19 años despues


    Entre libros

    Comparte
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Entre libros

    Mensaje por Catrina el Mar Ago 04, 2009 2:27 am

    Aquel día no había amanecido demasiado apetecible. Las nubes habían oscurecido la bóveda celeste y amenazaban con traer tormenta, cosa muy desagradable para Catrina, ya que odiaba los días grises de lluvia porque no podía contemplar el cielo. Además de que tampoco podía estudiar al aire libre, como tenía por costumbre por esa época, y eso también le fastidiaba. Le encantaba distraerse con los pajarillos volando sobre su cabeza o con el bailoteo de las hojas sueltas que empezaban a tornarse amarillas. Este tipo de mañanas sólo podía entretenerse con las hojas amarillas de los libros de la biblioteca, que no es que no le gustase, pero pudiendo estar en sobre la hierba verde y fresca...

    Bufó, desanimada, y salió de clase con paso lento, mirando a través de los cristales de las ventanas cómo las nubes grises se agolpaban sobre el bosque prohibido. Suspiró y siguió caminando, entreteniéndose con los mechones de pelo que se escapaban del moño que se había cogido esa mañana para que el pelo no le molestase al escribir. Sus compañeros pasaban por su lado ignorándola o saludándola. Alguno incluso se detuvo a hablar con ella durante unos minutos, retrasando lo que le apetecía tan poco en ese momento.

    Al final, no tuvo más remedio que proseguir con su ruta y cruzar el umbral de aquel oceános de libros oportunamente colocados en sus polvorientas estanterías. Deambuló un rato entre ellas, buscando algo de interés antes de sentarse en una mesa a hincar los codos. Había más gente de lo habitual, pero seguían siendo pocos. Se lamió los labios al llegar a la sección de Historia de la magia y paseó los dedos por algunos lomos viejos, tamborileando suavemente sobre ellos. Inconscientemente giró la cabeza hacia la derecha y le pareció ver pasar junto a ella a una melena rubia. Parpadeó, intentando averiguar por qué le había sorprendido tanto aquello. Sobre todo por que había rubias a patadas en Hogwarts.

    "¡Oh!"

    Recordó de pronto su reciente amistad con Damon y la conversación que había mantenido con él sobre su hermana, rubia. Aquello la hizo caminar un poco más de prisa, y al girar una esquina pudo comprobar que en efecto era ella. Sonrió, satisfecha por haber encontrado algo interesante que hacer en vez de estudiar un día tan oscuro y caminó pausadamente hacia ella para que la bibliotecaria no la regañase. La cogió de la manga y tironeó un par de veces para llamar su atención, sonriéndole cuando giró para verla.

    -Hola- susurró- Eres Katherin Agger, ¿verdad? La hermana pequeña de Damon Agger- miró el escudo de su uniforme para corroborarlo, sonriendo- Yo soy Catrina Lowe. Soy amiga de tu hermano- le tendió la mano- Encantada de conocerte.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Mar Ago 04, 2009 10:48 am

    No me gustaban nada los días grises y que avecinaban tormenta, porque hacían que me sintiera un poco decaída y que las cosas no me salieran bien. Mis amigas siempre me decían que exageraba un poco con lo que decía, pero este día les quedo claro a que me refería.

    Esa mañana habíamos tenido clase de pociones y teníamos que preparar la poción agudizadora de Ingenio, el profesor nos había dicho que no era una poción complicada y que era fácil de hacer. Cuando leí las instrucciones a seguir la verdad es que si que parecía una poción relativamente sencilla, aun siendo bastante negada para pociones. Durante la primera parte de la poción todo había ido bien, pero después de eso al añadir a la poción raíz de jengibre esta explosiono, con lo que el contenido fue a parar a todas partes del aula. Me sentí fatal por lo sucedido aunque el profesor me había dicho que no pasaba nada, no me castigo ni nada simplemente tras eso dio por concluida la clase poniéndonos un trabajo sobre la poción que estábamos haciendo. Así que en cuanto recogí mis cosas, mis amigas me estaban esperando salí del aula. Una vez fuera me dijeron que se iban a la sala común para terminar una redacción que nos habían mandado el día anterior en herbología, como esa redacción la tenía terminada les dije que me iría a la biblioteca para empezar con el trabajo de pociones.

    No tarde mucho en llegar a la biblioteca a pesar de que había que subir bastantes plantas. En cuanto llegue a la biblioteca me acerque a la bibliotecaria para preguntarle si con los libros que había fuera de la sección prohibida tendría bastante información para escribir sobre la poción agudizadora, su respuesta fue afirmativa con lo que no tenía que ir a ningún profesor a pedirle un pase para poder acceder a la sección prohibida. Le di las gracias a la bibliotecaria y me dirigí hacia la zona en la que estaban los libros de pociones.

    Cuando estaba llegando al lugar donde se encontraba los libros que estaba buscando note que alguien me cogía de la manga y me tiraba de ella, con lo que me gire un poco asustada porque sabía que mis amigas no eran y mi hermano no solía llamar mi atención de esa manera. Al girarme vi que se trataba de una chica de cabello anaranjado y ojos color miel.

    -Hola-me saludo en un susurro-Eres Katherin Agger, ¿verdad? La hermana pequeña de Damon Agger-al decirme eso la mire con sorpresa y un poco de temor- Yo soy Catrina Lowe. Soy amiga de tu hermano-retrocedí unos pasos al oír lo ultimo-Encantada de conocerte.-me tendió la mano.

    Como era posible que esa chica supiera mi nombre, el de Damon no era tan extraño pues era más conocido entre los alumnos, pero lo que me sorprendió fue que supiera que era su hermana pues pensaba que nadie sabía que éramos hermanos. Aunque lo que más me sorprendió fue que me dijera que era amiga de mi hermano, Damon no era una persona sociable y no le gustaba hacer amigos ni dentro de su propia casa los tenía propiamente dicho, con lo que tuviera una amiga y de otra casa, me fije en ese momento en el escudo del uniforme, Hufflepuff, aun era más sorprendente. Entonces me fije en que me había tendido la mano, mire esta y a continuación mire a la cara de la chica.

    -Sí, soy Katherin Agger-susurre agachando la cabeza-¿Cómo es que sabes mi nombre?¿Y el de Damon?¿Y qué somos hermanos?-la última pregunta la hice entre murmullos y me quede callada durante unos segundos-Esto… lo de… que eres amiga de mi hermano es una broma, ¿verdad?-me lleve las manos hacía el pecho, rogando de que si era una broma de mal gusto que no fuera muy cruel.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Mar Ago 04, 2009 3:22 pm

    La expresión en el rostro de Katherin conforme fue escuchando sus palabras no tuvo precio. Parecía entre confusa, sorprendida y asustada, como si lo que estuviese diciéndole no fuese posible en ninguna de las maneras. Incluso le pareció que había retrocedido un par de pasos. Bueno, no era precisamente un bellezón, pero tampoco se consideraba tan horrible como para que alguien tuviese que desandar lo andado por estar cerca. Alzó una ceja mientras la chica la miraba a ella y a su mano, y finalmente se decidía a hablar.

    -Sí, soy Katherin Agger- susurró, agachando la cabeza- ¿Cómo es que sabes mi nombre? ¿Y el de Damon? ¿Y qué somos hermanos?- cada vez fue hablando más bajito, y al final se quedó callada unos instantes hasta que decidió volver a hablar- Esto… lo de… que eres amiga de mi hermano es una broma, ¿verdad?

    "Vaya, para parecer tan calladita suelta unas buenas baterías de preguntas" sonrió, cogiéndole de la mano y estrechándosela, bastante divertida por aquella situación.

    -Pues me alegra haber acertado, habría sido un show que encima me hubiese equivocado al reconocerte. Sé tu nombre porque conozco a Damon; él me ha hablado de ti. Pone una cara muy tierna siempre que te menciona, es gracioso- sacó la lengua- y no, no es una broma. ¿Por qué tendría que serlo?- parpadeó- ¿Realmente crees que alguien se atrevería a bromear con ser amigo de tu hermano con el genio que tiene?

    No se parecían mucho físicamente. Quizás algún toquecito, como la nariz o la forma de las cejas, pero eran casos muy puntuales y escasos. Quizás por eso a nadie se le había ocurrido relacionarlos, porque si simplemente negaban que a pesar de tener apellidos comunes no eran parientes, era francamente sencillo darles la razón. Además, su presencia era completamente diferente. La de Damon era fuerte, intensa, y que en un principio colocaba una barrera que se iba suavizando si conseguías caerle bien. La de Katherin no era así. Se le hacía tremendamente suave y vulnerable, era casi como estar rodeada de una nube blandita y regordeta por todas partes, que acariciaba con manitas tiernas. Justo como abrazar a un peluche.

    -¿Buscabas libros de pociones?- preguntó, mirando los títulos escritos en los lomos a su alcance- ¿Quieres que te ayude?- se ofreció, soltándole la mano con suavidad- No es que sea un cerebrito en esa materia, pero se me dan bastante bien- reconoció con poca modestia- y me he leído muchos de los libros de la sección- la bibliotecaria chistó desde el otro lado de la sala y Catrina bajó la voz- Puedo hacerte de guía si quieres.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Mar Ago 04, 2009 9:34 pm

    Lowe sonrió e inmediatamente me cogió la mano para estrechármela, parecía que se estaba divirtiendo y no entendía muy bien porque aunque quizás era por mi comportamiento algunas personas se reían de mí por ser como era. Me menciono que se alegraba de que hubiera acertado y que sabía mi nombre porque conocía a mi hermano y que él le había hablado de mí, la mire con sorpresa porque aunque creía en lo que me decía me sorprendía que Damon hablara con otras personas de mi cuando las veces que nos habíamos visto se comportaba un tanto receloso, pero si a esa chica le había hablado de mí es porque era buena persona y de su agrado. Al comentario que me menciono después sonreí primeramente pasando a soltar una ligera carcajada, que dijeran que mi hermano era gracioso por poner cara de ternura no me lo esperaba, aunque sabía que cuando estaba conmigo dejaba de ser el gruñón que aparentaba ser.

    -Te creo, aunque me sorprende que mi hermano hable con otras personas de mí-mencioné en un susurro-Damon no es una persona muy habladora, además de que suele detestar a todo aquel que no sea como nosotros-agache la cabeza sintiéndome mal, no me gustaba tener que hacer referencia a lo de la sangre porque para mí todos éramos iguales-Por eso mismo te preguntaba si era una broma, porque mi hermano no es de hacer amigos. Aparte de que dice que no los necesita, pero me alegro de que seas su amiga-sonreí-, porque eso significa que incluso él necesita de amistades. Y sobre lo de bromear sobre ser su amigo no sería tan raro mucho chicos de Slytherin que ni siquiera han hablado con Damon dicen que son amigos de él-le explique mirándola a la cara-Él directamente pasa de esas personas, pero sé que en verdad le molesta mucho porque la gente solo dice eso para que otros no se metan con ellos.

    Me pregunto si buscaba libros de pociones y si quería que me ayudara, le sonreí a sus palabras mientras la observaba con atención. Su forma de hablar me parecía graciosa, porque decía una cosa y al segundo parecía como si estuviera diciendo lo opuesto sin serlo. También me menciono que se había leído muchos libros de esa sección entonces la bibliotecaria mando callar, tampoco es que Lowe estuviera hablando muy fuerte, aunque bueno esa mujer siempre había sido una maniática del silencio y hasta a las moscas las mandaba callar. Catrina bajo la voz para decirme que me podía hacer de guía, la verdad es que no me hacía falta una guía, porque aunque no me conociera todos los libros los más básicos sí que los había utilizado casi a diario en los cinco años que llevaba en Hogwarts.

    -Si, en concreto de los que hablen de la poción agudizadora del ingenio-respondí a su primera pregunta-Es para un trabajo que nos han mandado-añadí sin saber si a ella le interesaba saberlo o no-Esto… gracias por ofrecerme tu ayuda, pero no quiero interrumpir lo que estuvieras haciendo. Además de que me las puedo apañar sola-sonreí con nerviosismo y me quede callada durante unos segundos-Emm… Ca… digo Lowe, ¿cómo conociste a Damon?-le pregunté mirándole a los ojos, al acordarme de que me había dicho que conocía a mi hermano.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Mar Ago 04, 2009 11:55 pm

    La leve risa de Katherin la hizo sonreír, porque eso significaba que se había relajado un poco en su presencia y ya no estaba tan nerviosa ni desconfiada. No sabía por qué, pero no quería llevarse mal con la hermana de Damon. Le parecía una chica demasiado buena y adorable y quería caerle bien y viceversa.

    -Te creo, aunque me sorprende que mi hermano hable con otras personas de mí. Damon no es una persona muy habladora, además de que suele detestar a todo aquel que no sea como nosotros.

    -¿Que no es muy hablador?- parpadeó- Pues conmigo habló de lo lindo, créeme. Estuvimos bastante rato, y aunque no siempre fue muy simpático, sobre todo cuando tratamos el tema de la sangre, al menos yo me lo pasé bastante bien.

    Se reajustó la correa del hombro de la bolsa que llevaba y siguió escuchándola. Ah, Damon y los amigos. No es que lo conociese mucho, pero parecía que sus impresiones acerca de él, gracias a lo que le había dicho en los jardines y lo que ella misma había sacado por su cuenta no distaban demasiado de la realidad. Lo de que había chicos de Slytherin que se hacían pasar por sus amigos sin conocerlo siquiera le extrañó hasta cierto punto, porque sabiendo cómo era la gente, y que la jerarquía en Hogwarts no era muy diferente de la de su propio colegio... pudo llegar a encontrarle no lógica, pero sí credibilidad.

    -Pues la verdad es que no sé cómo se atreven. A mí particularmente no me da ningún miedo, pero sé que la gente es muy cobarde... o puede llegar a serlo. Pero bueno- alzó los hombros- si luego se cabrea y acaban mal, culpa suya es.

    Respondió de forma positiva a su primera pregunta, si bien a la segunda le dijo que no hacía falta porque se las apañaba sola y porque no quería molestarla. Realmente era una chica adorable.

    -Emm… Ca… digo Lowe, ¿cómo conociste a Damon?

    Le sacó la lengua y le cogió de las mejillas, tal y cómo había hecho con su hermano días antes, frotándoselas un poco con los pulgares.

    -Tranquila. No estaba haciendo nada en concreto. Iba a estudiar, pero tampoco pasa nada si lo retraso. Si puedo serte de ayuda...- se separó de su lado antes de que ella pudiese decirle nada- Poción agudizadora... poción... agudizadora del ingenio...- comenzó a pasearse por delante de los libros, pasando un dedo por todos y cada uno de los lomos, y sonrió al dar con el que buscaba- ¡Qué suerte! Nadie ha cogido este aún- lo sacó de la estantería y se lo extendió con ambas manos- Aquí tienes. Este te servirá bastante. Los otros no los veo, así que deben de haberlos cogido otros chicos de tu curso.- la tomó de la mano y la sacó de ese lugar- Por cierto, no te cortes. Puedes llamarme Catrina, Cat o Catty. Como tú quieras. No me gusta que me llamen por mi apellido. Oh, y la forma de conocer a tu hermano fue muy graciosa, la verdad. Estaba estudiando fuera, en los jardines, y un trozo de pergamino me salió volando y aterrizó en los pies de tu hermano. Lo recogí y empezamos a hablar. Curioso, ¿verdad?- alzó los hombros, riéndose con suavidad- ¿Puedo sentarme contigo, Katherin? Prometo no molestar demasiado.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Miér Ago 05, 2009 10:18 pm

    -Damon nunca va a ser simpático con el tema de la sangre, porque detesta a la mujer que esta con nuestro padre. Según él, ella es la causa de que estemos separados y ahora el viva con nuestros abuelos[color=orange]-le explique con tristeza-[color=orange]Pero no creo que él tenga razón del todo, sé que no conozco a esa mujer pero no puede ser la causa de todo eso. Además de que creo que el hecho de que nuestros padres se separara era otro, pero no se cual-me encogí de hombros al finalizar.

    Vi que se reajustaba la correa del hombro de su mochila mientras me escuchaba. Sinceramente parecía muy buena persona y supuse que no es que lo pareciera sino que tenía que serlo porque sino no podría ser amiga de mi hermano. A mí explicación sobre lo que hacían algunos chicos sobre el tema de mi hermano y las amistades parecía que no estaba del todo de acuerdo con ello, era normal después de todo, pero ella había tenido mucha suerte de que mi hermano la aceptara. Su comentario sobre que no le daba miedo Damon me hizo reír, no era la primera vez que oía que mi hermano daba miedo la verdad es que nunca pensé que diera miedo, como era serio pues hablar con él o simplemente con verlo imponía.

    -Es que no da miedo, es solo que como es muy frío pues impone, pero solo eso-me intente explicar un poco nerviosa-Cuando lo conocí no me dio miedo, aunque también he de decir que era porque me perseguía otro chico y mi hermano me libro de él, pero aún así cuando nos quedamos solos tampoco me dio miedo y eso que se comporto muy fríamente.

    Tras dirigirme a ella y preguntarle por como conoció a mi hermano me saco la lengua y me cogió de las mejillas, eso me sorprendió con lo que supuse que mi cara involuntariamente había hecho algún gesto que lo demostrara. Catrina me dijo que no estaba haciendo nada en concreto solo que iba a estudiar pero que lo podía retrasar, le sonreí y vi como se ponía a buscar entre los libros hasta que encontró uno que me lo ofreció a lo que le di las gracias mientras lo cogía. La verdad es que era muy simpática y que me ayudara tanto sin casi conocerme me emociono, porque pocas personas lo habían hecho por no decir que nadie. Otra cosa que me dijo fue que le podía llamar como quisiera y que no le gustaba que le llamaran por su apellido, a continuación me explico cómo había conocido a Damon y mientras me lo explicaba le escuche con atención.

    -Si que es curioso y gracioso por lo que te paso, Cat-le sonreí con sinceridad-Pero lo mas curioso de todo es que mi hermano te hablara, normalmente suele ignorar a todo el mundo y en tu situación lo más lógico hubiera sido que te hubiera soltado alguno de sus comentarios y hubiera seguido su camino-le comenté al recordar cómo era Damon con el resto de las personas-Aunque supongo que si no lo hizo es porque tienes algo especial que le pueda gustar-reí sin que se notara mucho para que no me oyera la bibliotecaria-Y claro que te puedes sentar conmigo, me encantaría tener compañía-le volví a sonreír-No me has de prometer que no me molestaras mucho, además si no termino hoy el trabajo siempre puedo pedir ayuda a alguna de mis amigas o incluso a mi hermano si lo veo antes de la próxima clase de pociones-dije antes de encaminarme hacia una mesa que estaba totalmente vacía.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Jue Ago 06, 2009 1:04 am

    Se sorprendió un poco al saber que Damon vivía con sus abuelos, ya que no recordaba que hubiese mencionado aquel pequeño detalle. Aunque en realidad no era tan raro como podía parecer, si bien le había dejado bastante claros sus pensamientos sobre su progenitor y la mujer que en ese momento lo desposaba. Suspiró, asintiéndole con la cabeza a Katherin cuando le dijo que no creía que fuese lo único que había separado a sus padres, porque ella tampoco lo creía. A no ser que hubiese sido una amante de su padre antes del divorcio, pero tampoco quería montarse ninguna película rara sobre la vida privada de los padres de Damon y Katherin, sobre todo porque se conocía y temía acabar soltando alguna barbaridad que pudiese molestarlos.

    Se rió un poco, aguantándose, porque acababa de imaginarse a Damon como un superhéroe como los de los comics de Marvel, y la visión que le había surcado la cabeza no era precisamente la mejor para guardar la compostura. Tuvo que acercarse a las estanterías y apoyarse en ellas mientras se cubría la boca con la mano. Debía borrar esa imagen de su cabeza. Debía hacerlo. Debía hacerlo...

    -Lo siento- susurró- es que se me ha ocurrido algo muy gracioso... pero no es nada, de verdad- se excusó, por si la chica se preocupaba por haberse apartado de repente.

    -Sí que es curioso y gracioso por lo que te paso, Cat. Pero lo mas curioso de todo es que mi hermano te hablara, normalmente suele ignorar a todo el mundo y en tu situación lo más lógico hubiera sido que te hubiera soltado alguno de sus comentarios y hubiera seguido su camino. Aunque supongo que si no lo hizo es porque tienes algo especial que le pueda gustar.

    -Pues ya te digo que habló de lo lindo conmigo. ¿Algo especial?- alzó una ceja- Bueno... como no fuese porque soy más rara que un perro verde... Aunque generalmente eso más que atraer a la gente los espanta. Yo ya le planteé la teoría de que también es raro y por eso nos hemos llevado bien- comentó mientras comenzaba a caminar hacia una mesa vacía, ya que había aceptado su invitación a sentarse con ella- Sin embargo me la rechazó muy rápido, así que no sé- alzó los hombros- Él sabrá mejor que yo, vamos. A mí me cayó bien, particularmente. Muy brusco y desagradable cuando se enfada, pero muy sincero. Me gusta la sinceridad en las personas- sonrió.

    Se sentó frente a ella en la mesa y sacó sus libros, esparciéndolos junto a sus pergaminos con los apuntes, todos garabateados con dibujos de muñequitos y animalitos por las esquinas, además de símbolos y palabras sueltas, muestra clara de su aburrimiento en la mayor parte de las asignaturas. No es que fuese un genio ni mucho menos, pero las explicaciones del profesor le sobraban siempre, porque le bastaba con leer el libro y estudiar directamente de ahí para sacar buenas notas. No era una chica de matrícula, pero iba considerablemente bien.

    -Veamos... hoy toca transformaciones...- cogió varios trozos limpios de pergaminos y los alisó sobre la mesa, abriendo el libro por la página reglamentaria- Cuando te pongas con el trabajo avísame, y si hay algo que no entiendas puedes preguntarme perfectamente, Kat- se rió- Por cierto, es gracioso, ¿no crées? Somos Cat y Kat. Como a alguien le de por llamarnos así a ambas y estemos juntas nos vamos a reír- añadió- Kat y Cat...- repitió, sonriendo satisfecha.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Jue Ago 06, 2009 2:53 pm

    La mire perpleja cuando Cat se acerco a una de las estanterías para apoyarse, no sabía muy bien a qué se debía esa reacción pero me dijo que no era nada, parpadeé y decidí que cuando estuviéramos sentadas le preguntaría el porqué de su reacción.

    Mientras nos dirigíamos a la mesa que estaba vacía me siguió comentando sobre su encuentro con mi hermano. Ella se consideraba rara a lo que la mire, si era rara no sabía muy bien a qué se refería porque la verdad era que para mi parecía una persona muy normal, pero muchas veces solía equivocarme en mis criterios respecto a la gente. Reí al oír su comentario de que Damon fuera raro, me hizo mucha gracia porque tal como él le había dicho a ella no era raro, tenía un carácter muy fuerte y muchas veces era desagradable pero para nada era raro. Tenía razón en lo de que mi hermano sabría mejor que ella que era lo que tenía de especial para que fuera su amiga, pero aún así no creí que solo fuera porque ella era rara.

    -A mí no me lo parece, el que seas rara quiero decir-comenté cuando estábamos llegando a la mesa-y tal como te dejo claro mi hermano no es raro, es solo que su forma de ser le diferencia del resto-deje el libro sobre la mesa-Está claro que el sabrá mejor que nadie porque le caes bien, pero no creo que sea porque eres rara-le sonreí-Así que la sinceridad es una de las cosas que más valoras en una persona-dije quedándome pensativa-, pues entonces al conocer a Damon has dado con la persona más adecuada-reí al decirle eso.

    Cuando nos sentamos en la mesa saque de mi mochila lo que necesitaba para escribir y mi libro de pociones, supuse que con el libro que me había pasado Cat y el reglamentario para clase tendría suficiente. Al fijarme en ella me asuste un poco por todo lo que acababa de sacar, pero a la vez me sorprendí porque todos tenían garabatos o mejor dicho dibujitos de cualquier cosa, parecía que Catrina se aburría mucho en clase, porque para hacer todos esos dibujos no había mucha más explicación.

    -Ahora me iba a poner con ello y tranquila que si algo no comprendo te preguntare-le sonreí mientras abría ambos libros.

    Entonces me comento si no era gracioso que nuestros nombres en diminutivo fueran Cat y Kat y de que nos reiríamos si nos llamaran así estando juntas, la verdad es que tenía mucha razón.

    -Si que es gracioso-reí al imaginarme la situación-Pero se de una persona que nunca nos llamara así a las dos, aunque…-me quede pensativa-en un futuro nos sorprenda-sonreí-Cat, antes cuando te has apoyado en las estanterías, ¿qué es lo que te ha ocurrido, o mejor dicho que es lo que has pensado?-le pregunté con curiosidad.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Vie Ago 07, 2009 1:25 am

    Sonrió levemente cuando Kat le dijo que no le parecía rara. Debía de ser la primera persona que no la consideraba extraña desde hacía mucho mucho tiempo. En el fondo le agradeció un poco sus palabras, porque eso significaba que no tenía intención de discriminarla de ningún modo, aunque tampoco le gustaba ser considerada como los demás. Eso significaba ser aburrida. Sonrió, completamente de acuerdo, cuando le dijo que Damon era la persona adecuada para con lo de la sinceridad. Y tanto que lo era.

    Le alegró saber que contaría con ella para cualquier duda e intentó enfrascarse en sus cosas, pero su vocecita era demasiado suave y agradable como para ignorarla, así que prestó atención a sus palabras una vez más.

    -Si que es gracioso. Pero se de una persona que nunca nos llamara así a las dos, aunque… en un futuro nos sorprenda.

    -Tienes razón- comentó, riéndose- una ya no sabe lo que se puede esperar de la gente...- suspiró, haciendo girar la pluma entre sus dedos, haciéndose unos pequeños esquemas del primer párrafo de la página en la que estaba.

    -Cat, antes cuando te has apoyado en las estanterías, ¿qué es lo que te ha ocurrido, o mejor dicho que es lo que has pensado?

    Aquello la hizo alzar los ojos de sus apuntes y mirarla. Y ahí estaba, de nuevo, aquella imagen de Damon tan... tan... Pegó la cara al libro y comenzó a reírse en voz baja, sintiendo que tanto las mejillas como el estómago le dolían por tener que estar aguantándose. Tuvo que estar así varios minutos, hasta que sintió que podía hablar sin soltar carcajadas de por medio. Alzó el rostro y se limpió las lagrimillas que le salían por las comisuras de los ojos, moviendo la mano para tranquilizar a Kat, que debía de haberse preocupado por su reacción.

    -L-lo siento, Kat. Es que ha sido algo tan... tan...- no supo explicarse- ¿Sabes... sabes los superhéroes americanos de la revista Marvel o DC? Como Spiderman, Superman, Dare Devil... bueno pues...- se mordió el labio inferior- imaginar a Damon como uno de estos no es la mejor medicina que hay contra la risa, precisamente.- suspiró, intentando calmarse- Oh dios... Con mayas... ¿por qué tienen que ir con mayas?- se llevó una mano a los ojos y negó con la cabeza, todavía sonriendo- Por favor, es que me duele hasta la cara... Oye... no le digas esto a tu hermano, por favor, o conseguiré que me mate por habérmelo imaginado con mayas azules y rojas- rió de nuevo- Ay... Mejor seguirmos estudiando... que eso le quita las ganas de reír a cualquiera...
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Sáb Ago 08, 2009 12:03 am

    Cuando me dijo que una no sabía que esperarse de la gente, inmediatamente pensé en Damon pues que tuviera una amiga no me lo esperaba para nada del mundo, pues el siempre se había negado hacerme caso respecto al tema y ahora de golpe y porrazo se hacia una amistad y encima chica. Verdaderamente a mi hermano le pasaba algo extraño, quizás debería preguntarle sobre el asunto la próxima vez que lo viera.

    -Pues la verdad es que no-comente mientras escribía el titulo del trabajo en el pergamino-Porque nunca me hubiera imaginado que mi hermano hiciera alguna amistad aquí en Hogwarts y menos que fuera una chica-le dije levantando la vista del pergamino y mirándola-No tengo nada en tu contra, es solo que me sorprende que mi hermano se relacione con las chicas cuando no las suele soportar-añadí rápidamente.

    Al preguntarle qué era lo que le había hecho que se apoyara en las estanterías, Catrina pego su cara su libro y me pareció oírla reírse. La verdad es que no sabía que era tan gracioso para que ella se riera de esa forma, es que acaso había vuelto a recordar lo que había pensado en ese momento. Estuvo de esa forma durante varios minutos y cuando por fin se calmo hizo un gesto para que me calmara, así que era nada malo, pero aun así me preocupaba un poco.

    Primeramente se disculpo conmigo, cosa que no sabía porque lo hacía no había hecho nada para que se tuviera que disculpar. Luego me pregunto por si conocía los personajes de superhéroes de Marvel o DC, claro que los conocía Alice era fan de ellos y siempre me obligaba a ver un poco, aunque no fuera algo que realmente me gustara. A Catrina le dije que sí que los conocía con un movimiento afirmativo con la cabeza. Entonces me dijo que se había imaginado a Damon como uno de ellos llevando mallas, al oírlo me quede helada.

    ”¡Mi hermano con mallas!”

    Me levante de la silla haciendo que esta hiciera mucho ruido al caer al suelo, la bibliotecaria mando silencio y tuve suerte de que no viniera, pero me sentía muy avergonzada y supuse que me había puesto roja por la escena que acababa de montar. Coloque la silla en su sitio y me volví a sentar.

    -Lo siento-me disculpe en cuanto estuve sentada-Es que lo que me acabas de decir no me lo esperaba, además de que eso hace que la imagen que tengo de mi hermano se rompa en pedazos.

    - Por favor, es que me duele hasta la cara... Oye... no le digas esto a tu hermano, por favor, o conseguiré que me mate por habérmelo imaginado con mayas azules y rojas.

    -Tranquila no se lo dire-respondí a su suplica-No me gustaría que matara a una buena persona como lo eres-sonreí-Y si puedes evita situaciones de este tipo delante de él y más si es el implicado. Porque digamos que detesta mucho esas cosas y cuando se enfada, bueno ya sabes cómo se pone si discutisteis sobre el tema de la sangre-agache la cabeza-No estaría bien que por esas tonterías os enfadarais o mejor dicho mi hermano se enfadara.

    Catrina sugirió que siguiéramos con el estudio a lo que afirme con la cabeza y me puse de nuevo con el trabajo. Mientras miraba el libro de la biblioteca vi de refilón uno de los dibujos de Cat, era un dibujo muy bonito y estaba muy bien dibujado, así que alce la cabeza y me dirigí a ella.

    -Haces unos dibujos muy bonitos, Cat-dije con una sonrisa en los labios-¿Sueles dibujar seguido?-le pregunté, hubiera sido más normal preguntarle si le gustaba dibujar, pero eso quedaba claro por la cantidad de dibujos que había en sus apuntes, así que opte por esa pregunta.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Dom Ago 09, 2009 11:23 pm

    Sonrió ante el comentario de Katherin con respecto a su hermano y las amistades. La verdad es que lo que había dicho ella misma se lo aplicaba en general a su persona, porque tampoco habría esperado hacer amigos ese año, como no los había hecho años anteriores. Pero ahí estaba. Con un amigo nuevo y encontrándose con que también buscaba lo mismo en su hermana.

    -No te preocupes, sé que no tienes nada en mi contra. Pero entiendo a tu hermano. Yo soy una persona sociable hasta cierto punto, quiero decir, me relaciono con todo el mundo, pero en Hogwarts concretamente no tenía ningún amigo hasta que conocí a tu hermano el otro día. Así mismo entiendo que te extrañes tanto- rió- yo misma lo estoy de todo esto.

    Por suerte ya se había ido mentalizando que debía de controlarse en el momento en que la chica reaccionase ante sus palabras, porque si no habría soltado una carcajada enorme al ver su rostro, que le dio la impresión de que había palidecido notablemente, para luego enrojecer por haber armado un poco de jaleo al levantarse de sopetón, caérsele la silla y haberle reñido la bibliotecaria. Se mordió el labio inferior y se rió con suavidad, en bajito, nada que ver con las carcajadas que había intentado contener momentos antes. La chica se sentó y se disculpó por aquello.

    -Es que lo que me acabas de decir no me lo esperaba, además de que eso hace que la imagen que tengo de mi hermano se rompa en pedazos.

    -Ay... lo siento. La mía también se ha roto, de verdad- se llevó una mano a la cara- pero será mejor que hagamos como si nada hubiese pasado y sigamos con nuestras vidas. Pero de verdad, no se lo digas...

    -Tranquila no se lo dire. No me gustaría que matara a una buena persona como lo eres. Y si puedes evita situaciones de este tipo delante de él y más si es el implicado. Porque digamos que detesta mucho esas cosas y cuando se enfada, bueno ya sabes cómo se pone si discutisteis sobre el tema de la sangre. No estaría bien que por esas tonterías os enfadarais o mejor dicho mi hermano se enfadara.

    -Gracias, Kat. Y no te preocupes, me aseguraré de no repetir estas cosas nuuunca delante de Damon. De verdad que no quiero morir... soy demasiado joven y aún hay muchas cosas que quiero hacer.

    Tras eso se hizo un corto y pequeño silencio. Catrina siguió con sus esquemas, pero todavía pendiente de lo que pasaba a su al rededor. No quería concentrarse demasiado porque se conocía y acabaría completamente aislada del mundo, y no quería hacerle el feo a Kat cuando acababa de conocerla.

    -Haces unos dibujos muy bonitos, Cat ¿Sueles dibujar seguido?

    Alzó el rostro del pergamino y lo centró en ella, para luego volver a bajar a contemplar sus propias creaciones. Sonrió y asintió con la cabeza.

    -Sí. Todos los días a decir verdad. Es lo primero que hago cuando me aburro, y como ves, en clase me aburro bastante en general. También en según qué clases. Hay profesores que te dan datos nuevos y estás siempre más menos entretenida, pero como te toque un coñazo... hay que buscar una vía de escape y acudo siempre al dibujo. Llevo haciéndolos desde los nueve años- le mostró un trozo que tenía muchos pequeñitos- Somos mis amigos Steven, Mónica y yo- rió- en una de nuestras aventuras veraniegas. ¿Tú tienes algún hobby en especial? Ya sabes. Leer, escribir, el cine... A mi me gustan bastante los comics y las películas, y colecciono merchandasing y peluches- comentó sin vergüenza, si bien se sonrojó un poco ante lo último- me encantan los peluches- giró la pluma en sus dedos- son suaves y blanditos. Creo que son la única cosa que me gusta abrazar a ciencia cierta...
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Lun Ago 10, 2009 7:49 pm

    -No es tan extraño hacer amigos-comenté al oír como decía Catrina que a ella misma se lo parecía-Si alguien tan llorón como es mi caso puede tener amigos, porque no ibas a poder tenerlos cuando eres tan amable y simpática-le dije con una sonrisa.

    Cuando paso la escena en la que me había contado como se había imaginado a mi hermano, me prometió que no repetiría lo que me acababa de decir delante de Damon. Con lo que me tranquilice considerablemente, porque sabía que con el temperamento que tenía podría montar una escena que no tendría ningún sentido, pero él se enfadaba con facilidad y sobre todo cuando eran cosas que no le gustaban o iban en contra de lo que pensaba.

    A mi pregunta de si dibujaba seguido Catrina me dijo que si que era algo que hacía a diario y siempre que se aburría, sobre todo en las clases, la entendía había cada clase que era normal aburrirse, pero otras eran realmente interesantes. Mientras me seguía hablando del tema me menciono que llevaba desde los nueve años dibujando y me mostró un dibujo donde salían tres personas, que eran ella y sus dos amigos.

    -Si que llevas tiempo dibujando y el dibujo es muy bonito—comenté sonriendo mientras seguía viendo el dibujo-Y que lo uses como vía de escape en las clases aburridas es una buena opción, aunque supongo que debes de ir con cuidado de que te pillen-alce la mirada del dibujo y la mire-En mi caso no tengo vía de escape, aunque no me suelo aburrir mucho en las clases, bastante tengo con cometer errores en determinadas asignaturas-agache la cabeza avergonzada.

    Entonces me pregunto si tenía algún hobby, a ella le gustaba mucho los comics, las películas, coleccionaba merchandising y le encantaban los peluches porque eran suaves y blanditos, me fije que cuando menciono que le gustaban los peluches se sonrojo un poco, supuse que quizás le avergonzaba un poco el que le gustaran pero si era por eso me pareció un poco extraño, porque a Alice también le encantaban, aunque sus peluches solían darme miedo porque la mayoría eran cosas raras.

    -No se si se puede llamar hobby, pero me gusta mucho pasar mucho tiempo con mi gatito Lito, aparte de que los gatos me han gustado mucho desde siempre, aunque hasta que no me regalaron a Lito nunca había tenido porque a mi madre no le hacen mucha gracia los gatos, pero aun así cuando me vio con él simplemente suspiro y me dijo que me hiciera cargo de él-me detuve unos segundos, pues estaba hablando demasiado y necesitaba una pausa-Aunque tuve suerte con él, porque es un gatito muy tranquilo y no suele dar problemas. La verdad es que mi hermano supo elegirlo bien cuando lo compro-sonreí-Otras cosas que también suelo hacer es leer, sobre todo libros, comics he leído porque mi amiga Alice es una obsesa de ese género y le gusta casi todos los géneros, aunque el que más suele leer es el de unos seres muy extraños y colecciona todo sobre eso, porque si entras en su habitación tiene un montón de figuritas y peluches verdad, porque son de ese color esos seres; pero a mí de comics me gustan más unos que están dirigidos para las chicas, aunque mi amiga dice que eso son cursilerías pero es lo que me gusta. No es raro que me guste eso, ¿verdad?-le pregunté mirándola con una especie de puchero-Los peluches también me gustan mucho y tienes razón son para abrazar siempre, aunque en mi caso prefiero abrazar a Lito. Aunque mis amigas opinan que no hay nada mejor que abrazar a un chico, ¿crees que tienen razón?-le pregunté pues desde que mis amigas me lo habían mencionado tenía curiosidad, pero a mi madre no se lo podía pregunta y Alice menos porque ella estaba siempre en su mundo de los seres verdes y además detestaba a los chicos.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Sáb Ago 15, 2009 10:05 pm

    Catrina sonrió ante la inocencia que acababa de demostrarle Katherin con su primera frase. Debía de ser de esas pocas y buenas personas a las que no les importaba la gente con la que se relacionasen mientras fuese gente amable con ella. Se extrañó mucho, porque le habían entrado ganas de abrazarla. Tuvo que reprimir una risa, pero sonrió, divertida. Desde luego aquellos hermanos ejercían una extraña influencia sobre ella para que sintiese ganas de abrazar. Suspiró y apoyó la cara entre las manos, mirándola.

    -Eres bonita, dulce, sencilla, humilde, y seguramente muy sensible y entregada a la gente a la que quieres. Tienes un aura que, al contrario que tu hermano, facilita el acercamiento. Es muy normal que hagas amigos, aun siendo una llorona- rió- Las personas como yo, y tu hermano también, aunque en mayor grado, vamos siempre con cautela y con tiento, porque no nos fiamos del todo de las personas, y eso, al tratar, se nota. Por eso no suelo tener amigos. Pero gracias por decir que soy simpática y amable. Esas palabras, de ti, me las creo- le sonrió con sinceridad y dejó su rostro para distraer sus dedos con la pluma y la suavidad de su penacho.

    Al mostrarle el dibujo, Katherin le comentó que era de su agrado y que le parecía normal que lo usase como forma de evadirse de las clases aburridas, y que ella no tenía, sobre todo porque cometía errores en algunas asignaturas. Al ver su rostro avergonzado, centrado en la mesa, comprendió que era ella la chica a la que le había estallado la poción de hoy y que por eso le habían mandado ese trabajo que no tenía ganas de hacer en ese momento. Cuando la chica terminase, le pediría el libro y asunto zanjado.

    -No te preocupes por esas cosas, Kat- se levantó y le dio un par de palmaditas en la cabeza, estirando el brazo- no todos somos buenos en todo. A mí no me gustan demasiado las transformaciones porque no entiendo la lógica de tener que transformar cosas en otras cosas- alzó los hombros- me han dicho que cuando deje de pensar esas tonterías me saldrán, pero es que si no la comprendo me niego a hacerlo.

    Se sentó de nuevo, tan satisfecha, recogiendo su pluma de los trozos de pergamino y garabateando apuntes. No tardó mucho en responder a su pregunta sobre sus aficiones. ¡Le gustaban los gatos! Aquello renovó su interés, aunque realmente nunca había llegado a desaparecer. ¡Qué grata sorpresa! Se acordó de su Louie y del cachorro que Red le había prometido que se quedaría en cuanto que se quedase preñada de nuevo, y sonrió como una tonta al pensar en su pequeña mascota, que esperaba, no tardaría en llegar. Así que tenía un gato que se llamaba Lito y que se lo había regalado su hermano. Definitivamente Kat era la única que podía sacar tanta ternura de una persona que podía llegar a ser tan seca.

    -A mí también me gustan mucho los gatos- sonrió- tenemos una gata gorda y peluda en casa que se llama Louie. El nombre fue un poco un error, porque nos dimos cuenta de que era chica un poco tarde, y ya respondía a ese nombre- rió- mi padre me ha prometido que cuando vuelva a quedarse embarazada me quedaré con uno de los mininos. Me hace bastante ilusión.

    La dejó continuar. Así que le gustaba leer; eso también era bueno; y que hubiese leído comics era todavía mejor, porque no eran sino temas y temas de conversación. ¿Qué le gustaban más los comics para chicas? Tampoco era un problema demasiado grande, porque solía leer de todo, si bien tenía preferencias claras para el género masculino, más que nada porque no solía comprender a las protagonistas de esos comics o series. ¿Tanto sentimiento y tanto lloriqueo servía para algo? Además, eran rarísimas por la forma de comportarse frente al chico que les gustaba… ¿es que acaso era así como todas debían actuar? Porque, que ella recordase, Mónica nunca había sido así antes de empezar a salir con Steven… y después tampoco.

    -No, claro que no es raro- rió, respondiendo a la pregunta que le había hecho, tan suplicante- De hecho, lo normal es que a las chicas les gusten más ese tipo de comics, porque son románticos y narran historias bonitas y esas cosas. Aunque a mí particularmente me gustan más los de aventura, ciencia-ficción, fantasía y pelea, pero leo de todo.

    Su sonrisa se ensanchó todavía más al averiguar que también le gustaban los peluches. Era realmente genial tener tantos puntos en común con una chica; nunca le había pasado, ni siquiera con Mónica, y la verdad, resultaba extrañamente satisfactorio y agradable.

    -Los peluches también me gustan mucho y tienes razón son para abrazar siempre, aunque en mi caso prefiero abrazar a Lito. Aunque mis amigas opinan que no hay nada mejor que abrazar a un chico, ¿crees que tienen razón?

    La última pregunta la desarmó bastante, y lo mostró claramente en su rostro, que más sorprendido no podía estar. Parpadeó. ¿No había nada mejor que abrazar a un chico? A buena le preguntaba, que ni abrazaba ni tenía tratos con chicos. En un principio alzó los hombros, porque el único contacto que había tenido más cercano habían sido Red y Steven, y esos no contaban, aunque solía sentirse muy segura en sus brazos siempre que accedía, porque sabía que la iban a proteger contra todo.

    -Bueno… la verdad es que no le has preguntado precisamente a la persona más indicada. Con todo y con eso intentaré responderte- inspiró y expiró- No soy demasiado cariñosa, la verdad, y suelo rehuir los abrazos, mucho más a los chicos- añadió- aunque sólo tenga contacto cercano con dos… tres- rectificó, frotándose los brazos en un acto reflejo- pero es… no sé. A ver… Cuando abrazo a mi padre me siento bien, muy querida, en paz conmigo misma. Cuando abrazó a Steven siento que podría quedarme dormida, porque su calor y su cariño me relajan- se quedó quieta de pronto, callada, mirando un punto fijo en la mesa y alzando el rostro- No le digas a tu hermano que te lo he contado, porque seguramente se avergonzará o se molestará. Puede que no, pero más vale ir con cuidado. El otro día… cuando nos conocimos, me abrazo. Y fue extraño- parpadeó, frunciendo el ceño, confundida- No acepto ese tipo de abrazos, incluso se los reniego a mi padre y a mi amigo, pero… no sé. No pude decirle que no. Casi me gustó y todo- volvió a alzar los hombros- Pero bueno, anécdotas a parte- hizo un gesto con la mano para quitarle importancia a todo lo que acababa de decir- y siendo objetiva, teniendo en cuenta mi escasa experiencia- rió- es diferente cuando abrazas a un chico. No sé. Especialmente si es alguien importante para ti, porque, en general, te sientes protegida y reconfortada. Como si su calor fuese un escudo que te aleja del resto de las cosas que te rodean…

    En ese momento no supo a ciencia cierta en cual de los tres estaba pensando para hacer ese comentario, simplemente sentía en su cuerpo un hormigueo que no supo explicar. Negó con la cabeza y se movió un poco para disiparlo, y respiró, algo más tranquila.

    -Así que en mi opinión... creo que es algo agradable, pero se puede sobrevivir sin ello.- rió- Y por tu comentario creo que tu experiencia con los chicos es más o menos como la mía, ¿verdad? Amigos y parientes. Poco más. ¿Me equivoco?
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Miér Ago 19, 2009 12:02 am

    Cuando Catrina empezó a halagarme tuve que agachar la cabeza, porque notaba como me estaba empezando a sonrojar un poco por sus palabras, aparte de sentirme un poco emocionada. No es que no me dijeran ese tipo de cosas, era solo que siempre que me las decían y mas con sinceridad como estaba haciendo ella, no podía evitar sentirme de esa manera. Al mencionar que ella y mi hermano iban con cautela y con tiento en el tema de las amistades solté una risa floja, quizás en el caso de ella fuera cierto, pero en el caso de Damon era un poco diferente.

    -Muchas gracias por esas palabras-le agradecí sonrojada-Damon no va con cautela respecto a las amistades, directamente repele el contacto con el resto de las personas. Siempre dice que no necesita a nadie que el solo se las puede apañar perfectamente-dice intentando imitar a mi hermano frunciendo levemente el ceño-Creo que deberías tener más amigos, hay mucha gente muy buena y que habla de corazón, lo difícil es encontrarla, pero sé que aquí en Hogwarts hay mucho gente así-sonreí amablemente mientras la miraba.

    Al mencionarle que no se me daban bien algunas cosas Cat me animo diciendo que esas cosas pasaban y que no todos éramos buenos en todo; eso en parte era cierto no todos eran buenos en todo, pero siempre había excepciones.

    -Pues Transformaciones no es tan complejo como parece, si quieres puedo ayudarte porque esa es una de las asignaturas que mejor se me dan junto con encantamientos e historia de la magia, aunque esta última es sobre todo porque me encanta la historia. Para el resto soy una negada y en la que más pociones así que siempre que me encuentro con Damon termino preguntándole todo lo que no entiendo, porque él es un genio para esa asignatura, bueno… la verdad es que es bueno en todas, pero su favorita es pociones-comenté hablando deprisa y sin detenerme a respirar.

    En cuanto le mencione que me gustaban los gatos me respondió que tenía una gata llamada Louie que le habían puesto ese nombre por error, no me sorprendió del todo mucho pues me habían mencionado que en ocasiones era un poco difícil diferenciar el género de un gato y que para eso lo mejor era que antes de darle un nombre alguien que supiera del tema para que lo confirmara. También menciono que su padre le había prometido un cachorro en cuanto naciera, los cachorros eran siempre tan lindos que al imaginarme uno me emocione muchísimo.

    -¿Cuando lo tengas me lo enseñaras, el cachorrito?-le pregunté con emoción-Y sobre ese error tampoco es tan malo además Louie es un nombre bonito tanto para gato como para gata-le sonreí.

    Me sentí aliviada cuando Catrina me dijo que no era raro que me gustara ese género sino que era normal que las chicas lo leyeran, pero como de mis amigas muggles solo Alice era la que leía esas cosas y siempre se reía de mi por leer esos comics pues siempre había pensado que era algo raro dentro de lo que pensaba que era normal. Aunque ahora que sabía la verdad, cuando Alice volviera a reírse de mí por ello le diría que no tiene derecho, porque lo lógico es que las chicas lean eso y no los comics raros que ella leía.

    Al preguntarle sobre los abrazos observe sorpresa en el rostro de Cat, me pregunté si había hecho mal al preguntarle pues era un tema un poco personal y podía incomodarla, algo que no quería hacer. Entonces mientras me estaba cuestionando decirle que no hacía falta que me contestara empezó a hablar y la escuche con atención.

    Lo primero que me dijo es que me había equivocado de persona para preguntarle porque no era una persona muy cariñosa y si podía evitaba los abrazos. La mire un poco con sorpresa, pues no parecía del todo ese tipo de persona; aunque ya se dice que a veces las apariencias engañan. Seguidamente me contestó que solo había sido abrazada por tres chicos los cuales eran su padre, el chico que me había mencionado antes y mi hermano, al oírlo la mire entre extrañada y sorprendida que Damon la había abrazado, pero si eso no era normal era algo imposible. Tuve que agachar la mirada y centrarla en lo poco que llevaba del trabajo de pociones, pues no quería que Cat viera mi expresión en ese momento. Me sentía dolida por lo que acababa de oír, porque mi hermano nunca me había abrazado en todo el tiempo que nos conocíamos y se notaba que no era de los que dieran abrazos.

    Estuve un buen rato callada pues necesitaba tranquilizarme un poco antes de responderle a lo que ella acababa de decir y además no me quería poner a llorar por algo tan tonto como un abrazo. Cuando estuve totalmente calmada hable.

    -No tengo amigos chico, con lo que abrazarme con algo que no tengo es un poco difícil y respecto a parientes a mi padre no lo conozco ni lo conoceré, mi abuelo vive muy lejos y…-me detuve porque tenía que coger valor para decirlo-Damon nunca me ha abrazado-termine la frase y me estuve un buen rato en silencio-Pero sé que algún día conoceré lo que se siente-comente con una sonrisa-Cat, ¿con que abrazo te quedarías de esos tres? Y quiero que seas sincera y que no pienses en mi como en la hermana de uno de los tres implicados-pregunté seriamente y mirándola fijamente mientras esperaba su respuesta.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Dom Ago 23, 2009 11:26 pm

    -No tienes que agradecer nada, mujer- le sacó la lengua- es la verdad. Y eso mismo decía yo, ¿sabes? que no necesitaba tener amigos, que todo me iba bien tal y como estaba. Pero... cuando conocí a tu hermano me emocioné... me alegré mucho. Me alegré de hacer un nuevo amigo, a pesar de mis propias palabras- suspiró- Hay veces que nos llevamos la contraria a nosotros mismos y eso es muy, muy triste- rió- pero bueno... Y espero que acabe entrando en razón y se de cuenta de que no todas las personas de este mundo son unos trepas.

    La conversación regresó a las asignaturas. Así que era buena en Transformaciones, y encima le ofrecía su ayuda. Algo dentro de ella se suavizó porque era un alivio bastante grande. ¡Alguien que la ayudase en esa asignatura del demonio cuya finalidad seguía sin comprender! Quizás Kat si pudiese darle alguna explicación lógica a seguir para no perderse en semejantes cosas. La chica le dijo que también le gustaban Encatamientos e Historia de la Magia. Asintió con la cabeza. Encantamientos le gustaba. De hecho, no pudo evitar sonreír, ya que la asignatura que había estado estudiando el día en que había conocido a Damon había sido esa misma. De Historia de la Magia no podía decir lo mismo ya que, la mayor parte de los dibujos que hacía surgían en esa clase.

    -Historia de la Magia es más memoria que otra cosa. Si te gusta y encima sacas buenas notas es que debes de tener una memoria estupenda, Kat
    - sonrió.

    Le confirmó que Damon era una maravilla en Pociones y que siempre que podía acudía a él en busca de ayuda. Le pareció adorable ese gesto de acudir a su hermano mayor, no supo exactamente por qué, y un sabor agridulce se le instauró en el paladar al mismo tiempo en que se formaba un extraño vacío dentro de ella. Suspiró, intentando hacerlo desaparecer y siguió atenta a Kat.

    -¿Cuando lo tengas me lo enseñaras, el cachorrito?

    -¡¡Claro!! Verás lo mono que sale.

    -Y sobre ese error tampoco es tan malo además Louie es un nombre bonito tanto para gato como para gata.

    -Gracias- rió- Red estuvo semanas echándome en cara que le habíamos puesto el nombre demasiado pronto, pero es que no quería quedarme nosecuantas semanas esperando a saberlo y llamarla "gato" mientras tanto.

    No le gustó mucho la cara que la muchacha puso cuando le mencionó el tema de Damon y el abrazo, y frunció el ceño. Tendría que hablar seriamente con el chico después de aquello, porque, aunque ella no era la imagen del cariño, los hermanos eran los hermanos... más si eran tan encantadoras como Kat.

    -No tengo amigos chico, con lo que abrazarme con algo que no tengo es un poco difícil y respecto a parientes a mi padre no lo conozco ni lo conoceré, mi abuelo vive muy lejos y…- se detuvo unos instantes- Damon nunca me ha abrazado- estuvo unos minutos en silencio. Sí, tenía que hablar con él...- Pero sé que algún día conoceré lo que se siente.

    -Así se habla. ¡Y más le vale! Una cosa es que no abrace a desconocidos, pero una hermana es una hermana- sentenció con firmeza.

    -Cat, ¿con que abrazo te quedarías de esos tres? Y quiero que seas sincera y que no pienses en mi como en la hermana de uno de los tres implicados.

    Aquella pregunta le pilló un poco desprevenida y se quedó mirándola, ladeando la cabeza y parpadeando mucho. ¿Cual de los tres abrazos de los que había mencionado prefería? ¿La seguridad, la tranquilidad o el bienestar? Se llevó un dedo a los labios y lo posó sobre ellos con cuidado, acabando mordiéndolo con los dientes, pensativa. Nunca había pensado que podía preferir un abrazo a otro. Todos habían sido siempre abrazos, exceptuando los claramente justificados... ¿Escoger uno entre los que no sabía clasificar?

    -Pues...- dijo al fin, para no tenerla en vilo- la verdad... es que... creo que...- la respuesta que no dejaba de surcarle la cabeza la desconcertaba todavía más- creo que... creo que con el de tu hermano...- parpadeó, muy sorprendida con su propia respuesta- Lo mejor es que no sé por qué... pero fue muy diferente a todos los que he recibido hasta ahora. Lo suficientemente extraño como para que no quisiese apartarlo de mi lado y no me importase dejarlo abrazado a mí... Incluso como para que yo se lo acabase devolviendo al final- suspiró- A veces no me entiendo ni a mí misma...

    En ese momento la bibliotecaria pasó por su lado y Cat agachó la cabeza a tanta velocidad que estuvo a punto de chocarse contra los libros, pero consiguió guardar la distancia necesiria y evitar el golpe. Cuando se hubo alejado volvió a levantarla, mirando desconfiada y riéndose después por lo bajini.

    -Eso ha estado cerca- se frotó la nariz- tanto el golpe como el que me pillase hablando- susurró- Oye, y no te preocupes por lo de tu hermano, que no te abrace, porque lo acabará haciendo, créeme- la observó fijamente durante unos segundos y acabó sonriendo- eres demasiado adorable como para no hacerlo. Hasta creo que yo misma te abrazaría, fíjate- parpadeó- eres como un peluche con forma de chica- rió suavemente- Y dime, ¿dónde vive tu abuelo?- no quiso preguntarle sobre su padre porque parecía un tema demasiado delicado como para tocarlo- ¿No es de las Islas Británicas? ¿Es del continente?
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Dom Ago 30, 2009 12:18 am

    -Ojala y tengas razón-sonreí amablemente-Por que es una de las cosas en las que se debería de dar cuenta-comenté en un murmuro.

    Me sonroje cuando Cat me alago sobre que tenía que tener una memoria estupenda para que sacara buenas notas en Historia, la verdad es que no era del todo memoria lo que tenía sino que me tomaba de historia de una muy diferente a como todos se la tomaban. A parte de que siempre me había gustado y el poder saber todo lo que había pasado anteriormente aumentaba mi curiosidad.

    -La verdad es que no tengo tan buena memoria-respondí mirándola a los ojos-Digamos que me tomo la historia como si de un cuento de hadas se tratara, sé que es un poco infantil, pero es como lo veo. Además de que poder saber que ha pasado antes de que naciéramos es algo que me atrae muchísimo y en el futuro me gustaría poder trabajar en algo relacionado con la historia-explique con emoción.

    Luego estuvimos hablando sobre el cachorrito que iba a tener en un futuro Louie y me prometió que me lo mostraría cuando lo tuviera. El oír eso me alegro muchísimo, porque hacía mucho tiempo que no veía cachorritos de gatos y me encantaba verlos. Al comentario de que llamara a su gata con el nombre “gato” reí flojito, pues no quería que la bibliotecaria se enterara de que estábamos hablando y nos riñera por ello.

    -Así se habla. ¡Y más le vale! Una cosa es que no abrace a desconocidos, pero una hermana es una hermana.

    La mire extrañada por el comentario, pues cuando me refería a que sabría cómo se siente ser abrazada no me refería a ser abrazada por mi hermano porque suponía que ese tipo de abrazo no se diferenciaría mucho de los que me daba mi madre, o es que acaso el amor familiar podía variar entre los miembros de una familia. Me quede durante un buen rato pensativa sobre eso último, pero me detuve en seguida, no me gustaba cuestionarme porque mi hermano no me mostraba gestos cariñosos.

    -Esto… Cat te has confundido no me estaba refiriendo a Damon. Además no me importa mucho si no me abraza-agache la cabeza intentando aguantar las ganas de llorar.

    Cuando le pregunte por cuál de los tres abrazos se quedaba note un poco de sorpresa en ella y que se quedaba pensativa, era una reacción bastante normal, pues no te preguntan ese tipo de cosas a diario pero en mi caso creo que se lo pregunte porque solía hacer ese tipo de preguntas sin pensar y porque al estar con varías amigas que solo hablaban de chicos a una terminaba como ellas, siendo una cotilla.

    Su respuesta no me sorprendió tanto como me esperaba, quizás porque en el fondo me esperaba esa contestación. Las palabras que precedieron al nombre de mi hermano hicieron que sonriera, pues por una extraña razón creía porque ella lo había elegido y porque se sentía de esa forma.

    -Quizás el porqué eliges a mi hermano es porque te gusta un poquito y no me refiero a como amigos-le dije sonriendo-De ahí que reaccionaras como reaccionaste, ¿no crees?-la mire a los ojos fijamente.

    Poco después la bibliotecaria paso por donde nos encontrábamos y Cat casi se golpea contra la mesa, aunque por suerte se libro de ello. Entonces me dijo que no me preocupara porque mi hermano no me abrazara porque terminaría haciéndolo, eso nunca me había preocupado del todo pues sabía cómo era él pero aun así el saber que se abrazaba con otras personas dolía un poco. También me pregunto por donde vivía mi abuelo.

    -No me preocupa tanto como crees el tema de que mi hermano me abrace, Cat, pero me sorprende que él siendo como es haga ese tipo de cosas-conteste con sinceridad-Pero no te preocupes por mí que estoy bien-sonreí con ternura-Puedes abrazarme siempre que quieras, no te negaría nunca un abrazo, porque los amigos hacen eso, ¿no? Abrazarse, llevarse bien y bueno muchas más cosas-comenté amablemente-Pues mi abuelo vive en…-me quede un rato pensativa-un pueblo mago de Dinamarca, aunque Damon es el que mejor te podría responder pues él vive con mis abuelos-respondí a su pregunta-Aunque algún día iré a visitarlos, aunque antes tendré que convencer a mi madre. Es que si no es en casa de mis abuelos o en el colegio no creo que pueda ver a Damon, porque digamos que si el visitara Londres estaría en problemas si le viera mi madre-volví a agachar la cabeza, pues el pensar en los comentarios de mi madre sobre Damon me entristecían.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%
    avatar
    Catrina
    Hufflepuff
    Hufflepuff

    Cantidad de envíos : 65
    Fecha de inscripción : 07/07/2009
    Edad : 28
    Localización : In Wonderland

    Re: Entre libros

    Mensaje por Catrina el Mar Oct 27, 2009 9:36 pm

    Ladeó la cabeza, incapaz de creer ciertos comentarios de la chica con respecto a su hermano. No podía creer que, siendo como era, mostrándole como se le estaba mostrando, pasase por alto el hecho de que su hermano hubiese abrazado a una desconocida y a ella no lo hiciese desde el momento en que se habían reencontrado. Pero si ella quería hacerle creer que estaba bien... ¿quién era ella para contradecila? Simplente se dedicaría a quedarse allí mientras pudiese.

    Suspiró, y en los segundos en los que Kat tardó en hacer un comentario al respecto de su extraña pregunta sobre los abrazos, sus ojos viajaron hacia la página del libro que tenía abierto, localizando un párrafo que podía venirle bien para estudiar, de modo que sacó un lápiz de su pequeño estuche y lo rodeó sin apretar demasiado, para que no se pasase a la hoja de abajo, anotando a su lado que era importante. Justo después, su respuesta le llegó a los oídos.

    -Quizás el porqué eliges a mi hermano es porque te gusta un poquito y no me refiero a como amigos. De ahí que reaccionaras como reaccionaste, ¿no crees?

    Catrina abrió mucho los ojos y se irguió en la silla, parpadeando varias veces. ¿Gustar? ¿Gustarle Damon? ¿Gustarle como algo más que amigos? Ladeó la cabeza y volvió a parpadear, echándose hacia atrás y frunciendo levemente el ceño. Luego alzó una ceja y rodó los ojos, como mirando hacia el techo, e intentó reflexionar un poco sobre esa frase. E inconscientemente recordó sus propias palabras en los jardines, cuando había intentado arreglar el entuerto que se había formado por culpa de aquel tonto comentario que ya ni recordaba.

    "Porque mientras nos queramos será más que suficiente"

    Demasiados matices había en aquella frase que podían malinterpretarse, y que ella misma había hecho. Lo hiló con lo que acababa de decirle Kat y se estremeció un poco. Nah, era imposible. No podía haberlo dicho por eso. Era una auténtica estupidez... De lo que no se percató era de que sus mejillas se habían coloreado mínimamente. Carraspeó un poco y volvió a centrar sus ojos en Kat, que la miraba fijamente.

    -Bueno, la verdad es que nunca me ha gustado nadie, así que no te sé decir. Está claro que gustarme me gusta, porque si no no querría ser su amiga; pero no creo que me guste de "esa"- enfatizó las comillas con los dedos- manera. Por que no tiene sentido- volvió a fruncir el ceño- Quiero decir, no he vuelto a verlo desde que nos conocimos. Y, como ya he dicho, no es que tenga una sobrada experiencia en estos temas, pero no creo en los flechazos.- alzó los hombros- No sé. Quizás me gustó más porque era diferente a los que he recibido hasta el momento...

    Le apartó la mirada y volvió a centrarla en su libro abierto, mirando las páginas sin leer nada en concreto, simplemente maravillándose con la caligrafía tan pulcra de la persona que había escrito eso, hasta que se dio cuenta de que no era manuscrita, sino letra de imprenta. Suspiró y volvió a centrar su atención en Katherin, que volvía a responder sus preguntas con su taimada tranquilidad y cordialidad. Sonrió, algo más animada. Le gustaba Kat. Era mona, adorable y tímida. Todo lo contrario a ella.

    -No me preocupa tanto como crees el tema de que mi hermano me abrace, Cat, pero me sorprende que él siendo como es haga ese tipo de cosas.

    -Dímelo a mí- murmuró, sonriéndole- Fui la primera impresionada.

    -Pero no te preocupes por mí que estoy bien. Puedes abrazarme siempre que quieras, no te negaría nunca un abrazo, porque los amigos hacen eso, ¿no? Abrazarse, llevarse bien y bueno muchas más cosas.

    Le devolvió su amable sonrisa y jugueteó con el lápiz que tenía entre las manos, sin mirarlo, mientras la escuchaba hablar sobre su abuelo, que al parecer vivía en Dinamarca, con Damon. No recordaba que le hubiese comentado nada parecido, si bien sabía que le había hablado de la mujer muggle que había hecho que su padre perdiese el interés por la magia. ¿Querría hablar con ella de sus temas familiares más adelante en el tiempo? Quién sabía...

    -Aunque algún día iré a visitarlos- prosiguió- aunque antes tendré que convencer a mi madre. Es que si no es en casa de mis abuelos o en el colegio no creo que pueda ver a Damon, porque digamos que si el visitara Londres estaría en problemas si le viera mi madre.

    Parpadeó, confusa de nuevo. ¿Sería problemático si su madre se encontrase con él? No era nadie para emitir un juicio previo pero... ¿qué clase de madre querría no ver a su hijo, teniendo en cuenta que debían de llevar separados bastante tiempo como para que ella no lo reconociese cuando se encontraron? Le parecía bastante triste... Pensaba en Red, que era incapaz de vivir sin recibir noticias suyas cada semana, y le parecía algo tan irreal. Incluso Rosemarie le mandaba paquetes todos los meses, y eso que ni siquiera vivía con ellos, a pesar de que contractualmente era su madre.

    -Bueno, Londres es muy grande. No tiene por qué toparse con su madre si va a visitarte. Siempre podéis quedar lejos de tu casa o por zonas que tu madre no frecuente. De todos modos, no la entiendo- murmuró sin quererlo.
    avatar
    Katherin
    Admin

    Cantidad de envíos : 48
    Fecha de inscripción : 06/07/2009
    Edad : 33

    Re: Entre libros

    Mensaje por Katherin el Dom Nov 08, 2009 9:24 pm

    Cuando Katherin le comentó sobre que le podía gustar su hermano, se fijo en que Catrina reaccionaba un poco extraño o más bien como si estuviera meditando las palabras que le acababa de decir. Esa reacción le hizo gracia y se rió levemente llevándose una mano a la boca para que no se le notara mucho que se estaba riendo.

    Espero pacientemente una respuesta de su amiga, dirigiendo un momento la mirada hacia el libro de pociones y recordando que tenía que hacer el trabajo, suspiro un poco porque le habría gustado que su hermano estuviera por ahí para que le ayudara pero tenía que valerse por si misma. Mientras pensaba en Damon, Catrina contestó, le dirigió la mirada percatándose de que su amiga tenía un leve sonrojo en las mejillas y la escucho atentamente esperando a que terminara de hablar.

    -Creo que te equivocas en lo que dices-respondió mirándole muy seriamente-No tiene porque gustarte una persona solo porque quieras ser su amiga, también te puede gustar por otras cosas. Por lo que no puedes ir asegurando que no te gusta de esa manera cuando…-frunció muy ligeramente el ceño-no sabes lo que es que te guste alguien de esa forma. Igual que tampoco puedes utilizar como excusa que no os hayáis visto desde entonces, mi hermano no suele pasearse mucho por el castillo evita la mayoría de lugares; va de su sala común a las clases y de estas a la sala común, pasando por el gran comedor en las comidas-se detuvo para tomar aire-Así que es normal que no os hayáis visto de nuevo-aflojo la mirada.

    En el momento que Katherin le hablo a Catrina tanto de sus abuelos como del hecho de que tenía que convencer a su madre para visitarlos, noto como la otra parecía un poco confusa por lo que acababa de decir. No tuvo que cuestionarse nada por esa reacción, pues sabía que la actitud que tenía su madre no era del todo normal, cuando era pequeña como no se daba cuenta no le daba importancia pero a medida que fue creciendo y conoció a su hermano se dio cuenta que su madre no actuaba de una forma muy normal. Era cierto que recibía regalos de parte de sus abuelos cada año tanto por su cumpleaños como por navidad, pero nunca los había visto porque su madre siempre le decía que estaba muy ocupada para que fueran a visitarlos. Suspiro y movió la cabeza a los lados para disipar esos pensamientos que le hacían sentirse mal.

    -Bueno, Londres es muy grande. No tiene por qué toparse con su madre si va a visitarte. Siempre podéis quedar lejos de tu casa o por zonas que tu madre no frecuente. De todos modos, no la entiendo.

    -Por mucho que Londres sea muy grande mi madre lo sabría, hay mucha gente que nos conoce y si me vieran con Damon se lo dirían a mi madre y eso causaría muchos problemas-agacho la cabeza mirando hacia la mesa-Mi madre cuando se fue de Dinamarca lo hizo para olvidarse de todo lo que le había pasado, así que todo lo anterior a tenerme a mí para ella no existe y si le mencionan algo sobre ello se molesta muchísimo-tembló un poco al recordar una de las veces que su madre se enfado cuando hablaba por teléfono con su abuela.


    _________________

    -------------------------
    Iniciativa: 1
    Poder Mágico: 20%
    Habilidad Lógica: 20%
    Inteligencia: 40%

    Contenido patrocinado

    Re: Entre libros

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 6:28 pm