19 años despues


    Valery´s History

    Comparte
    avatar
    Valery
    Gryffindor
    Gryffindor

    Cantidad de envíos : 41
    Fecha de inscripción : 31/07/2009

    Valery´s History

    Mensaje por Valery el Dom Abr 18, 2010 2:01 am

    Nombre: Valery Christine Rowe

    Edad: 16

    Cumpleaños: 24 de mayo

    País: Londres, Inglaterra - Francia

    Sangre: Mestiza

    Mascota: si tuviera una, probablemente se le moriría porque olvidaría alimentarla.

    Descripción física: Cabello negro, largo y extremadamente lacio. Mide 1.45 mts, haciéndola una de las chicas más bajitas de su curso. Delgada y tez blanca, con la cara un poco afilada, labios rojizos y ojos azul claro.

    Personalidad:
    Extrovertida, traviesa, bulliciosa, parece una muñequita de pilas que nunca se acaban. Al parecer sufre de algún síndrome que motiva su habilidad de recordar todo cuanto escucha, aunque esto no esté confirmado; parece increíble que no haya sido diagnosticada de alguna enfermedad ya sea muggle o mágica siendo su madre sanadora, pero las personas simplemente lo ven como parte de su personalidad. Siempre esta metiéndose en problemas (haciendo travesuras principalmente) porque es la única forma de sacar toda la energía que tiene; si no lo hace, no puede dormir por las noches, provocandole insomnio. Es distraída la mayor parte del tiempo, pero cuando la situación lo requiere se convierte en una persona muy perspicaz. No suele enojarse, vive su vida al momento divirtiéndose al máximo, pero las pocas veces que se enoja, las cosas en la habitación no quedan intactas. A pesar de su personalidad abierta, se siente un poco sola ya que la mayoría de las personas que hablan con ella son muy superficiales, siendo esto un horrible defecto que considera que le impide acercarse verdaderamente a alguien. A pesar de que proviene de una famillia adinerada dentro del mundo mágico, jamás hace mención de ello ni se siente superior, dándole igual la posición social.


    Historia:

    Hija de Laurette y Andrew Rowe (magos), creció de manera solitaria en la lujosa casa de su abuelo, Paul Crownee (mago), en Francia, debido a que sus padres, sanadora asistente en jefe de St. Mungo y Jefe del Departamento de Cooperación Mágica Internacional respectivamente, pasaban demasiado tiempo fuera, quedando a cargo de su abuelo materno durante los primeros años de su vida.

    Fue en Francia precisamente donde mostró sus primero indicios de magia a los 4 años, cuando caminando por el inmenso jardín que años antes perteneció a su fallecida abuela Rosemarrie Crownee (maga), congeló a la criada que regaba las julietas. A partir de entonces, su abuelo tuvo que despedir a toda la servidumbre, dejando sola a la pequeña Valery con su excéntrico abuelo viudo, quien viajaba constantemente llevándola con él.

    También fue su abuelo quién se dio cuenta de la peculiaridad de la pequeña muñequita (Ma petite poupéeen francés, sobrenombre por demás cursi que el abuelo de Val le dio, en referencia a su tamaño y complexión). Comenzó a leerle a Shakespeare y otros clásicos para terminar dándose cuenta de que la niña podía repetir cualquier estrofa o incluso escenas completas de Hamlet tan pronto se las acabará de leer, o días después cuando en una conversación cualquiera le preguntara por ella.

    De esa manera, su abuelo le compro un reproductor portátil que le hacía llevar todo el tiempo con grabaciones de diferentes tipos, mayormente de historia y cultura universal.

    A los 8 años regreso a Londres con sus padres, queriendo compensarle los años desatendidos, pero fallando estrepitosamente. Valery se la pasaba en casa sola o en el parque jugando con los niños muggles, quienes la adoraban por ser la líder de la mayoría de las travesuras del barrio (travesuras de las que nunca se enteraban sus padres).

    A los 11 años le llegó su carta de Hogwarts, cosa que no le sorprendió, si no que más bien había estado esperando en solitario. Recibió mil galeones por parte de su abuelo materno y una sentida carta de su abuelo paterno, un muggle, Sir Bastian Rowe, siendo estos los únicos en ir a despedirla a la estación cuando tomó el expreso a Howarts.

    -Mi pequeña muñequita se va a Hogwarts… jo, te verías perfecta en el uniforme de Beauxbatones querida.

    -Mis padres quieren que venga a Howarts, quiero darles ese gusto Abuelo, ya sabes como son.

    -Sí, desinteresados. Si te vas ahora a Beauxbatones seguramente ni se darán cuenta. Anda, aún estas a tiempo –sugirió el anciano guiñandole un ojo a Valery.

    -¿Cómo es que le dices eso a Christine? –objetó Sir Rowe –sus padres lo han decidido, ella esta haciendo bien; no la mal encamines Crownee. Además… no esque sepa demasiado, pero he escuchado buenas cosas de esta escuela. Que es la mejor.

    Valery rodó los ojos. Ahí iban. Abuelito desenfrenado contra Abuelito estricto. Se echó a reír.

    -¿No creen que ya es un poco tarde para esta discusión? Ya me he comprado el uniforme de Hogwarts, y por lo que le hize a la tienda no creo que pueda volver ahí por un tiempo como para devolverlo –dijo como quien no quiera la cosa.

    -Ahhh… Ma petite poupée… tienes un espíritu único –se acerco y le abrazo, apretujandola cariñosamente –se muy feliz ¿de acuerdo? Escríbeme seguido.

    -Abuelo, odio escribir –dijo con una sonrisa tímida.

    -Bueno, le puedes mandar una de esas cosas a voz mágicas –sugirió el abuelo estricto.

    -También te contaré a ti Abuelo –se libró del abuelo cariñoso y fue a donde el mal encarado y le abrazó –siempre escuchaba los correos de voz que me mandabas, te quiero Abuelo… -se separó- digo, te quiero Sir Bastian Rowe! –exclamó teatralmente mientras se ponía firme y saludaba al estilo del ejercitó.

    -¡Christine!-se apresuro a bajarle la mano, mirando a todos lados –no hagas eso…

    -Me encanta tu cara de azorado Abuelo –río pícara.

    -Esa es mi chica –le felicitó el francés –ahora, se buena y sube al tren, no tarda en marcharse.

    -Yo siempre soy buena Abuelo.

    -Por favor Christine, no mates a nadie.

    -Lo que tú digas Abuelo!

    -----------------------------------------------------------------------
    En las primeras vacaciones de navidad Valery volvió a casa, con la promesa de sus padres de pasar las fiestas con ella. Su padre fue invitado a una fiesta organizada por el Ministerio de Magia, con un montón de adultos y ninguno dispuesto a charlar con ella. Fue allí donde conoció Rein Cooler, aurora de 19 años, huérfana, un prodigio y además una chica encantadora.

    Rein se convirtió en su mejor amiga después de aquella noche. De hecho, pasó el resto de las vacaciones de invierno en su pequeño departamento a las afueras de Londres (cosa a la que no se opusieron para nada sus padres). Hablaron, cocinaron –la afición de Rein es cocinar- y se divirtieron por 4 días enteros.

    Desde entonces pasa las vacaciones de invierno, pascuas y la mitad de las de verano con Rein, siempre y cuando ella no este trabajando (aunque en 2 ocasiones Rein llevó a Valery a una misión como aurora; de ahí que Valery conozca dementores y conozca hechizos como “Expecto patronum” y otros contra las artes oscuras).

    Desde que entró a Hogwarts Filch se la tiene jurada. A partir del segundo día específicamente le hizo un hechizo de “Ventisca” a Filch, muy complejo, demorando en contrarrestarlo las 2 primeras horas de clases y dándola a conocer como la chica problema de la nueva generación.

    ((Dios, que largo me quedo esto XD Hahaha))

      Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 6:23 pm