesor está entretenido con sus bichos como para pensar en los árboles. Si se enfadase alguien sería el profesor Longbottom, y no creo que se escandalice por las marcas de un pequeño gato que apenas daña la superficie....

    -Puede que no se escandalice, pero el daño a especies extrañas seguro que no está bien, aunque sea un rasguño-le respondí mientras notaba como algo se estrujaba en mi interior y esa sensación no me gustaba nada.

    Al ver como Regan trataba con Calcetines me vino a la cabeza el día que me regalaron a Lito, la verdad es que fue algo que no me esperaba en absoluto era mi cumpleaños y era normal que me regalaran algo, pero que él en concreto me regalara a Lito fue la cosa que me hizo más feliz aquel día. Lo fue porque pude pasar toda la mañana con él sin problemas y además le pude ver riendo cosa que casi no había visto y cuando lo había visto tampoco había sido ese tipo de risa. Regrese de mis recuerdo y me sentía un poco nostálgica, porque no le había visto desde antes de las vacaciones y estaba deseosa de volver a verle, pero aun así tenía que ser paciente así que decidí centrarme en Calcetines. Al mirar al gatito vi que estaba jugueteando con un pequeño pescado que le acababa de entregar Regan, el pescadito en concreto me sonaba lo había visto en Hogsmeade en una de las tiendas de mascotas pero nunca lo había comprado para dárselo a Lito, tampoco es que le apasionaran mucho ese tipo de comida era más de comer comida de gato de la que vendían las tiendas muggles. Mientras estaba centrada en eso oí una pequeña risa que provenía del chico y poco después se me dirigió.

    - Sobre el rascador... – vi como negaba con la cabeza – creo que no podrá ser, Agger. Los gatos son animales... celosos, así que no creo que a Calcetines le haga mucha gracia usar una cosa que es de... otro gato – volvió a coger la pluma, tras haber cerrado la tapa de los peces.

    Esa respuesta me dolió mucho con lo que agache la cabeza intentando reprimir lo que sentía.

    -Sólo quería ayudarte con tu problema-solloce levemente-Además de que Lito casi no lo ha usado, por no decir que lo tiene nuevo desde que lo compramos. Pero no pasa nada si no lo aceptas-intente sonreír mientras me llevaba una mano hacía los ojos, para limpiar un par de lágrimas-Siento haberme inmiscuido en asuntos que no van conmigo-no pude retener más el llanto.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Sáb Ago 01, 2009 2:16 pm

    Terminé de escribir el cuarto párrafo de la redacción y me puse a contar las líneas que había escrito, si tenía la letra bastante grande y supuestamente era de un centímetro cada línea que había escrito entonces llevaba. Las conté con la parte anterior de la pluma para no manchar la redacción de puntos de tinta, sonreí un poco, llevaba treinta y tres, un parrafito explicando a las conclusiones que había llegado sobre aquel tema y lo tendría terminado a tiempo. Moví la pluma para ponerla en el tintero y terminar de escribir lo que me quedaba cuando oí una especie de lamento, como el de un animal herido, temiendo que Calcetines se hubiera hecho daño observé al gato, no, él estaba bien, había atrapado al pez entre sus patas y ahora se lo estaba comiendo... ¿entonces?

    - Sólo quería ayudarte con tu problema – la voz de la chica parecía a punto de quebrarse en cualquier momento y muy lentamente giré la cabeza con algo de temor para mirarla -. Además de que Lito casi no lo ha usado, por no decir que lo tiene nuevo desde que lo compramos. Pero no pasa nada sino lo aceptas –mentira, eso era una mentira muy muy muy muy mal disimulada.

    - “Va a ponerse a llorar – sentí como los pelos de la nuca se me ponían de punta, como si yo también fuera un gato notando que algo malo iba a pasar – esta chica va a ponerse a llorar por una cosa ridícula – de pronto noté un tic nervioso en mi ojo -. No, no, no, no, otra como Erin no por favor...”

    - Siento haberme inmiscuido en asuntos que no van conmigo – y después de eso, como si por una fuerza mágica sus ojos se inundaron completamente de lágrimas y empezó el cataclismo.

    - ¡O-oye n-no llores! – dejé el libro, la pluma y el pergamino a un lado mientras me ponía de rodillas y agitaba las manos sin saber que hacer, odiaba ver a una mujer llorar, por culpa inconsciente de mi hermana - ¡N-no ha pasado nada pa-para que llores! ¡N-no es que no te a-agradezca tu ofrecimiento, pe-pero es que no creo que funcione! – repliqué bastante nervioso, en estos casos no se que hacer.

    En Febrero de hacía bastantes años mi hermana Erin había cumplido los 11 años, yo tenía en ese entonces 8 y mi hermano pequeño Neil 3 por lo que no se acuerda de mucho de lo ocurrido. Desde pequeños tanto mi hermano como yo habíamos manifestado nuestra descendencia mágica, yo desgraciadamente quemando cosas y mi hermano mojándolas o haciendo flotar cosas... Erin jamás había hecho nada extraño, era como una muggle normal y corriente. Aunque nuestros padres lo sospechaban no le dijeron nada y se pasó semanas después de su cumpleaños esperando la carta para Hogwarts que nunca llegó, y lloró, lloró todo ese tiempo sin que yo ni mis padre pudiéramos consolarla.

    - Agger, e-en serio, eres muy amable preocupándote por Cal-calcetines, pero ya... ya me las arreglo yo con él ¿vale? – intenté hablar de forma tranquila – Es... es mi gato y creo saber cuidar de él bien... eh... pero... – me mordí un poco el labio – gra-gracias por tu ofrecimiento – esas palabras me costaron bastante de decir por que no entendía porque tenía que darle las gracias, pero en situaciones desesperadas, requieren medidas desesperadas.



    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Sáb Ago 01, 2009 2:58 pm

    Mientras intentaba dejar de llorar, todo el que me conocía más o menos siempre me criticaba este defecto que era demasiado llorona y que me ponía a llorar por tonterías la mayor parte del tiempo. Sabía que esta situación era una de ella y lo había intentado con todas mis fuerzas, pero es que la forma de hablar de ese chico era tan fría que dolía. Sólo quería ser amable con él y hablar un poco, pero resulto que solo era una molestia para el chico.

    - ¡O-oye n-no llores! –me dijo se le notaba un poco desesperado y nervioso intente con más fuerzas dejar de llorar- ¡N-no ha pasado nada pa-para que llores! ¡N-no es que no te a-agradezca tu ofrecimiento, pe-pero es que no creo que funcione!-todos mis esfuerzos de retener el llanto se marcharon en cuanto oí lo último, sabía que tenía razón pero… no lo podía evitar.

    Seguía llorando cuanto note que se movía, quizás se iba a marchar y dejarme ahí sola, era lo más lógico después de todo no era la primera vez que me lo hacían. Pero no se marcho, sólo había dejado a un lado sus cosas y agitaba los brazos. Empecé a sentirme peor, pero no por lo que me había dicho, sino porque le había incomodado y en ningún momento esa había sido mi intención. Debía calmarme cuanto antes y así al menos le dejaría tranquilo.

    -Agger, e-en serio, eres muy amable preocupándote por Cal-calcetines, pero ya... ya me las arreglo yo con él ¿vale? Es... es mi gato y creo saber cuidar de él bien... eh... pero... gra-gracias por tu ofrecimiento

    Me quede callada de inmediato al oír que me daba las gracias y me lo quede mirando fijamente durante unos minutos. Volvía a sentirme mal y no sabía muy bien porque, se que le había incomodado y quizás incluso molestado mientras estaba haciendo una tarea para alguna de las asignaturas que estaba cursando, así que supuse que me sentía un poco mal porque me diera las gracias. Agarre la falda que llevaba con las manos y baje la mirada hacia estas.

    -No tienes porque darme las gracias, no me las merezco.-me quede en silencio unos segundos-Te he debido incomodar y no solo por haberme puesto a llorar, sino también porque debo haberte molestado cuando estabas ocupado-solloce pero aguante las ganas de seguir llorando-Lo siento mucho-me incline ligeramente, para demostrar mis disculpas.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Sáb Ago 01, 2009 5:34 pm

    Después de esas palabras como si hubiese lanzado un hechizo sin palabras ella se quedó callada mirándome fijamente. Me sentía bastante aliviado de que se hubiera callado y esperaba que el llanto no se reanudase en los minutos siguiente, ver a una chica llorando era... de las pocas cosas que no podía aguantar de parte de una persona, en eso su padre tenía razón. Me lamí los labios que estaban algo resecos recordando las lejanas palabras de mi padre una tarde de Pascua cuando tenía trece años y al perecer había llegado la hora de tener ‘La Charla’... yo no sabía que tenía se especial esa conversación, por que no me dijo nada que no supiese yo de antemano.

    “Ryan, con las mujeres hay dos cosas que nunca debes hacer, por que cualquier camino conduce a problemas – durante esas palabras estaba mentalmente intentando escaparme pensando en los ingredientes para hacer el filtro de los muertos, por que psicológicamente un hijo nunca está mentalizado para hablar de chicas, chicos, o sexo con sus padres, nunca, en la vida, esas charlas iban contra la naturaleza -. Si la haces llorar, puedes arreglarlo sí, pero verlas llorar es como si te pusieras delante de un coche sin frenos, siempre acaba impactado contra ti... y si se enteran familiares o amigos de que la has hecho llorar más bien sería como si todos los coches de la Fórmula 1 impactasen contra ti – sentía tan lejanas esas palabras, en mi mente estaba pensando en la mejor forma de cortar los ópalos que se necesitaba para la poción – y la segunda cosa es nunca hacerlas enfadar ni pelear con ellas... aunque no lleven razón...”

    Escuché el maullido de Calcetines que me hizo bajar de las nubes y prestarle de nuevo atención a la chica que en ese momento tenía la cabeza agachada mirando al césped como si fuera la cosa más interesante del mundo. Yo internamente rezaba para que no volviese a llorar.

    - No tienes porque darme las gracias, no me las merezco – dijo en voz baja.

    -“Cierto – pensé sin la desfachatez de decirlo en voz alta, si lo hacía lloraría de nuevo – pero es lo único que se me ha ocurrido para que pararas”

    - Te he debido incomodar y no sólo por haberme puesto a llorar, sino también porque debo haberte molestado cuando estabas ocupado – volvió a escaparse un lamento acallado pero temí que fuera el detonante para una nueva tanda de lágrimas -. Lo siento – se disculpó.

    Como si toda la tensión de mi cuerpo se hubiese disipado con esas dos últimas palabras mi figura se encogió un poco y sentí como Calcetines se ponía a jugar con los cordones de mis zapatos. Debía ser un gran defecto que tenía de pequeño, o un alivio según se viera, no podía... enfadarme con alguien que había admitido su culpa y se había disculpado, si reflexionaba sobre ello estaba bien. Lancé un suspiro y cogiendo a Calcetines por la nuca lo quité de mis pies y volví a colocarme sentado al lado del árbol.

    - No... no es que me incomodes – intenté explicarme – he sacado a Calcetines, pero me has descubierto, podrías delatarme y eso es algo que no quiero, por eso no estoy siendo muy apático – fruncí el ceño -. Además tengo que terminar esto para mañana, y pensaba hacerlo calmado mientras Calcetines comía hierba y vomitaba bolas de pelo – me llevé la mano al pelo – no me esperaba que nadie se diera cuenta, pero tú has... cambiado los planes que tenía y realmente me molesta bastante que me interrumpan mientras trabajo [/color]– la miré pero suavicé la mirada – pero te has dado cuenta de ello, y te has disculpado, por lo que no tengo motivos para estar molesto – volví a coger mis cosas – puedes jugar con Calcetines... mientras termino esto, si quieres – puse la caja de pececitos a su lado, esta empezó a ser golpeada por mi gato – pero no le des más de un pez a la vez, no quiero que se empache.

    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Sáb Ago 01, 2009 7:31 pm

    Seguía con la cabeza baja sintiéndome mal, pero al menos parecía que las ganas de llorar se estaban marchando. Al menos no sentía el nudo que siempre sentía antes de ponerme a llorar, tome un poco de aire para ver si así me tranquilizaba pero seguía con la cabeza gacha. Entonces note movimiento donde se encontraba Regan, pero por temor no alce la cabeza.

    - No... no es que me incomodes – al oírle alce la cabeza y lo mire con sorpresa – he sacado a Calcetines, pero me has descubierto, podrías delatarme y eso es algo que no quiero, por eso no estoy siendo muy apático.

    ¡¿Delatarle?!” me cuestioné a mí misma, eso jamás se me hubiera pasado por la cabeza; era responsable y sabía que se tenían que cumplir las normas a rajatabla, pero que mal había en sacar un gato a los jardines. Ninguno.

    Me fije en calcetines que no se estaba quieto, se movía de un lado para otro pero sin alejarse de su amos, sonreí y volví a mirar hacia Regan fijamente. Me tenía como una delatora y eso no era cierto, por lo que tenía que dejárselo claro.

    -¿Por qué tendría que delatarte?-le pregunte dudosa-Opino que haces bien en sacar a Calcetines a los jardines, para que se sienta algo más libre-dije mirando un momento al gatito-A Lito también lo suelo sacar para que pueda corretear y también para que pueda jugar con la persona que me lo regalo-le sonreí a Ryan.

    También me dijo que en lo que estaba dedicando el tiempo era una tarea que tenía que entregar al día siguiente y que se había ido a ese lugar para estar tranquilo, entre esas cosas hubo una pequeña cosa que me volvía a dañar un poco, pero inmediatamente se paso por lo que dijo segundos después. Después de todo no me había equivocado mucho en lo de que le había molestado, pero parecía que todo estaba más o menos solucionado y eso me hizo volver a sonreír.

    -Puedes jugar con Calcetines... mientras termino esto, si quieres – coloco la caja de pececitos a mi lado, la cual inmediatamente empezó a golpear Calcetines lo que me hizo reír – pero no le des más de un pez a la vez, no quiero que se empache.

    En cuanto termino de decirme eso cogí la cajita y Calcetines se me acerco mientras seguía golpeándola. Volví a reírme por lo que hacía el gatito mirándolo y entonces alce la mirada para dirigírsela al chico.

    -Tranquilo Ryan, ¿puedo llamarte así?-le pregunté con timidez-No tenía pensado darle en exceso, y menos sin tu permiso -le miro con seriedad-Y muchas gracias por dejarme jugar con Calcetines-le dedique una cálida sonrisa.

    En cuanto termine de decirle eso a Regan, me dedique a jugar con Calcetines.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Dom Ago 02, 2009 8:56 pm

    De nuevo se me quedó mirando y cogió la caja con los pececitos mientras mi gato seguía la caja, cabía muy bien lo que contenía aquel artefacto, por eso se emocionaba tanto. La chica rió y yo sonreí un poco aliviado de que no fuera a llorar nuevamente mientras mojaba la pluma en la tinta y volví a colocar el libro en su sitio para poder leer con comodidad mientras escribía, esta vez no tenía que estar pendiente de un gato que se agarraba a mi hombro para ello, así que todo debía de ser más fácil, después de todo no quedaba mucho para acabar la redacción.

    - Tranquilo, Ryan – dijo mi nombre y yo hice una mueca - ¿puedo llamarte así? – preguntó.

    -“Como poder puede... pero no espere que yo la llame por su nombre – asentí con la cabeza mientras escribía – no somos amigos ni compañeros de casa... ni siquiera de curso... ¿por qué debería llamarla por su nombre?”

    - No tenía pensado darle en exceso, y menos sin tu permiso – añadió sobre la comida de gato -. Y muchas gracias por dejarme jugar con Calcetines –soltó en un tono afable y alegre, al parecer le gustaban mucho los animales.

    La muchacha empezó a jugar con Calcetines soltándole un pequeño pez que empezó a flotar por el césped y a esconderse detrás de algunas hierbas altas, como si fuera algas. Sonreí un poco ante ello y continué escribiendo rápidamente lo que me faltaba, esperaba que la redacción bastante, dejar cosas así para último día no era costumbre mía, incluso en la escuela muggle odiaba entregar algo retrasado, pero se había juntado demasiadas cosas más urgentes para hacer. Pasé calmadamente un par de hojas llegando a la página 394 del libro donde venía una pequeña anotación hecha en la clase de una cosa que dijo la profesora, seguro que acordarme de esto sería bastante notado para que el trabajo aunque sólo tenía la marca de cuarenta centímetros y no pensaba hacer más de eso notase que me había esforzado un poco.

    -“Bueno normalmente lo toma en cuenta – recordé el año pasado con los estudios sobre animagos -. Ahí me pasó la mano un poco, pero ¿qué culpa tengo de que se me cayese al fuego? Ninguna, sólo la de un idiota de sexto año que no pudo tener cuidado de donde lanzaba la Quaffle” – bufé un poco y terminé de escribir la que supuestamente iba a ser la última frase de la redacción.

    Me estiré un poco y sonreí bastante calmado cerrando los ojos lanzando un pequeño suspiro. Al abrir los ojos empecé a enrollar el pergamino y lo metí en la bolsa junto con los libros que había utilizado para apoyarme y leer. Escuché un maullido detrás de mi pierna y vi como Calcetines tenía en la boca lo que debía quedar de la cola del pez la dejó en el suelo y se sentó, al parecer bastante satisfecho.

    - ¿Para mi? – pregunté algo incrédulo, que ese gato intentase ofrecerme algo era bastante insólito – Oh, no, gracias, pero no me gusta el pescado – negué con la cabeza pero Calcetines maulló algo más fuerte y lo tocó con la punta de la nariz para acercármelo -. No Calcetines, yo como tarta de manzana, tu pescado – me señalé y luego al gato pero aún así este siguió insistiendo.


    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Dom Ago 02, 2009 9:37 pm

    Abrí la cajita donde se encontraba el pescado que le gustaba comer a Calcetines y saque uno de la caja, al soltarlo este salió volando hasta esconderse tras unas hierbas. Calcetines no tardo mucho en ir tras el pescado, observe como lo iba persiguiendo y pegaba de vez en cuando saltitos. Se veía tan gracioso que iba riendo con alguno de los movimientos que hacía, al final dio un gran salto y capturo el pescado, el cual empezó a comérselo.

    Mientras Calcetines se comía el pescadito mire hacia los alrededores, para ver si tenía suerte y podía divisar a esa persona porque le tenía que decir que Lito estaba un poco enfermo. Sé que podría haberle mandado una lechuza, pero eso implicaba decirle a mi madre a quien se la mandaba y eso no le hubiera gustado nada. Además de que como estuve pasando mucho tiempo en casa de Alice, pues tampoco tuve ocasión de hacerlo y cuando por fin tuve ocasión que era en el tren tampoco lo encontré, suspire. Tenía ganas de verle y hablar con él. Entonces volví a fijar la mirada en Calcetines, el cual se había comida casi todo el pescado, solo le quedaba la cola.

    El gatito con la cola del pescado se acerco a Ryan y se la puso como ofrecimiento, ese gesto me hizo sonreír y me fije en la cara que puso el chico, la cual era un poco de incredulidad.

    Oh, no, gracias, pero no me gusta el pescado. No Calcetines, yo como tarta de manzana, tu pescado –Regan se señalo y luego a Calcetines, pero aún así este siguió insistiéndole.

    Al ver como el gato seguía insistiendo a su amo hizo que riera durante un buen rato. Cuando pare de reír mire al chico con una sonrisa en los labios.

    -Creo que por mucho que le digas que tu no comes pescado te seguirá insistiendo, quizás deberías hacer como que te lo comes sin comértelo-le señale la cola de pescado-Pero solo es una sugerencia tonta por mi parte, sé que es tu gato y que haces lo que creas mejor para educarlo-agregue inmediatamente sabiendo que al chico el comentario no le haría ninguna gracia.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Miér Ago 05, 2009 8:48 pm

    Hice una mueca ante el gesto de insistencia del gato, aunque era una forma... muy humana, de hacer las cosas, dar parte de su comida a su dueño, era un... gesto cariñoso por parte de un gato que presuntamente no tiene sentimientos, pero aún así un gesto cariñoso. Escuché reír a la chica y la miré de reojo, al parecer le parecía gracioso la reacción de Calcetines ofreciéndome parte de su comida... normalmente los animales no compartían la comida con otros ni siquiera de su misma raza.

    - Creo que por mucho que le digas que tu no comes pescado te seguirá insistiendo – bueno a esa conclusión ya acababa de llegar, pero un recordatorio nunca viene mal – quizás deberías hacer como si te lo comes sin comértelo – parpadeé ante eso y la miré con una ceja alzada -. Pero sólo es una sugerencia tonta por mi parte, sé que es tu gato y haces lo que creas mejor para educarlo.

    Fruncí un poco el ceño y pensé en su idea... no sería mala idea eso, pero si lo conservaba en la mano el gato lo olería... y si lo lanzaba lejos o se lo escondía podía seguirle el rastro y volver a traérselo. Miré a mi alrededor, tan sólo había hierba, árboles, hierba, el lago, hierba... ¡el lago! ¡Claro, como no se me había ocurrido antes! Sonreí un poco.

    - Creo... que haré eso – la miré de reojo aún con la sonrisa – Mira Calcetines – cogí el trozo de pescado que estaba en el suelo e hice como que me lo estaba comiendo mientras en verdad lo conservaba en la mano – ¡Ya no está! – estiré los brazos hacia delante y con el impulso lancé la cola de pescado hacia el lago que se hundió con un ‘plof’ en el.

    Calcetines se acercó a mis manos y las olisqueó maullando al parecer feliz por haber aceptado su ofrecimiento, entonces si venir a cuento empezó a lamer mi mano haciendo que me sorprendiese bastante pero no apartase la mano. Una sumisa sonrisa surcó mis labios y entrecerrando los ojos con la otra mano me puse a tocarle suavemente detrás de las orejas haciendo que ronronease.


    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Miér Ago 05, 2009 11:28 pm

    - Creo... que haré eso –me dijo antes de llamar la atención de Calcetines.

    Regan cogió la cola del pescado y se la llevo hacia la boca mientras hacía como si se la estuviera comiendo. Seguidamente estiro los brazo supuse que en ese momento habría lanzado la cola del pescado hacia el lago negro, porque me pareció oír un muy ligero plof, pero quizás era mi imaginación.

    Poco después Calcetines se acerco a las manos de Regan y las olisqueo para después comenzó a lamerlas. La reacción del gatito fue muy tierna y pude apreciar una sonrisa en los labios del chico que al poco rato comenzó a acariciar las orejas del gato.

    Mientras observaba la escena me di cuenta que ahí no pintaba nada así que me levante sin hacer mucho ruido porque no quería interrumpir la tierna escena.

    -Esto… ha sido un placer conocerte Regan-le dije al chico que seguía acariciando a su gato-Ahora os dejare solos para que podáis disfrutar de la tranquilidad y si tienes más cosas que hacer las puedas terminar-le sonreí.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Mar Ago 11, 2009 11:13 pm

    Sonreí un poco más al ver que Calcetines se daba la vuelta para que le rascase la barriga y maullaba al parecer contento por que le prestase atención, menudo gato mas interesado... De pronto noté como la chica se levantaba, parecía algo nerviosa, como si hubiese recordado algo de repente, me quedé mirándola mientras seguía acariciando a mi gato. Esta nos miró al parecer algo apurada.

    - Esto... ha sido un placer conocerte, Regan – parpadeé -. Ahora os dejaré solos para que podáis disfrutar de la tranquilidad, y si tienes más cosas que hacer las puedes terminar – sonrió al parecer bastante segura de lo que decía.

    Ante eso no se porque mi reflejo fue soltar una pequeña risita, no es que me hiciera gracia su comentario, o sus formas tan correctas de despedirse. Poco a poco la risa fue aumentando hasta convertirse en una serie de carcajadas, no demasiado fuertes, pero bastante llamativas. Me llevé una mano a la boca intentando acallarlas, seguro que ella debía pensar que me estaba riendo de ella, y eso no era así. Me tranquilicé aún soltando alguna que otra risilla poco disimulada y negué rápidamente con la cabeza.

    - Disculpa, disculpa, es que me ha hecho gracia la situación –seguí sonriendo -. No te ha importado venir a hablarme cuando estaba haciendo algo y mi gato estaba aburrido colgando de mi hombro, pero te sientes incómoda cuando he acabado lo que tengo que hacer y estoy jugando con mi gato, eres muy contradictoria – solté otra risa -. No es ningún insulto, pero es extraño tu comportamiento, normalmente la gente no se acercaría a una persona que hace deberes tranquila y si a una que juega con su mascota – me encogí de hombros y entrecerré los ojo -. Eres graciosa, en el buen sentido de la palabra.


    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Miér Ago 12, 2009 3:07 pm

    Al despedirme Regan inmediatamente empezó a reírse primero ligeramente hasta convertirse en una serie de carcajadas. Esa reacción hizo que me sintiera un poco mal porque supuse que el chico se estaba riendo de mí, pero no iba a ponerme a llorar porque si hacía eso seguramente o se reiría mas de mi o se podría molestar por volver a ponerme a llorar. Así que intente ser fuerte ante esa reacción.

    -Disculpa, disculpa, es que me ha hecho gracia la situación–se me disculpo por la reacción que había tenido –. No te ha importado venir a hablarme cuando estaba haciendo algo y mi gato estaba aburrido colgando de mi hombro, pero te sientes incómoda cuando he acabado lo que tengo que hacer y estoy jugando con mi gato, eres muy contradictoria –volvió a reírse, aunque su comentario era bastante cierto –. No es ningún insulto, pero es extraño tu comportamiento, normalmente la gente no se acercaría a una persona que hace deberes tranquila y si a una que juega con su mascota –se encogí de hombros-. Eres graciosa, en el buen sentido de la palabra.

    Me lo quede mirando sorprendida por todo lo que me había dicho, pero sobre todo por su último comentario. Para nada era una persona graciosa solo porque hubiera hecho lo que había hecho, además más bien me había acercado a él por Calcetines no para molestarle ni nada de lo que pudiera pensar. Adoraba los gatos desde siempre, aunque nunca había podido tener por normas de mi madre, al menos hasta que tuve a Lito que en ese momento cambio un poco la situación.

    -No tienes que disculparte-agache la cabeza mirando el césped fijamente-La verdad es que no sabía que estabas haciendo y más bien al pasar por aquí me he fijado mas en Calcetines que en ti-me sonroje al sincerarme de porque me había acercado-Se que es extraño lo que he hecho, pero es que adoro los gatos desde bien pequeñita son mi debilidad y cada vez que veo alguno tiendo a salir tras él para verlo de cerca. Eso ha causado que de pequeña me perdiera muchas veces cuando iba con mi madre por la calle-sonreí con nerviosismo-¿Graciosa?-parpadeé sorprendida un par de veces mirándolo-Creo que es la primera vez que me dicen eso, normalmente me llaman llorona porque lloro mucho y con facilidad como has visto-volví a agachar la cabeza-Aun así gracias por considerarme graciosa-le sonreí.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Sáb Ago 15, 2009 10:20 am

    Me llevé una mano al pecho, la verdad es que no me reía mucho de situaciones así. Sentí unos golpecitos en mi mano de mi gato por haberle dejado de acariciar, al parecer molesto, volví a tocarle las orejas para que se calmase. Lancé un pequeño suspiro algo más calmado, realmente no me entraban demasiados ataques de risa, sí me reía, pero no lo que son ‘ataques’ de risa, a no ser que alguno de mis hermanos se acercase a mi y me encontrase las cosquillas, así sí que acababa estallando, pero claro, habían tenido años para encontrar su punto débil... los demás lo desconocían. Agger comenzó a hablar.

    - No tienes que disculparte – afirmó -. La verdad es que no sabía que estabas haciendo y más bien al pasar por aquí me he fijado más en Calcetines – torcí un poco es gesto.

    -“Eso es todo un halago, soy menos visible que mi gato... – no lo dije en voz alta por supuesto – Creo que no necesito capa de invisibilidad”

    - Se que es extraño lo que he hecho – sí bueno, la gente normalmente se fijaba en las personas no en los animes – pero es que adoro los gatos desde bien pequeñita, son mi debilidad y cada vez que veo alguno tiendo a salir tras él para verlo de cerca – moví un poco las cejas al oír aquella explicación -. Eso ha causado que de pequeña me perdiera muchas veces cuando iba con mi madre por la calle – solté otra pequeña risita, eso también era gracioso.

    -“De pequeña se perdía por perseguir gatos... ¿a quien se le ocurre?” – pensé.

    - ¿Graciosa? – parpadeó un poco al mirarme – Creo que es la primera vez que me dicen eso, normalmente me llaman llorona, porque lloro mucho y con facilidad como has visto – agachó la cabeza -. Aún así gracias por considerarme graciosa.

    Ladeé la cabeza un poco, aún así no entendiendo porque me daba las gracias... ¿qué nadie le hubiera dicho eso merecía que le diera las gracias? No creía, así que simplemente me encogí de hombros y cogí en brazos Calcetines que empezó a removerse entre mis brazos.

    - No creo que me debas dar la gracias por decir lo que creo que eres... es mi propia forma de verte supongo – lancé un suspiro -. Además, eres algo rara ¿sabes? –la miré con curiosidad y no pude evitar soltar una risita – eso de perderte pillando gatos es una imagen mental muy graciosa, y es extraño, pero no es malo aunque... – medité como decirle lo siguiente – No deberías acercarte a una persona sólo por su mascota... por que podría molestarse y entonces creo que la acabaría peor serías tú, y yo no, no estoy molesto antes de que lo pienses, tan solo me parece una curiosa forma de actuar – repuse.

    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Sáb Ago 15, 2009 4:48 pm

    -No creo que me debas dar la gracias por decir lo que creo que eres... es mi propia forma de verte supongo.

    Me lo quede mirando con sorpresa, como que no le tenía que dar las gracias porque me llamara graciosa, acaso prefería que me enfadara o me lo tomara como algo malo. Para mi esas cosas eran algo bueno y más cuando estaba acostumbrada a que me llamaran cosas negativas, por eso al llamarme graciosa le he agradecido porque no era una calificación que me suelan dar. Me volví a sentar en el césped sin apartar la vista de él.

    -Te las doy si quiero, a no ser que prefieras que me lo tome como un insulto-le solté con decisión.

    Encima me llamaba rara, aunque bueno en parte lo era si me paraba a pensar en lo que me decía, porque tenía toda la razón del mundo.

    -Lo de perderme solo me pasaba de pequeña, aunque es cierto que no es normal-sonreí con nerviosismo-Tienes razón que no debía haberme acercado a ti o a cualquier otro solo por su mascota, es un defecto que tengo y por mucho que lo intento no lo puedo remediar-agache la cabeza y estuve un buen rato en silencio-Que tal si volvemos a empezar desde el principio Regan, bueno lo de las presentaciones nos las podemos saltar-le dije cuando volví a mirarle-Por ejemplo, ¿qué es lo que te gusta? O, ¿qué sueles hacer en las vacaciones?-le pregunté sin saber muy bien si estaba haciendo lo correcto.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Dom Ago 16, 2009 10:39 am

    Vi como se volvía a sentar sobre el césped y yo me quedé mirándola mientras intentaba que Calcetines no se escapase de entre mis brazos aunque en vez de eso parecía querer trepar por mi pecho para quedar en el lugar donde lo había colocado en el lugar que lo puse la primera vez. Lo sostuve por debajo de las patas y lo volví a colocar en mi regazo haciendo que soltase un gran maullido en forma de queja que realmente no tome demasiado en cuenta.

    - Te las doy si quiero, a no ser que prefieras que me lo tome como un insulto – espectó ella ante la sorpresa mía que parpadeé y negué con la cabeza.

    - Prefiero que te lo tomes como un comentario casual, ni bueno, ni malo, tan sólo un comentario ¿no es tan raro eso verdad? – tironeé un poco de la oreja de Calcetines para dejase de rasguñarme los pantalones.

    Ella parecía un poco nerviosa, pero de cierta forma más relajada que antes y eso que no estaba con mi gato que seguía luchando contra mis manos y mis pantalones para poder escalar por mi uniforme.

    - Lo de perderme sólo me pasaba de pequeña, aunque es cierto que no es normal. Tienes razón que no debía haberme acercado a ti o a cualquier otro sólo por su mascota, es un defecto que tengo y por mucho que lo intento no lo puedo remediar – yo no pensaba que no pudiera remediarse, tan solo era cosa de ponerse y aguantar, como el dejar de su padre que había tardado muchos meses en dejarlo definitivamente -. Que tal si volvemos a empezar desde el principio, Regan. Bueno, lo de las presentaciones no las podemos saltar - me miró a la cara -. Por ejemplo, ¿es que es lo que te gusta? O, ¿qué sueles hacer en las vacaciones? – preguntó.

    Hice una pequeña mueca... supongo que esa era una conversación normal, con alguien que apenas te conoce y quiere saber cosas de ti, así que... la primera no es tan rara y la segunda parecía algo más personal... Pero no hacía cosas demasiado raras como para que la gente no tuviera que saber que hacía los veranos, aparte de que tenía una hermana Squib lo más raro en su casa era una extraña mancha de Moho que había quedado en la habitación de su hermano de pequeño y ni con hechizos limpiadores podía quitarse.

    - Pues... me gustan muchas cosas, algunos libros, algunas películas... algunas asignaturas que ya no doy, pero me siguen gustando... – recordé – Los animales mágicos no son santo de mi devoción, pero según de que tipo pueden llegar a agradarme... prefiero las mascotas muggles – acaricié a Calcetines que volvió a maullar frustrado por no poder subir a mi hombro -. En verano suelo pasarlo en familia con mis padres y hermanos, tengo dos, una hermana de 17 años, se llama Erin y quiere ir a la universidad el año que viene, siempre discuto mucho con ella, pero nos llevamos bien... y un hermano pequeño, Neil, tiene 10 años, el año que viene entrará en Hogwarts – encogí la nariz – mi padre siempre nos lleva de viaje a algún sitio en Agosto, unas dos semanas o así, cuando se toma las vacaciones y mi madre no trabaja en el Ministerio.... – me encogí de hombros – somos una familia bastante normalita, para ser una mezcla de mago-muggle, lo llevamos bien.

    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Katherin el Mar Ago 18, 2009 3:58 pm

    -Prefiero que te lo tomes como un comentario casual, ni bueno, ni malo, tan sólo un comentario ¿no es tan raro eso verdad?

    Lo mire con perplejidad cuando me soltó ese comentario. Tomármelo como algo casual, bueno no es que eso fuera difícil pero creía que las cosas o se decían porque eran o algo bueno o algo malo, no como algo intermedio.

    -Raro no es, pero pensaba que normalmente cuando alguien dice ese tipo de cosas o son positivas o son negativas. Aunque veo que me equivocaba-dije con una sonrisa.

    Escuche con atención cuando me estuvo explicando que es lo que le gustaba y que solía hacer en las vacaciones. Cuando menciono lo de asignaturas que no daba me quede un poco extrañada, pues en Hogwarts durante todos los años a excepción de los dos últimos que iban más respecto a los TIMOS hacías siempre lo mismo; así que supuse que quizás se refería a asignaturas de un colegio muggle. Respecto a lo que hacía en las vacaciones me parecieron las típicas que suele llevar una familia normal.

    -Así que tienes dos hermanos y uno de cada, uno mayor y otro menor y encima chico y chica. Qué suerte que tienes en mi caso solo tengo un hermano mayor que también estudia aquí aunque no vivimos en la misma casa-contesté alegremente menos la ultima parte-¿Tu hermana estudia en escuelas muggles? ¿No ha querido venir aquí o es porque no es bruja?-pregunté por inercia-¡Ay! Lo siento no era mi intención preguntar eso es que a veces no me doy cuenta y digo las cosas sin pensar-agache la cabeza-¿Cuando te refieres a asignaturas que no das, te refieres a las de los colegios muggles?-volví a mirarle-No por ser una familia mezcla mago-muggle tiene porque llevarse mal las cosas, muchos magos y brujas hoy en día saben adaptarse muy bien a la vida muggle y lo mismo pasa con estos últimos. Mi madre lleva un poco mas de 15 años viviendo entre muggles y nunca ha tenido problemas para adaptarse a ellos-comenté sonriendo.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Ryan Regan
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 20
    Fecha de inscripción : 07/07/2009

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Ryan Regan el Miér Ago 19, 2009 12:57 pm

    En mi casa o bueno, conocía a algunos mestizos al igual que yo. Aunque ninguno de ellos tenía un padre que cada vez que echaban Formula 1 obligaba a sus hijos a verlos con él, o una hermana squib que daba más miedo que una Banshee enfadada, aunque claro tenía mejor aliento. Erin jamás había superado del todo no poder hacer magia, pero aún así disfrutaba yendo al callejón Diagon, también en Honeyducks y visitando algunos pueblos mágicos, ser muggle no te priva de disfrutar de la magia aunque no puedas realizarla, esa era una frase que nuestro padre repetía muchas veces, ya que aunque no podía hacer magia los hechizos limpiadores de mi madre siempre resultaban muy útiles, sobre todo para las manchas de tinta de la ropa.

    - Así que tienes dos hermanos – escuché la voz de Agger que me sacó de mi ensoñación – y uno de cada, uno mayor y otro menor, y encima chico y chica. Que suerte que tienes, en mi caso sólo tengo un hermano mayor que también estudia aquí aunque no vivimos en la misma casa – me encogí de hombros.

    - Suerte, suerte lo que se dice suerte... cuando tienes un hermano pequeño llegas a comprender por que tus hermanos mayores a veces acaban asqueados de ti, sobre todo si sólo os lleváis cuatro o cinco años – medio sonreí -. Mas de una vez Neil a acabado empapado por culpa de querer jugar conmigo – cerré los ojos.

    - ¿Tú hermana estudia en escuelas muggles? ¿No ha querido venir aquí o es porque no es bruja? – directa al tema, una sinceridad que podría resultar aplastantemente incómoda - ¡Ay! Lo siento, no era mi intención preguntar eso, es que a veces no me doy cuenta y digo las cosas sin pensar – negué con la cabeza.

    - La verdad es que tienes razón – era normal hablar de la condición de mi hermana, sobre todo después de tantos años -. Ella es squib, así que siguió estudiando en el colegio y el instituto, en cierta forma es envidiable, cuando Neil reciba la carta de Hogwarts tendrá que dejarlo como hice yo – la miré de lado -. Estudiábamos ambos en escuelas muggles, nuestro padre lo quería, así que eso hemos hecho, al venir a Hogwarts tenemos que dejar todo eso, amigos, compañeros... aunque como es con 11 años, pero siempre es bueno volver – sonreí – porque aunque pasen años puedes verlos en verano, no es lo mismo – rodé los ojos – pero es lo que hay.

    - ¿Cuándo te refieres a asignaturas que no das, te refieres a las de los colegios muggles? – asentí con la cabeza, había asignaturas que me gustaban y sobre todo eran sencillas -. No por ser una familia mezcla mago-muggle tiene porque llevarse mal las cosas, muchos magos y brujas hoy en día saben adaptarse muy bien a la vida muggle y lo mismo con estos últimos – comentó -. Mi madre lleva un poco másde 15 años viviendo entre muggles y nunca ha tenido problemas para adaptarse a ellos – terminó sonriendo y yo solté una risita.

    - Bueno ‘problemas’, seguro que tu madre no va diciendo ‘Por Merlín’ o ‘Por Morgana’ con muggles – volví a reír – mi padre lleva años oyéndolo, así que ya se ha acostumbrado... Además no es que en mi casa vivamos de forma mágica o de forma muggle. Mi madre trabaja en el Ministerio de Magia y mi padre es abogado, cada uno trabaja en su mundo – miré al cielo – al igual que mi madre jamás entenderá que tiene de entretenido la Formula 1 mi padre jamás entenderá el Quidditch y llevan más de 18 años juntos –suspiré – es cuestión de adaptarse, sino lo hiciera mi padre se habría vuelto loco cuando uno de sus hijos inunda la casa y el otro prende fuego a las cortinas – acaricié la cabeza de Calcetines.





    Contenido patrocinado

    Re: Trabajando al aire libre

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 6:22 pm